CLOSE

Problemas de parejas vinculados al estrés: ¿Cómo solucionarlos?

Si sospechas que atraviesas problemas de parejas vinculados al estrés, lo mejor es ser precavidos. Saber identificar cuáles son y de qué modo pueden abordarlos es clave para el bienestar de su relación. Conoce más en este artículo.
Problemas de parejas vinculados al estrés

El estrés es una reacción natural, pero puede ser problemática si no se maneja de forma sana. En este sentido, existen muchos problemas de parejas vinculados al estrés que pueden amenazar la estabilidad del lazo afectivo.

Para poder abordarlos es necesario aprender más sobre estos y conocer estrategias para resolverlos. En este artículo descubrirás información clave para lidiar con el estrés y tener una relación más armoniosa con tu pareja.

Artículo relacionado: ¿Cómo conectar con la pareja?: 11 consejos para lograrlo

Problemas de parejas vinculados al estrés: un enemigo común

Todas las personas sienten estrés ante diferentes estímulos en mayor o menor grado. Es una emoción normal que favorece la situación en circunstancias que el organismo percibe como peligrosas o amenazantes. Sin embargo, es posible que el estrés afecte a la salud cuando se presenta de forma prolongada en el tiempo. Lo cual puede ocurrir cuando existen factores que promueven esta respuesta.



Por ejemplo, la presión de tener que estudiar para un examen importante puede causar un estrés crónico. Y cuando esto ocurre de forma continua, comienza a afectar la salud tanto física como mental. Ahora llevándolo al ámbito de las relaciones románticos, podemos encontrar problemas de parejas vinculados al estrés.

Hay diversos factores que pueden generar estrés en alguno de los miembros de una relación o incluso ambos. Esto sumado a la falta de herramientas para lidiar con eso, termina causando conflictos entre ellos.

¿Cuáles son los problemas de parejas vinculados al estrés?

Ninguna pareja es igual a otra, por ende, todos los conflictos que puedan tener son distintos. Aunque, existen una serie de situaciones comunes que vivencia con frecuencia las parejas que sufren de mucho estrés. Veamos cuáles son.

Una comunicación pobre

El estrés es una emoción que surge y produce tensión en el organismo porque lo prepara para lidiar con peligro. De esta manera, es lógico que la comunicación entre una pareja se vea afectada a causa del estrés. Si tú o tu pareja se sienten tensos o irritados de forma constante, es fácil caer en una pelea. Este sentimiento hace que sea difícil expresarse de manera asertiva y eso genera todo tipo de roces.

Como resultado, los problemas van escalando y producen distancia entre la pareja. Pudiendo incluso llegar a un punto donde ya no sea posible solucionar y no quede otra opción más que la separación.

Falta de intimidad

Uno de los problemas de parejas vinculados al estrés más frecuentes es la falta de intimidad entre ambos. Si alguno siente estrés de forma constante, es normal que haya momentos donde quiera aislarse. Este es un mecanismo para intentar reducir la tensión. Pero puede que no sea visto de la misma manera por la otra parte que busca acercarse.



Además, la falta de intimidad genera distancia entre los miembros de la pareja y pérdida de la pasión. A su vez, esto genera conflictos que producen más estrés y más deseos por estar a solas lejos del otro.

Artículo relacionado: ¿Se puede estar enamorado de dos personas a la vez?: la psicología responde

Temor a la infidelidad e inseguridades

La baja autoestima, inseguridades y el temor a la infidelidad desembocan en el miedo a no ser suficiente. De esta forma, sentir que hay que dar todo de sí mismo para conservar la relación causa un gran nivel de estrés. Y eso conlleva a una gran variedad de conflictos con el otro. Lo cual puede agravar otras situaciones problemáticas que ya existen.

Grandes cargas de trabajo

Los compromisos laborales son un factor externo fuera del control de la pareja. Cuando hay exceso de trabajo, el estrés es una cuestión de todos los días. Eventualmente, esto termina pasando factura en la vida de la persona y sus relaciones.



Entonces aparecen los diferentes problemas de parejas vinculados al estrés que ya mencionamos. Lo que también hace que sea más complicado lidiar con el estrés laboral y puede resultar en un colapso emocional.

¿Cómo solucionar los problemas de pareja vinculados al estrés?

Todos los factores antes mencionados generan estrés y una serie de problemas desagradables para la pareja. Si no se atienden, es probable que adquieran mayor intensidad y terminen en una crisis grave para la relación. A continuación, estudiaremos algunas estrategias que pueden ser clave para mejorar la relación de pareja.

Identificar qué causa el estrés

Es importante que como pareja vean al estrés como un enemigo que tienen en común. Para poder derrotar a su enemigo, necesitan saber a qué se enfrentan. Una buena forma de hacerlo es manteniendo una conversación honesta y abierta sobre sus problemas. Así, podrán ver de forma más clara donde se encuentra el estrés y será más sencillo abordarlo.

También podrías leer: ¿Cómo superar el miedo a la infidelidad en las relaciones de pareja?

Establezcan acuerdos

Una vez que han conseguido detectar cuál es el origen del estrés, es momento de buscar la solución. Como pareja, será necesario que establezcan acuerdos para atacar estos focos estresores y conseguir bienestar. Es fundamental que se planteen metas claras y realistas para su relación para solucionar los problemas de parejas vinculados al estrés. De nada sirve crear objetivos que no serán alcanzados y solo contribuirán con el conflicto.

Ayúdense y motívense mutuamente

Cada quien tendrá sus propias circunstancias estresantes y es esencial que se apoyen el uno al otro. Intenten ayudarse a alcanzar sus metas personales para reducir el estrés y reconozcan sus progresos. Esto también será útil para mantenerse motivados en su resolución de mejorar cómo lidian con el estrés.

Busquen ayuda profesional para los problemas de parejas vinculados al estrés

Lidiar con el estrés por cuenta propia es posible, pero a veces el problema puede ser más grande que los recursos para abordarlo. En consecuencia, no habrá una salida sana por más que intenten buscarla.



En esa situación, lo mejor es recurrir a un profesional en terapia de pareja. Con la ayuda de un tercero es más sencillo ver las cosas desde otra perspectiva. Así como también idear estrategias para atacar los problemas y conseguir la armonía anhelada.

Por último, es relevante señalar que la decisión de ir a terapia debe ser mutua. De nada sirve ir a una sesión sintiéndose obligado, recuerda que el trabajo en equipo es esencial para resolver los problemas de parejas vinculados al estrés.



 

 

Referencias:

  • Barrio, JA. “EL ESTRÉS COMO RESPUESTA.” International Journal of Developmental and Educational Psychology 1.1 (2006): 37–48. Print.
  • Espinosa, Jhon-Franklin et al. “Influencia Del Estrés.” Archivos venezolanos de farmacologia y terapeutica 39.1 (2019): 1–8. Archivos venezolanos de farmacologia y terapeutica. Web.
  • Nava Quiroz, Carlos, Laura Orihuela Rivera, y Cynthia Vega Valero. “RELACIÓN ENTRE ESTRÉS LABORAL Y ESTRÉS COTIDIANO.” Revista Electrónica de Psicología Iztacala 19.2 (2016): n. pag. Print.