Estar en una relación inestable: 11 señales de alerta

estar en una relación inestable. foto de pch.vector
Estar en una relación inestable no es exclusivo para las parejas. Foto de pch.vector en Freepik.

 

Estar en una relación inestable y abusiva consiste en ser víctima de una o varias agresiones físicas, verbales y/o psicológicas. Las cuales producen que la estabilidad emocional de una persona se pueda ver afectada. Esto puede ocurrir en cualquier tipo de relación, ya sea de pareja, de amistad, o con algún familiar.

Por lo tanto, en esta ocasión te traemos las características que pueden presentarse en una relación inestable para que descubras si te encuentras en una y así puedas diferenciarla de una relación estable y sana:

1. Comunicación poco fluida o efectiva

Una de las bases fundamentales para toda relación es una comunicación efectiva, donde ambas partes puedan compartir sus gustos, deseos y distintos puntos de vista. Cuando la comunicación se ve afectada, muy probablemente también se vea afectada la relación, ya que ambas partes no podrán entenderse y esto traerá conflictos.

2. La otra persona te hace prohibiciones

Surge cuando la otra persona te prohíbe salir con tus amigos, reunirte con algún familiar o hacer tu actividad favorita sin una razón válida o lógica. Es decir, cuando no te deja practicar algún deporte porque ahí te relacionas con otras personas, o no te permite tener amistades del sexo opuesto. Este tipo de actitudes pueden ser de una persona controladora.

3. No existe confianza

Cuando la situación antes mencionada surge en la relación, puede deberse a la desconfianza. La confianza al igual que la comunicación es una parte fundamental para toda relación, esta nos permite creer en la otra persona, en sus buenos actos y palabras, sin necesidad de estar vigilándola o acechándola.

4. No puedes expresar tu opinión libremente

Este punto tiene relación con la comunicación, y ocurre cuando no expresas tu opinión o puntos de vista por miedo a sentirte juzgado o criticado por la otra persona. Ya sea porque ha ocurrido antes o por lo radical que puede ser el otro en su forma de ser y pensar.

5. No hay empatía

Suele ocurrir cuando dejas de sentir ese apoyo o comprensión de parte del otro, que no piensa en ti o lo que sientes, o que actúa sin pensar en tus sentimientos. Es importante para no herir o incomodar al otro, tomar en cuenta su opinión y sentimientos.

6. No hay privacidad

Una relación consta de dos partes pero es importante que cada una de ellas tenga su espacio y privacidad. Cuando se hace presente el revisar el teléfono del otro, no querer dejar que salga con otras personas o invierta tiempo en sí mismo, se hace presente esta incómoda situación de no darle privacidad a la otra persona.

7. Discusiones constantes

Si bien es cierto que en cualquier relación hay altos y bajos pero debemos estar atentos ante esta señal. Cuando en una relación reinan más las discusiones que la armonía es una alerta importante que debemos tomar en cuenta. Ya que esto nos puede frustrar, molestar y provocarnos una inestabilidad emocional significativa, la cual no es sana para ninguna de las dos partes ni para la relación.

8. Humillaciones verbales

Este punto se ve presente cuando una de las partes suele hacer bromas de mal gusto constantemente sobre el aspecto físico, preferencias u opiniones del otro, suelen hacerlo en público para hacer ésta situación más humillante e incómoda. También puede presentarse con ofensas o insultos.

9. Agresiones físicas

Cuando el empujar, rasguñar o golpear se hacen presentes en la relación, surge una inestabilidad tanto en la relación como a nivel emocional. Debido a que se está siendo víctima de un agresor y esto puede representar un gran peligro en tu vida y de quienes te rodean, tanto a nivel físico como psicológico.

10. Manipulación psicológica

Puede presenciarse de distintas maneras, una de ellas es cuando una de las personas que conforma la relación toma el papel de víctima para conseguir lo que desea, o te chantajea para lograr que hagas lo que quiere. Por lo general, cuando esto ocurre comienzas a hacer las cosas más por y para esa persona que para ti mismo.

Artículo relacionado: Gaslighting y sus señales de advertencia

11. Dependencia emocional

Ocurre cuando una de las partes siente constantemente que tiene miedo de ser abandonado, reemplazado o no querido. Estas personas necesitan ser validadas por el amor o la opinión del otro, y recalcan continuamente que no son suficientes o merecedores del amor de la otra persona. Si escuchas frases como “eres demasiado para mi” o “no merezco todo lo que haces por mí”, probablemente sea una señal más que indica que estas en una relación inestable.

¿Te encuentras en alguna de estas situaciones? ¿Quieres saber qué hacer para salir de ellas? Aquí te dejamos algunas recomendaciones para abordar la situación.

Estar en una relación inestable: ¿Qué hacer al respecto?

Si te identificaste con las algunas de las señales mencionadas con anterioridad seguramente esa relación te está generando malestar físico y/o psicológico, es importante que tomes cartas sobre el asunto. Por esta razón te traemos las siguientes recomendaciones:

1. Recuerda que no estás solo

Aunque en ocasiones podamos sentir que estamos solos o que esta situación solo nos pasa a nosotros, no es así. Puedes crear una red de apoyo con tus familiares, amigos o allegados que puedan ayudarte y brindarte el apoyo necesario para encontrarle una solución a tu problema.

El amor propio es clave para salir de una relación inestable. Foto de Freepik.

2. Busca ayuda con un profesional

Tener el apoyo de la familia y amigos es importante, contar con el apoyo y conocimiento de un psicólogo también lo es. Ya que puede darte una perspectiva distinta de la situación y así brindarte las herramientas necesarias para que le encuentres una solución a la situación que estas atravesando.

3. Ponte en primer lugar

Toma en cuenta lo que vales y mereces, piensa en si esta relación inestable vale tu tranquilidad y paz mental. Es importante poner tu salud física y mental como prioridad. Esto te ayudará a salir de una relación donde te menosprecien o no te den el valor y la importancia que ameritas.

Artículo relacionado: Terminar una relación: ¿Qué hacer después?

4. Dedícate tiempo

Cuando somos parte de una relación inestable, donde presenciamos situaciones abrumadoras, es muy probable que nos sintamos agotados, estresados o frustrados. Es recomendable que en esos momentos te dediques tiempo a ti mismo, ya sea saliendo de la rutina e intentando cosas distintas, o compartiendo con algún ser querido.

Articulos relacionados