Conflictos de pareja y su relación con el estrés

Son muchos los factores estresantes que pueden causar conflictos en las relaciones, así como conflictos que pueden causar estrés.
conflictos de pareja y su relación con el estrés
conflictos de pareja y su relación con el estrés
La relación entre el estrés y los conflictos de pareja ha sido ampliamente estudiada por la psicología.

No hay que hablar sobre lo perjudicial que puede ser el exceso de estrés en nuestras vidas. Y gracias a este, también muchos conflictos de pareja pueden hacerse presentes en una relación. Pero antes de estudiar cómo ambas variables se relacionan, definamos qué es el estrés y cómo interviene en nuestras vidas. 

Artículos relacionados:

¿Qué es el estrés?

El estrés se entiende como un estado psicológico caracterizado por una sensación de frustración y/o desorganización en nuestras ideas. Así como sentimientos de ira, miedo, depresión y hasta apatía hacia los demás.

Este estado está potenciado por una reacción fisiológica primitiva. De esta manera, ante una situación que está fuera de nuestro control se activa un mecanismo neurológico y hormonal que desencadena una respuesta de huida o lucha.  

A lo largo de la vida viviremos eventos que generan estrés, puesto que es una reacción totalmente normal que nos ayuda a lidiar con la adversidad. Las consecuencias, entonces, provienen de estar en un constante estado de estrés. En este sentido, la clave está en la gestión del mismo. 

Sin embargo, si no se logra controlar bien, la acumulación de estrés puede producir varios resultados indeseables. Incluso puede ser el detonante para diversos conflictos de pareja. 

Conflictos de pareja y estrés

La mala gestión del estrés es responsable de muchas afecciones emocionales y fisiológicas. Y las relaciones de pareja no quedan exentas de esto. Los problemas de pareja causados por el estrés, a largo plazo pueden deteriorar el vínculo.

Igualmente, los conflictos también pueden producir tensión y estrés en una de las partes o en ambas. Transformándose en un circulo vicioso que obligará a largo plazo a la pareja a su ruptura, o a asistir a terapia en el mejor de los casos. Ahora pasamos a la siguiente pregunta: ¿Cómo es la relación entre los problemas de pareja y el estrés? 

Los problemas entre parejas principalmente se deben a la mala comunicación, a la inseguridad de perder al otro y temas de sexualidad, celos, entre otras. Y todos estos motivos pueden ser factores estresantes para alguna de las dos partes, o incluso ambas. 

<a href='https://www.freepik.es/fotos/personas'>Foto de Personas creado por yanalya - www.freepik.es</a>
Diversas situaciones pueden generar tensiones en una relación y desencadenar conflictos.

La tensión en la relación es predominante, y los síntomas emocionales del estrés se hacen notar en forma de irritabilidad, episodios de ira, tristeza, entre otros. Además de la aparición de pensamientos fatalistas, que a su vez causan mucho más estrés y ansiedad. 

Por otro lado, mencionamos que es un círculo vicioso, y es que el estrés traído de otras situaciones que no necesariamente son conflictos de pareja también pueden causarlos. Una situación laboral precaria para alguna de las partes, sobrecargas de tareas en el hogar, una tragedia familiar, el diagnóstico de una enfermedad, entre otros, fácilmente pueden afectar la relación.  

No obstante, como también mencionamos anteriormente, todo se basa en cómo se gestionen todas estas emociones y reacciones.

Solucionando los conflictos de pareja

cómo resolver conflictos de pareja
Reconocer el problema es el primer paso para comenzar a trabajar en posibles soluciones.

El identificar que posiblemente la situación entre ambos esté produciendo una reacción estresante, la cual empeora paulatinamente la situación, es el primer gran paso.

Ahora queda detectar el verdadero origen del problema ¿Hay celos involucrados en esto? ¿Una de las partes tiene una sobrecarga de trabajo? ¿Existe un evento externo estresante que los involucra a ambos? Todas son preguntas que vale la pena hacerse.

Es muy probable que para esto se necesite de la asistencia de un profesional. La terapia de pareja puede ser útil a la hora de detectar el problema. Igualmente, ayudará en la identificación de las emociones que están involucradas en la situación estresante. Para así establecer una serie de objetivos que pueden colaborar tanto en la gestión de esta reacción, como para el día a día de la pareja.

Esto conlleva a una evaluación del mismo progreso de ambas partes en la relación y en el trabajo terapéutico. Pero con una mirada objetiva y profesional que brinda mucha más motivación.  El progreso de la terapia se basará en la cantidad de esfuerzo y tiempo se le dedique.

Probablemente, el amor no se haya ido en un corto lapso de tiempo completamente, pero los conflictos de pareja no tampoco desaparecerán de la noche a la mañana. Queda de parte del par la mejoría de su relación, además de enfocarse de manera individual en la gestión de la reacción del estrés.

 

 

Referencias

  • Cidoncha, A (2017) Satisfacción, conflictos y consecuencias psicológicas en las relaciones de pareja: Una revisión bibliográfica (Trabajo de pregrado). Universidad Jaime I. Disponible en: http://repositori.uji.es/xmlui/handle/10234/173374
  • Daneri, M. (2012). Psicobiología del estrés. Universidad de Buenos Aires.
  • Regueiro. A. (s/f). ¿Que es el estrés?. Universidad de Málaga.