Psicología de la emoción: Dimensión y funciones

Existen diversas teorías que intentan explicar las funciones y características de las emociones.
Psicología de la emoción
La psicología de la emoción nos ayuda a entender el espectro completo de estas. Foto de rawpixel.com

Un área de la psicología se encuentra conformada por muchos modelos teóricos, esto se debe a que es un campo de investigación bastante amplio. Todo esto como consecuencia de que los estudios sistemáticos en esta área suelen ser reciente, ya que hace muchas décadas los estudios realizados fueron bastante escasos. Eso se debe a que la metodología utilizada actualmente es muchísimo más variada y diversa. Hablamos de nada más y nada menos que de la psicología de la emoción

¿Qué señala la psicología de la emoción?

Se puede entender la emoción como una experiencia multidimensional, la cual se ve conformada por tres sistemas de respuesta que son:

  • Cognitivo/Subjetivo
  • Conductual/Expresivo
  • Fisiológico/Adaptativo

Es importante resaltar que este planteamiento coincide bastante con un modelo tridimensional de la ansiedad, el cual fue propuesto por Lang durante el año 1968. Para lograr comprender en su totalidad lo que es una emoción, es importante entender las tres dimensiones por la que está se puede manifestar. Esto de cierta manera teniendo en cuenta que puede resultar similar a la ansiedad, ya que puede existir cierta disincronía entre lo que son los tres sistemas de respuesta.

Cada una de las dimensiones puede tener cierta relevancia en una emoción en concreto, persona en particular o una situación determinada. Es por ello, que las diferencias que suelen existir entre los modelos teóricos que conforman la psicología de la emoción, se deben al papel que se le otorga a cada una de las dimensiones.

Dimensiones de las emociones

Desde la aparición de la psicología como ciencia, se han hecho múltiples intentos para lograr analizar la emoción desde sus componentes principales, para que de esta manera se permitiera su clasificación y distinción. Una de las teorías más resaltantes en este aspecto es la teoría tridimensional del sentimiento propuesta por Wundt en 1896. La cual expone que la emoción se puede analizar desde tres dimensiones:

  • Agrado-Desagrado
  • Tensión – Relajación
  • Excitación-Calma

Las emociones se pueden entender como una combinación especifica de dichas dimensiones. Luego de las dimensiones propuestas por Wundt, se comenzaron a proponer otros planteamientos que buscan de esta manera caracterizar las emociones. Sin embargo, las únicas que siguen siendo aceptadas por muchos autores, son la dimensión de agrado-desagrado y la intensidad de la reacción emocional propuesta por Zajon en 1980.

Tal vez te pueda interesar:

 

Dimensión agrado-desagrado

A pesar de los estudios sobre las dimensiones independientes que han existido, resulta sumamente complicado lograr clasificar en su totalidad a cada una de las emociones. Sin embargo, la dimensión agrado-desagrado es bastante exclusiva y característica en comparación al resto en relación a las emociones.

La dimensión alguedónica que indica placer-displacer es bastante característica en cada una de las emociones durante cualquier proceso psicológico que se esté presentando. De esta manera se llega a la conclusión de que la emoción es una experiencia afectiva, que puede resultar una experiencia afectiva agradable o desagradable. La cual supone una cualidad netamente fenomenológica característica y compromete a 3 sistemas de respuesta:

  • Cognitivo – Subjetivo
  • Conductual – Expresivo
  • Fisiológico – Adaptativo
Una forma de clasificar las emociones es con el criterio de agradable-desagradable. Foto de Freepik

La psicología de la emoción: Funciones

Es importante dentro de la psicología de la emoción conocer acerca de las funciones que poseen las emociones, lo cual permite poder generar reacciones conductuales apropiadas. Es por ello que hasta las emociones desagradables pueden tener funciones importantes tanto para la adaptación social como para el ajuste personal.

De esta manera según Reeve (1994) la emoción se encuentra compuesta por tres funciones principales las cuales son: Funciones adaptativas, funciones sociales y las funciones motivacionales.

Funciones adaptativas

Las funciones adaptativas pueden ser consideradas como unas de las mas importantes, ya que se encargan de preparar al organismo. Para que de esta manera ejecute de forma satisfactoria la conducta exigida según las condiciones ambientales, dirigiendo así toda la energía necesaria hasta un objeto determinado.

La importancia que poseen las emociones como un mecanismo adaptativo fue propuesta por Darwin (1872-1984). Quien argumentó que las emociones facilitan una conducta apropiada, lo cual les otorga un papel importante dentro de la adaptación. Los autores que logran tener mas relevancia con respecto al análisis de las funciones adaptativas de las emociones son:

  • Plutchik (1970)
  • Tomkins (1984)
  • Izard (1984)
  • Ekman (1984)

Cada uno de ellos se centra también en el estudio de la expresión de las emociones, análisis diferencial de las emociones básicas. Así como estudios transculturales de las emociones y por último las funciones específicas que estas poseen.

Funciones sociales

Es una de las funciones principales de las emociones, ya que facilita la aparición de conductas que sean apropiadas. Esto se debe a que al expresar una emoción las demás personas pueden lograr predecir el comportamiento que vendrá, asociado con la misma y esto tiene un gran valor en los procesos de relaciones interpersonales. De esta forma, el autor Izard (1989) señala varias funciones sociales que poseen las emociones.

La primera es facilitar la interacción social, controlar la conducta de las demás personas. Además de que permite la comunicación de los estados afectivos o incluso logra promover la conducta prosocial. En dicho sentido, podemos tomar como ejemplo que las emociones como la felicidad. La cual favorece enormemente los vínculos sociales y adicional a eso las relaciones interpersonales. Por el contrario, emociones como la ira generan respuestas muy distintas como la evitación o confrontación.

En ambas partes se puede llegar a considerar que al expresar una emoción se involucran una serie de estímulos discriminativos, los cuales hacen que los seres humanos puedan realizar conductas apropiadas. Por último, es importante destacar que la represión de las emociones tiene una función social. Bien sabemos que la emoción desde un principio es un proceso adaptativo, por esa razón es que es necesaria la inhibición de las reacciones emocionales. Las cuales sin duda pueden lograr alterar las relaciones sociales o incluso, también pueden llegar a afectar la estructura y funcionamiento de un grupo o cualquier sistema organizacional social.

Funciones motivacionales

Existe una relación intima entre lo que es la emoción y la motivación, esto se debe a que son experiencias presentes durante cualquier actividad. La cual posee dos principales características, ya sea una conducta motivada, dirección o intensidad. Es por esa razón que una emoción energiza a la conducta motivada; cuando una conducta se encuentra cargada emocionalmente se realiza de una manera mucho mas vigorosa.

Como se ha mencionado con anterioridad cada emoción tiene una función adaptativa, que garantiza la ejecución eficaz de la conducta necesaria ante cada exigencia. Por ejemplo, en el caso del cólera facilita reacciones defensivas. La alegría permite la atracción interpersonal o la sorpresa, la cual genera la atención ante estímulos novedosos y de esta manera así cada una de las emociones.

La relación existente entre la motivación y emoción no se limita solamente a que toda conducta motivada puede producir reacciones emocionales. Sino que de igual forma cualquier emoción puede lograr determinar la aparición de una conducta motivada. De esta manera dirigirla hacia un objetivo y que de esta manera se pueda ejecutar en su mayor intensidad.

Finalmente se podría decir que cualquier conducta que se encuentre motivada, es capaz de producir una reacción emocional. Y al mismo tiempo esa emoción, es capaz de facilitar la aparición de algunas conductas motivadas y otras que no lo son.

La psicología de la emoción, entonces, es un tema sumamente amplio que abarca infinidades de teorías y planteamientos. Sin embargo, poco a poco nutrirnos acerca de esta grandiosa rama. La cual busca comprender las emociones donde el ser humano día a día experimenta y que incluso en ocasiones no lo logra reconocer.

Referencias:

Articulos relacionados