El efecto de los juguetes en los niños

El efecto que tienen los juguetes en los niños es importante para el desarrollo de sus habilidades sociales y cognitivas, al momento de escoger los juguetes se debe tomar en cuenta la edad.
El efecto de los juguetes en los niños
El efecto de los juguetes en los niños
Los juguetes representan un factor de desarrollo para los niños.

La infancia es una etapa que suma gran importancia a la vida de cualquier ser humano, es la etapa donde nos desarrollamos, aprendemos a hablar, descubrimos emociones, sentimientos, y un sinfín de cosas más. El efecto de los juguetes en los niños tiene un rol fundamental, ya que les acompaña y ayuda a llevar esta etapa de una manera más didáctica, fácil y divertida. Mediante el juego se aprende de formas y texturas, colores, olores e incluso sabores. El juego es tan importante como la higiene, la alimentación o la educación.

¿Cuál es el efecto de los juguetes en los niños?

La influencia de los juguetes es variada en los niños, y depende de factores como la edad, la etapa en la que se encuentra el niño, y los implementos que se utilicen; ya sean pelotas, cubos, plastilina, sonajeros, los gimnasios para bebés, muñecas de trapo, entre otros juguetes que ayuden al niño a explorar el mundo. El efecto de los juguetes en los niños es importante para vincular adecuadamente el mundo exterior con ellos, tomando en cuenta que aprenden a manejar sus emociones. Además, socializan con otros niños, se vuelven más creativos, desarrollan su lenguaje y habilidades cognitivas.

Tal vez te pueda interesar:

Etapas del desarrollo evolutivo

Etapas del desarrollo
La etapa del desarrollo evolutivo es importante al momento de escoger los juguetes.

A continuación presentamos las etapas de desarrollo infantil, desde el momento del nacimiento, y el efecto de los juguetes en los niños según sus respectivas edades.

1. De los 0 a los 6 meses

Durante los primeros meses de vida es cuando el bebé experimenta más cambios, sobre todo en el ámbito psicomotor (Esteban, 2019). Se entiende que el desarrollo psicomotor es la habilidad básica que adquiere el bebé de moverse, hablar o reconocer a quienes lo rodean, el bebé pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, pero luego comienza a ejercer las funciones antes mencionadas.

En función a lo antes mencionado, es recomendable emplear los siguientes juguetes con un infante que se encuentre entre los 0 y 6 meses de vida; las sonajas, ayudaran a que el bebé pueda agudizar su audición, así como los movimientos con sus brazos; los gimnasios para bebés, también son un juguete que lo estimulará a moverse.

2. De los 6 a los 12 meses

En esta etapa los bebés comienzan a ser un poco más independientes, comienzan a gatear, y manejan una comunicación no verbal efectiva (también son capaces de articular algunas palabras). Es una etapa donde comienzan a sentarse por sí solos, e incluso intentan ponerse de pie. Debido a los grandes avances que logra el bebé en esta etapa, es importante estimular este desarrollo con juguetes como gimnasios musicales, andaderas saltadoras, mordedores, entre otros.

3. De los 12 a los 18 meses

En la presente etapa el bebé ya tiene un mayor dominio de sus movimientos y del mundo exterior. Es capaz de sujetar objetos por sí mismo, de correr, saltar, e interactuar con otras personas (a pesar de que no es capaz aun de pronunciar palabras por completo). Sobre los 18 meses normalmente es capaz de decir entre 18 y 20 palabras reales. Es ideal que en esta etapa se puedan emplear juguetes como; pelotas o carros grandes, que motiven su movimiento, y que le sean de utilidad para reforzar los conocimientos adquiridos hasta el momento.

4. De los 18 a los 24 meses

Al llegar a esta edad el bebé es capaz de pronunciar más de cien palabras. También logra identificarse tanto por su nombre, como al verse en el espejo. El infante muestra mayor apego por sus padres y demás allegados, trata además de imitar al adulto y sus acciones, y lo puede aplicar al jugar. Es importante que se integren muñecos, títeres o disfraces a los juguetes del bebé. Así podrá aprender a expresarse con ayuda de ellos.

5. El efecto de los juguetes en los niños de 2 a 4 años

Es notorio que durante esta etapa el desarrollo social y cognitivo cobra gran relevancia. El niño se comienza a interesar por los colores, números, formas y letras. Es fundamental integrar esto a sus juguetes mediante libros para colorear, puzzlez, ábacos de madera o bloques de construcción.

6. El efecto de los juguetes en los niños de 4 a 6 años

Al niño alcanzar esta etapa se nota un cambio significativo en comparación con la etapa inicial, ya asiste al maternal o jardín de infantes (donde el juego no se centra solo en él o sus padres). En esta etapa tiene la oportunidad de compartir juguetes con otros niños. Por lo general, se emplean juguetes como; la cocinita, pintadedos, carritos, legos, o cualquier otro juguete que pueda ser compartido entre dos o más niños.

7. El efecto de los juguetes en los niños de 6 a 11 años

Por último, tenemos que el niño entra a la edad escolar (donde ocupa la mayor parte de su tiempo). Aun así, sigue empleando juguetes, como bicicletas, patines, metras o juegos de mesa, los cuales son un muy buen estimulante para sus habilidades cognitivas.

Beneficios psicológicos de los juguetes

Ya que definimos los juguetes que pueden implementarse con los niños según su edad y etapa del desarrollo, es de importancia hacer énfasis en que el juego debe ser una actividad para su recreación. La hora del juego y los juguetes no deben representar una presión u obligación para los niños, esto debe ser un rato ameno, cómodo y sobre todo lleno de diversión. Donde el niño se desarrolle de manera didáctica.

Los juguetes resultan ser muy beneficiosos para el desarrollo biopsicosocial del niño, es decir, con herramientas como los juguetes podemos estimular al niño en aspectos biológicos, psicologicos, y sociales durante su crecimiento. Ya que distintas áreas de su cerebro se ven involucradas durante la actividad lúdica con juguetes.

Referencias:

Articulos relacionados