La concentración en el deporte: El caso de los penaltis

Aquí verás como la capacidad de concentración de un jugador puede influir en cualquier deporte. Pero especialmente en los penaltis.
Concentración en los penaltis

La dicotomía de que la concentración puede ser el amigo o enemigo del deportista es más común de lo que pensamos. Su capacidad de concentración en el deporte lo puede convertir en un jugador intachable, o jugar en contra de él mismo. 

En este contenido te damos a conocer todos los elementos que giran entorno a este crucial momento, y cómo la concentración maneja los resultados deseados. 

Hablemos de la concentración…

Es la pieza esencial de la fuerza mental. Para hablar de la concentración en el deporte, debemos entender el concepto de forma general. La concentración es el sostenimiento de la atención durante un tiempo considerable, según lo exija la situación presente.

Suele ser un elemento delicado, más allá de considerarse importante. Esto es debido a que toda acción, por sencilla que parezca, requiere concentración. Y mucho más cuando se trata de una acción totalmente significativa para la persona. 

Sin embargo, con frecuencia ésta deja de convertirse en aliada, y trae dificultades en el día a día. Pero también en el campo de juego. La razón se debe a que existen varios tipos de concentración, y conforme avanza el partido debe cambiar.

¿Qué implica perder la concentración en el deporte? El ejemplo de los penaltis

Mantener la concentración resulta agotador, porque a lo largo del tiempo exige mayor esfuerzo. En consecuencia, el futbolista tiene la necesidad de permanecer concentrado durante 90 minutos. Además, es un elemento que influye sobre otros aspectos psíquicos. Si ésta llega a desviarse perjudica el control emocional, y la autoconfianza.

En el partido, el penalti es un momento clave y tenso. Para que el jugador logre golpear el balón con éxito debe ignorar las perturbaciones externas e internas. Si la mirada sale del punto penal hacia los confines del estadio, con ella también se irá la concentración. Por tanto, tomar sólo los estímulos relevantes logrará un movimiento preciso. 

¿Qué es relevante durante un penalti?

En esta etapa el rugir del público y la presión de los otros jugadores es más perceptible para el individuo. Además, de ser un momento imperdible para las cámaras de televisión, si es el caso. Complementando estos factores, pueden sobrevenir pensamientos de incertidumbre y juicio como «Este es el golpe más importante del partido» acompañado de un típico «¿Y si fallo?»

Por ello es crucial conservar el foco atencional en algunos puntos importantes que aportan información relevante desde el punto penal. Veámoslo:

  • La portería.
  • La posición del portero.
  • La posición del balón
  • El movimiento del cuerpo y de los pies cuando lo golpeas.

Conservar la atención en estos elementos hará que se mantenga una mejor concentración al momento de patear un tiro desde el punto de penal. Esto aumentara las probabilidades de conseguir marcar el gol deseado.

¿Qué factores afectan en la concentración en los penaltis? 

Concentrarse en un objetivo consistente es más difícil de lo que suena. Intervienen un sinfín de factores, incluso más allá de la presión que se pueda sentir en el momento. Es por ello que a continuación, enumeramos esa serie de elementos que intervienen durante la concentración en los tiros penaltis.

1. Concentrarse en el pasado

Entrar al partido sobrellevando desconfianza en algún punto ancla al jugador. Por tanto el control emocional se pierde y afecta la concentración. De inmediato la reacción ante el juego se torna impulsiva, sin meditar las consecuencias. Es por ello que los entrenadores ofrecen entrenamiento mental, ideal para poner de lado las emociones. 

2. Concentrarse en el futuro

Divagar sobre acciones futuras, como las consecuencias del partido, afectan la concentración de manera global. En estos casos, se lidia con la incertidumbre ante el terreno de juego. Por lo que suelen aparecer pensamientos intrusivos como » ¿Qué tal si perdemos?», o por el contrario se festeja el gol antes de marcarlo.

3. El estrés afecta la concentración en el deporte

Por otro lado, existen agentes internos que repercuten directamente. El estrés es el principal disminuidor atencional gracias a la presión que ejerce. Estar bajo presión te impide concentrarte en estímulos importantes, y de ellos depende tener la victoria como jugador.

Es por ello que el penalti es considerada una posición en la que el jugador tiene posibilidades nulas de fallar, pero aún así falla el gol. De esta manera tan insidiosa puede intervenir el estrés. 

4. El agotamiento afecta la concentración en el deporte

Un jugador extenuado difícilmente puede tener concentración para los penaltis. En contraste, el punto de atención se dirige al cuerpo. Por tanto un cuerpo cansado y fatigado interfiere en la concentración. 

Como se mencionaba en el apartado anterior, mantener la concentración por un tiempo prolongado es agotador. Esto aunado al cansancio físico se torna contraproducente. Es importante recordarte, además de la forma física, la importancia del entrenamiento mental para estos momentos. 

Tal vez te interese:  Entrenamiento mental en deportes: ¿De qué se trata?

5. Enfocarse sólo en sensaciones internas

Evaluar deliberadamente lo que está sucediendo en el ámbito emocional, implica perderse de lo que acontece en el terreno. Incluso, detenerse en las sensaciones corporales; dolores e incomodidades, ocupa nuestras mentes. Sin embargo para demostrar su máxima habilidad, es necesario que la mente y el cuerpo estén en consonancia.

 La sincronía entre cuerpo y mente dirigen un movimiento en el  momento, velocidad y ángulo correctos. Así el balón será dirigido al lugar deseado. 

¿Cómo lograr mantener la concentración en este caso?

El tipo de concentración en los penaltis debe ser reducida. En otras palabras, el jugador debe gestionar la información de un sector estrecho dentro de su campo visual. Esto implica que el  jugador debe concentrarse dentro del penalti, solo en el tramo entre el balón y la portería. 

Para revelarte el secreto, aquí le mostramos algunos métodos importantes utilizados en este excitante momento. 

Concentración en los penaltis

1. Centrarse el presente

Como se había mencionado antes, el propósito de la concentración es atender al presente. Eso implica analizar sólo lo que sucede en momento del partido. Por consiguiente, sólo existe un objetivo a lograr con el balón. Algunos especialistas expresan que se debe jugar con los pies y la cabeza, y no con las emociones.

Para lograr esto, se debe identificar con qué facilidad se desvía la atención. Además, existen un sin número de ejercicio para reforzar la concentración. 

2. Aprende a no evaluar tus acciones mientras estás jugando

Poner notas «buenas o malas» acerca de las acciones ejecutadas es un elemento distractor. Por tanto evita emitir juicios en este momento.  Rumiar las críticas propias también disminuye la autoconfianza. Sin pensarlo se convierte en una afección en espiral, interfiriendo en otras funciones mentales. 

Es necesario estar consciente de las acciones y resultados, sin engancharse en acciones del pasado. 

3. Controla tu campo visual

La información con mayor relevancia se obtiene a través de la visión. El futbolista depende principalmente de ello.Mantener la mirada enfocada dentro de los límites del terreno es importante. Sin importar lo que ocurra fuera de él, el jugador debe continuar hasta el último minuto.

Para analizar y controlar las situaciones que van cambiando en el juego, el campo visual se amplía y reduce para obtener datos estratégicos.

4. Controla tus pensamientos y emociones 

Suele ser común en jugadores profesionales manifestar gestos o muecas antes de un tiro importante. El jugador ordena con una acción corporal desvanecer los pensamientos y presiones. Impedir que aparezcan estos pensamientos requiere de entrenamiento. Asimismo, respirar hondo, cerrar el puño o las palmadas son maneras de disiparlos. 

Al convertir esto en un hábito, se hará automático el  enfoque de la concentración,además cuentas con el método de las auto instrucciones.

Referencias

Articulos relacionados