CLOSE

Autoestima: ¿Cómo mejorar la percepción de alguien sobre sí mismo?

¿Conoces a alguien con problemas de autoestima y deseas ayudarle? Prestarle apoyo puede tener un papel importante para su mejoría y en este artículo, conocerás 5 estrategias útiles para hacerlo. ¡No dejes de leer!

Cuando conocemos a una persona que tiene una mala percepción de sí mismo, es posible decir que tiene baja autoestima. Y es normal querer prestarle apoyo de alguna manera. Aquí podrás conocer algunos consejos útiles para ayudar a alguien con su estima personal.

Una valoración negativa de nuestra persona hace que sea difícil tener una visión objetiva del mundo y el Yo. Como resultado, es más difícil cumplir cualquier objetivo que tengamos planteado y esto trae aún más frustración.

También te puede interesar: Los pilares de la autoestima y su importancia

¿Cómo subirle la autoestima para que se sienta mejor?

Si alguien cercano a nosotros tiene una mala imagen de sí mismo, puede llegar a experimentar mucho malestar. Incluso es posible que haya relación con algún trastorno severo como la depresión, ansiedad u otros. Por eso, es una reacción natural querer ayudar al otro para que se sienta mejor y es posible conseguirlo. De hecho, contar con una red de apoyo es algo fundamental para la superación de conflictos emocionales.



Estar allí para esta persona, puede tener un papel significativo en la mejora de su autoestima. Pero, es necesario considerar algunos aspectos al momento de querer ofrecer nuestra ayuda a otro.

Consejos antes de ayudar a alguien con problemas de autoestima

No tiene nada de malo dar una mano amiga a quien la necesita. Pero es importante tener en cuenta que los conflictos psicológicos no son fáciles de trabajar. Así que vale la pena tener estos factores en cuenta al momento de ofrecer nuestra ayuda.

No es tu responsabilidad trabajar en su autoestima

Existe una diferencia entre apoyar y hacernos responsables de los problemas de los demás. Recuerda que al final del día, la vida de esa persona es suya, al igual que todos sus complejos. También la decisión de mejorar, solo él o ella la puede tomar. Parte de recuperarse, es hacerse consciente del problema y aceptar la ayuda que viene de fuera. Lo cual suele difícil de lograr la mayoría del tiempo.

Debemos tener cuidado de no asumir las cargas de otros como propias y vivir tratando de solucionar sus problemas. Eso podría ser un mecanismo de huida ante las situaciones de nuestra vida y las dificultades que tenemos para afrontarlas.

Artículo relacionado: ¿Cuanto pesa la autoestima en nuestra vida?

Es posible que tu ayuda sea rechazada

Este punto guarda relación con el anterior ya que tiene que ver con respetar el proceso ajeno. No todas las personas tienen la misma capacidad para adquirir consciencia de sus conflictos y limitaciones. Por ende, es probable que el otro ni siquiera sepa que tiene un problema de autoestima. En ese caso, nuestra ayuda, por muy bienintencionada que sea, podría ser rechazada.



Eso no quiere decir que esta persona sea grosera o malagradecida. Es tan simple como que, en este momento de su vida, no es posible para él o ella reconocer su problema. Hay una frase que dice “no podemos ayudar a quien no quiere ser ayudado”. Como te mencionamos antes, mejorar las circunstancias de vida actuales es una decisión personal. Nadie más que el otro tiene la responsabilidad sobre esto.

Recuerda siempre ser empático y comprensivo

Al momento de ayudar a alguien con conflictos emocionales, es muy importante ser comprensivos y empáticos. Ten en mente que vivir esa situación no es fácil para esa persona. Evita juzgar y emitir críticas negativas sobre sus sentimientos.

¿Cómo subirle la autoestima a alguien? 5 Claves para ayudar

Ahora que hemos considerado todos los factores mencionados antes, podemos saber si estamos en la mejor posición para ayudar. Si la respuesta es afirmativa, entonces te presentamos algunas recomendaciones útiles para hacerlo.

Conversen sobre sus virtudes y debilidades

Cuando alguien tiene una autoestima baja, suelen enfocarse en los aspectos negativos de sí mismos. Hasta los resaltan y exageran por encima de todos sus atributos positivos. Lo que termina generando tristeza, frustración y reduce aún más la estima personal.



Una buena idea es pedirle a esta persona que te hable sobre sus debilidades y virtudes. De esta manera, podremos ayudarle a tener una visión diferente de ellos mismos. Recuérdale que todos somos seres humanos, con cualidades positivas y negativas.

Aborden las debilidades o “defectos”

Es probable que el otro hable de sus aspectos negativos de forma muy fácil. En este punto, suele manifestarse esta falsa creencia de que es imposible mejorar y es necesario romperla para avanzar.

En primer lugar, hay que ver qué tantos de estos “defectos” son en realidad debilidades. Muchas veces la gente con una pobre valoración de sí mismos, se atribuyen culpas por sucesos fuera de su control. De esta forma, es esencial ayudarle a analizar cuáles de esas percepciones encajan con la realidad objetiva. Tal vez se dé cuenta de que varias de sus supuestas cualidades negativas, no tienen que ver consigo mismo.

Artículo relacionado: Relación entre la autoestima y la autocrítica

Enséñale a no compararse

Parte de tener una autoestima alta, es saber que todos somos únicos, con capacidades y limitaciones propias. Por esa razón, no sirve de nada comparar nuestros logros y cualidades con los de otro. Así, una buena forma de trabajar en su situación, es aprender a no concentrarse en la vida de otras personas. Sino más bien en desarrollar las capacidades personales y trabajar las limitaciones.

Hablen sobre los límites

Para las personas que tienen una percepción negativa sobre ellos mismos, es muy fácil olvidarse de sus límites. En consecuencia, tienen dificultades para decir que no a los demás y exigir respeto.



Una manera de apoyar, es ayudarle a reconocer cuáles son sus límites, aquello que no está dispuesto a tolerar. Luego de identificarlo, el siguiente paso es ponerlo en práctica. Por ejemplo, aprender a decir “no” cuando alguien nos pide ayuda porque estamos muy ocupados. O defendernos de alguien que quiere agredirnos de alguna forma.

Felicita sus logros

Trabajar en mejorar la valoración personal es una tarea larga y complicada. Si felicitamos sus logros, grandes o pequeños, le hacemos ver su progreso. Además, esto es útil para reafirmar la determinación de mejorar.

amistad y autoestima

Recuerda siempre la importancia de la ayuda profesional

Para cerrar, si bien las recomendaciones que te presentamos antes pueden ser beneficiosos para movilizar algunos cambios, no sustituyen la atención profesional. A veces un consejo, por muy útil que sea, no es suficiente para que la otra persona quiera mejorar. Como último tip, anima al otro a buscar ayuda profesional de un psicólogo para trabajar en sus conflictos emocionales.

No olvides que muchas veces la baja autoestima guarda relación con patologías mentales como la depresión, ansiedad, personalidad dependiente, etc. Las cuales requieren de atención especializada.



 

 

Referencias:

  • Panesso, Khaterin y María Arango. “La Autoestima, Proceso Humano.” Psyconex. Psicología, psicoanálisis y conexiones. 9.14 (2017): 1–14. Psyconex. Psicología, psicoanálisis y conexiones. Web.
  • Pérez, Hilary. “Autoestima, Teorías y Su Relación Con El Éxito Personal.Alternativas Psicología 41 (2019): 11. Alternativas Psicología. Web.
  • Quispe Rojas, Valeni. “La Autoestima.” Universidad César Vallejo (2017): n. pag. Print.