Test psicológicos: definición y función

La aplicación de test es parte importante en la clínica psicológica y en el psicodiagnóstico.
test psicológicos
Los test psicológicos son una herramienta esencial en la profesión del psicólogo.

Los psicólogos realizamos evaluaciones mediante técnicas como la observación y la escucha activa. Sin embargo, hay aspectos de los sujetos que no están presentes a simple vista. Por esa razón, los test psicológicos son grandes aliados al momento de abordar cualquier caso clínico. Y cualquier profesional debe conocerlos y saber aplicarlos para ejecutar sus funciones correctamente.

No obstante, las pruebas psicológicas conforman un campo muy amplio con distintas categorías a considerar. En consecuencia, algunos profesionales pueden tener dudas respecto a qué tipo de instrumentos son los más indicados.

¿Qué son los test psicológicos?

Ahora bien, un test psicológico consta de una prueba o instrumento que nos permitirá conocer las características diferenciales de un sujeto. Asimismo, se hace una comparación del sujeto con una categoría o estándar ya establecido. Estas pruebas son imprescindibles para evaluar el estado mental del sujeto, y pueden presentarse de manera oral, escrita o mediante dibujos.

Los test psicológicos pueden ser aplicados a niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad. También son usados cuando se sospecha de alguna patología mental u orgánica. Al igual que son empleados en organizaciones para reclutar personal. De esta manera se conocerá si está apto psicológicamente para un cargo determinado.

Una prueba psicológica puede evaluar o medir distintas características de nuestra personalidad o cognición. Así, es posible determinar un plan de intervención en el sujeto. O saber si está apto para lograr alcanzar algún puesto o un documento legal. Igualmente, una persona puede definir su vocación mediante la aplicación de una prueba.

Quizá te interese: «Las dimensiones del ser humano»

Tipos de test psicológicos

Existen distintos tipos de cuestionarios psicológicos, pueden variar según la población, lo que necesite el sujeto o lo que el psicólogo necesite conocer y evaluar. Asimismo, pueden distinguirse por el método de aplicación. Es decir, si es de manera escrita, oral, a través de dibujos, proyecciones o figuras. A continuación, te explicamos algunos tipos.

Test psicométricos

test psicológicos
Los test psicométricos son útiles para medir variables cuantificables como la inteligencia.

 

Los test psicométricos constan de instrumentos que miden las habilidades, conocimientos o capacidades de un sujeto. Son pruebas que se llevan a cabo a través de preguntas o planteamientos. Y pueden contener respuestas dicotómicas o politómicas. En otras palabras, preguntas en donde tienes que elegir entre dos respuestas y preguntas donde hay más de dos opciones.

Con respecto a este punto, la corriente cognitiva conductual plantea el supuesto de que las personas son más sinceras al responder preguntas escritas. Por ello, sus partidarios respaldan este tipo de test. Entonces, las correcciones de estos cuestionarios se realizan de forma matemática, utilizando la estadística. Esta característica se deriva de un proceso de estudio previo, donde poblaciones con características específicas son investigadas. Como resultado, el sujeto se cataloga dentro de un rango comparativo ya establecido, según la puntuación obtenida.

Existe un sinfín de test psicológicos que son útiles de forma individual o grupalmente. Aquí, encontramos pruebas que miden la inteligencia, daño cerebral, memoria, autoestima, ansiedad, entre otros. Este tipo de test se clasifican de tres maneras, según lo que evalúen.

Test psicológicos de inteligencia

Este tipo de pruebas están diseñadas para medir en el sujeto sus habilidades, capacidad de adaptabilidad, resolución de problemas y toma de decisiones. Otros factores medibles son el coeficiente intelectual, etc. Las pruebas más conocidas de este tipo son el test de Raven y el test de Terman Merrill.

Test psicométricos de aptitudes y habilidades

Las pruebas psicométricas de este tipo van dirigidas al área laboral, buscan descubrir las destrezas del aspirante o incluso empleados. Ya sea para ingresar a ella o para adquirir un puesto de mayor jerarquía. Cabe resaltar que, este proceso es muy útil. Porque lógicamente, las competencias del individuo son esenciales para el cargo que aspira.

Los test que se aplican con mayor frecuencia en estos casos son, el test de Moss que mide de adaptabilidad social del sujeto. De esta forma, el estudio del comportamiento laboral es posible. Otro ejemplo es el test de Cleaver, que evalúa nuestras reacciones ante factores que nos sometan a un alto nivel de estrés.

Test psicométricos de personalidad

Como su nombre lo indica, este tipo de pruebas evalúan los aspectos personales del sujeto y sus relaciones con el entorno. De modo similar, informan sobre conflictos internos, habilidades sociales, adaptabilidad, entre otros. Son de gran ayuda para conocer más a fondo la personalidad del individuo.

Las pruebas más reconocidas son, el test 16PF que se encarga de identificar dieciséis rasgos y las proporciones en que se presentan cada uno. A este ejemplo podemos sumar el test de los cinco grandes. Esta prueba estudia los cinco rasgos más relevantes de la personalidad: extraversión, estado emocional, apertura a las nuevas experiencias. Así como características como amabilidad y perseverancia.

Test psicológicos proyectivos

test psicológicos
Los test proyectivos son especialmente útiles para el trabajo con niños y evaluar la personalidad.

 

Las técnicas proyectivas son evaluaciones desestructuradas, que se componen de una consigna inicial a modo de estímulo ambiguo. La idea es que el sujeto lo interprete según su dinámica psicológica, para así plasmar mediante dibujos o relatos aspectos de su personalidad. En este tipo de test psicológicos no existen preguntas correctas o incorrectas, dado que evaluamos elementos subjetivos del paciente.

Los tipos de pruebas proyectivas varian según su aplicación. Todo test proyectivo señala no solo una característica de la persona, sino muchas, como su estado de ánimo y mecanismos defensivos. De igual modo, es posible observar algún trauma del pasado, la relación con sus padres o alguna patología. Siguiendo este orden de ideas, los test proyectivos se clasifican en cinco categorías, las cuales se exponen enseguida.

Otros artículos que podrían interesarte:

Técnicas estructurales

Estos instrumentos se componen de una o varias laminas que poseen figuras poco estructuradas o definidas. Su finalidad es que el sujeto pueda decir lo que ve o con que lo asemeja. De la misma forma, estos test evaluan tanto a personas adultas como niños.

Los más conocidos son, el Test de Rorschach y las técnicas de manchas de tinta de Holtzman. Ambas pruebas constan de cartulinas con figuras sin estructura, dependiendo de lo que observe el paciente, se desprenden varios indicadores.

Técnicas temáticas

Esta técnica presenta laminas con imágenes definidas de personas o animales. Aquí, la consigna se trata de pedirle a la persona crear una narración del antes, durante y después según lo que perciba de cada imagen.

Por lo general, el tiempo de aplicación de estas pruebas es largo. Al igual que en el caso anterior, estas técnicas evalúan tanto a niños como a adultos de cualquier edad. Los ejemplos más destacados son, el C.A.T., T.A.T. y el test de Rosenzweig de imágenes frustrantes.

Técnicas expresivas

test psicológicos
El dibujo ha sido valorado como un instrumento ideal para evaluar aspectos dinámicos del individuo.

 

Cuando se usan técnicas expresivas, el sujeto las ejecuta de principio a fin. En este caso, con la consigna se le pide al paciente que dibuje algún objeto, animales o personas. Este tipo de test son los más conocidos y utilizados, en ellos entran el test de la persona bajo la lluvia y el HTP (en español sería casa, árbol, persona).

Técnicas constructivas

Los test de técnicas constructivas cuentan con materiales que el sujeto evaluado debe organizar. A modo de ejemplo tenemos el test del pueblo, este cuenta con una serie de casas, edificios, hospitales, vehículos, personas y otras cosas. Dependiendo de cómo el paciente las organice se desprenden las interpretaciones.

Técnicas asociativas

Este tipo de test proyectivo consisten en la asociación a través de la narración, la prueba más conocida de ésta técnica pertenece al enfoque psicoanalítico. Se le conoce como el test de las fabulas de Düss, el mismo consta de 10 fabulas que están incompletas. De allí, el paciente debe completar cada fabula y con esta información interpretadas sus actitudes defensivas o superficiales, para así diagnosticar posibles conflictos psíquicos.

Ahora que sabemos más sobre los test psicológicos que existen, es de suma importancia recalcar que siempre deben ser aplicados e interpretados por un profesional.  De manera tal que se eviten errores o diagnósticos inciertos. Los cuales pueden tener serias consecuencias para los pacientes.

Articulos relacionados