Síndrome de Peter Pan: ¿Qué es?

El síndrome de Peter Pan es un patrón de comportamiento en el cual un sujeto adulto mantiene actitudes que para la sociedad no se corresponden a su edad cronologica.
síndrome de peter pan
El nombre de este síndrome proviene del personaje de la famosa obra de teatro «Peter Pan y Wendy».

El síndrome de Peter Pan recibe su nombre por una obra de teatro muy conocida a lo largo del mundo. Peter Pan es un personaje ficticio creado por el escritor escocés James Matthew Barrie para una obra de teatro estrenada en Londres en 1904. La misma tenía se tituló como “Peter Pan y Wendy.”

En psicología se ha usado el nombre del personaje para definir una serie de comportamientos que obstaculizan el desarrollo personal y social. Aquellos que lo padecen, tienen dificultades para adaptarse al entorno con normalidad. De modo que se les dificulta tener una vida como los demás.

¿En qué consiste el síndrome de Peter Pan?

El síndrome de Peter Pan hace referencia a aquellos adultos que se niegan a crecer. Es decir, se rehúsan a asumir los roles que les corresponden en cuanto a su etapa evolutiva. Como consecuencia, se genera un atraso significativo en su desarrollo personal y gran dificultad en cuanto a las relaciones sociales.

En relación a esto, es un cuadro que genera problemas emocionales y conductuales. Con frecuencia, se observan problemas de ansiedad y síntomas depresivos. Por otro lado, la persona se siente poco realizada con su vida ya que él no asume responsabilidades.

De esta forma, el placer de disfrutar de los desafíos no está presente, repercutiendo de manera elevada en los niveles de autoestima.

Normalmente, vemos que exigen a los demás miembros de la familia que satisfagan sus necesidades y caprichos. Paralelamente, se aprecia una excesiva preocupación por el aspecto físico y el bienestar personal. La intolerancia a cualquier crítica es normal en ellos. Cuando tienen que interactuar con figuras de autoridad, experimentan gran ansiedad.

De igual manera, pueden presentar incapacidad para hablar de otras personas y de interesarse por cualquiera que no sea él mismo. El individuo exagera sus logros, es narcisista e incapaz de asumir responsabilidades. Tampoco puede comprometerse o mantener su palabra.

Tal vez te pueda interesar: «Asperger en la edad adulta: ¿Cómo detectarlo?»

Datos históricos

síndrome de peter pan
El psicólogo Dan Kiley fue el primero en observar estos rasgos en algunos de sus pacientes.

Fue en los años 80, cuando el psicólogo Dan Kiley notó que algunos pacientes se oponían a la idea de aceptar las responsabilidades adultas. Por esto, tomó la iniciativa de agrupar los comportamientos que éstos individuos presentaban bajo el nombre ya mencionado.

Aunado a lo anterior, lo definió como el conjunto de características que posee una persona que no sabe o no quiere aceptar las obligaciones. Las cuales se reconocen como propias de la edad adulta. Así, vemos a sujetos que viven sin poder desarrollar los roles, ya sea de padre, pareja. O cualquier otro que se espera llevar a cabo en esta etapa evolutiva.

Partiendo de aquí, el autor investigó varios casos que cumplían con las condiciones mencionadas para describir mejor el cuadro. Posteriormente, otros profesionales del campo hicieron sus propios hallazgos. Gracias a ello, hoy en día, cualquiera en el área de la salud mental puede reconocer a un sujeto con rasgos típicos de este.

¿Es una psicopatología?

Hasta la fecha, no existe algún tipo de evidencia científica que permite considerar este síndrome como una psicopatología o enfermedad mental. A causa de esto, no se encuentra como tal en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM).

Por esta razón, no se puede hablar de criterios diagnósticos. Pero, sí se puede hablar de cierto grupo de conductas forman este cuadro, caracterizado por el miedo a crecer. Teniendo estos rasgos en cuenta, los psicólogos podemos llegar a un diagnóstico de modo más sencillo.

Del mismo modo es útil para elaborar planes de tratamiento que puedan ayudar al paciente a superarlo. Al igual que para estudiar casos que faciliten la comprensión de estos sujetos y las problemáticas que enfrentan. Lo que facilitaría su recuperación y reintegración en la sociedad. Para así finalmente poder adoptar los papeles que le corresponden.

Características del síndrome de Peter Pan

síndrome de peter pan
Si bien no es una patología, compone un conjunto de conductas desadaptativas fácilmente distinguible.
  • Parálisis emocional: Los individuos suelen expresar sus emociones de forma desproporcionada. En este sentido, la exageración puede exteriorizarse, por ejemplo, como una euforia descontrolada, el enojo como un intenso sentimiento de ira, entre otros.
  • Dilatación: La persona suele posponer sus objetivos y metas de vida a largo o corto plazo. Además, no logra conseguir la realización de los mismos, siempre consigue una excusa o una razón para dilatarlos.
  • Dificultades a nivel social: Con el síndrome de Peter Pan, las personas se sienten ansiosas al encontrarse solas. Igualmente, suelen presentarse dificultades para establecer vínculos con los demás y ante las relaciones de pareja.
  • Pensamiento distorsionado: Las ideas de estos pacientes giran en torno al miedo a enfrentar los compromisos implicados en la adultez. A menudo, observamos que su modo de razonar los lleva a pensar que no tienen por qué asumir la responsabilidad de sus actos. Sumado a esto, suelen culpabilizar a otros por sus errores.
  • Influencia de la figura materna: Las expectativas que presenta este individuo ante la relación o vinculación con una mujer están íntimamente relacionadas a la relación con su madre. Así mismo, intenta deshacerse de dicha influencia, pero suele sentirse culpable sobre ello.

Causas

síndrome de peter pan
El origen de estos comportamientos suele estar en patrones de crianza poco saludables.

Hasta la fecha, no se ha encontrado una etiología para este cuadro.  Las posibles causas apuntan a rasgos de personalidad dependiente o evitativa.

De igual forma, se relaciona con patrones educativos poco adaptativos, si han sido demasiado permisivos o con una ausencia significativa de exigencias y compromisos. También, la evitación constante de alguna frustración puede contribuir al desarrollo del síndrome.

Con base en esto, su origen está en la infancia, puede ser causado por una infancia excesivamente feliz en la que el paciente puede idealizar. Dicho de otro modo, se mantiene en una búsqueda perpetua por inmortalizar momentos felices, negándose a deprenderse de ellos.

Contrario a esto, en una infancia completamente infeliz, la función del síndrome de Peter Pan es recuperar la infancia perdida. Algo que logran a través de la libertad que le corresponde a un adulto. Podemos ver esto en personas que mantienen relaciones de pareja y esperan que el otro sea quien lleve todas las cargas.

Es común que los sujetos con estos comportamientos vean a la pareja como una extensión de la figura materna. Como resultado, le atribuyen la función de satisfacer todas sus necesidades.

Otras entradas que podrían interesarte:

El síndrome de Peter Pan y el TDAH

Hay algo que cabe mencionar respecto a los individuos que presentan Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en la adolescencia o edad adulta. Y es que estos pueden presentar comportamientos parecidos a los del Síndrome de Peter Pan.

En relación a esto, el TDAH implica inmadurez tanto social como psicológica en los niños y adolescentes. Por ende, numerosos comportamientos que presentan en el entorno académico, social o familiar tienen que ver con conductas infantilizadas. Éstos suelen caracterizarse por evitar asumir responsabilidades, inseguridad y necesidad de apoyo.

Es importante tener estos datos en cuenta, para así evitar realizar diagnósticos erróneos y tratamientos inadecuados. Los individuos con TDAH usualmente requieren de medicación, así como también terapias especializadas. En cambio, si se les cataloga como personas con este síndrome, podrían no recibir la atención que necesitan.

Articulos relacionados