CLOSE

Burrhus Frederic Skinner: pionero del conductismo

Una pequeña reseña sobre la vida de este importante psicólogo e investigador del comportamiento.
Burrhus Frederic Skinner
Burrhus Frederic Skinner
Uno de los mayores exponentes de la psicología experimental y del comportamiento.

Hoy en día lo que se entiende por psicología puede llegar a ser un concepto bastante amplio. Ya que estamos hablando de un campo de estudio e intervención, en el cual se logran encontrar distintas propuestas tanto teóricas como prácticas, acerca de cuestiones que pueden ocasiones ser distintas entre sí. Sin embargo, dentro de la misma se encuentran muchos autores que han sido de gran ayuda para la constitución de esta ciencia. Es por eso que en esta oportunidad hablaremos de uno de los personajes más destacados dentro de la psicología, como lo es la biografía de Burrhus Frederic Skinner

Biografía de Burrhus Frederic Skinner

Burrhus Frederic Skinner nació en el año 1904 en la ciudad de Cambridge en Estados Unidos. Fue un psicólogo, filósofo y autor estadounidense, el cual logró obtener un doctorado en psicología bajo la universidad de Harvard durante el año 1931. Adicional a eso también es conocido debido a que continuó diversas investigaciones, dentro de esa misma universidad como asistente de laboratorio de biología junto al profesor Crozier.

Familia de Skinner

El gran autor fue hijo de William Skinner, quién era hijo de un inmigrante inglés. Fue un abogado, aunque vivió frustrado debido a que intentaba constantemente llenar los sueños de grandeza que su madre le forjó desde pequeño. Su mayor orgullo es que escribió un volumen acerca de las leyes de compensaciones de los obreros, el cual logró ser publicado bajo cuatro ediciones.

Por su parte, la madre del exponente del conductismo, Grace Burrhus, era una mujer muy brillante que poseía ideas claras y fijas. Además era muy famosa por la gran lealtad que les ofrecía a sus amigos. Biógrafos documentan que se envió mensajes durante 7 años con una amiga de la infancia, la cual la describió como una mujer que se preocupaba por la buena imagen de la familia.

Ambos padres de Skinner eran muy aficionados a la música, puesto que su padre tocaba la trompeta y su madre el piano. Esto de cierta manera llevó al autor a tener también esa pasión por la música. Por esa razón durante un tiempo formó parte de una banda de jazz y desarrolló un amor a la música clásica.

Crianza de Burrhus Frederic Skinner

El autor relata que sus padres nunca llegaron a agredir o castigarlo físicamente, y que sólo en una oportunidad su madre le lavó la boca con jabón por haber dicho una mala palabra. Su padre solo cumplía con informarle y advertirle de las consecuencias que podía tener si desarrolla una mente criminal. Así como también su madre le comentaba constantemente que pensarían los demás sí tienen algún mal comportamiento. Por lo que se puede intuir que tuvo una infancia pacífica. 

Una de las cosas más curiosas sobre la biografía de B. F. Skinner, es que a pesar de que su familia era sumamente religiosa, a la edad de sus 12 años decidió dejar de creer en Dios y en cualquier tipo de religión.

Crecimiento y entorno de Skinner

El mismo Skinner consideraba que vivió siempre bajo un ambiente cálido y estable. El autor contaba con un hermano que era 2 años y medio menor que él, el cual murió a los 16 años debido a un hemorragia cerebral. A pesar de que no tenían una relación muy estrecha, Skinner mencionaba que la muerte de su hermano fue algo muy conmovedor para él, que incluso logró sentirse culpable durante mucho tiempo.

Admitió que, desde que era muy pequeño, siempre le gustaba inventar y construir cosas, ya sea como cohetes, trenes, arcos, flechas, entre muchos otros. En una ocasión incluso junto a un amigo construyó todo un sistema de flotación. El cual consistía en separar las patas verdes de las maduras y de esta manera poder venderlas. De esta manera, dentro de su historia, podemos encontrar que uno de los personajes más relevantes en su infancia fue la señorita Graves. Esta mujer era hija de un botánico del pueblo.

Es una persona que le aumentó esa curiosidad y esas ganas de indagar al pequeño Skinner. También le enseñó distintas herramientas para poder tener una actitud crítica en la vida. En varias ocasiones el autor menciona que ella fue la responsable de su decisión de estudiar filosofía inglesa en la universidad.

Puede que te interesen los siguientes artículos:

Inicio de su carrera

Sin duda algo que es digno de admirar en la biografía de Burrhus Frederic Skinner, es que desde pequeño siempre tuvo muchas posibilidades creativas. Es por eso que desde muy joven se planteaba una carrera como escritor. Sin embargo, más adelante desistió ya que se dio cuenta que no tenía tanta facilidad para ese campo. Por lo cual, se interesó por los estudios acerca de la psicología

Manifestaba que en cierta parte podían aportar una mejor perspectiva con respecto a cómo es y cómo actúa el ser humano, es por eso que decidió estudiar dentro de la universidad de Harvard. A pesar de que se encontraba muy emocionado esto no fue todo el tiempo. Es aquí cuando al llegar a la universidad, se topó con una psicología un poco básica y centrada más que todo en los procesos mentales primarios.

También observaba que había muchas ideas inconexas sobre lo que es la mente humana y teorías muy abstractas, que están más relacionadas con la filosofía. Por ello es que se centra en el comportamiento humano como algo netamente observable. Bajo la influencia del conductista John B. Watson comenzó a creer en la importancia de poder desarrollar una psicología experimental. Dejar atrás todo lo que tenga que ver con el psicoanálisis y todas las teorías basadas netamente en un sentido común.

La caja de Skinner, uno de los aportes más importantes al condicionamiento instrumental.

Sin embargo, a pesar de que el autor se veía muy emocionado con este tipo de investigación, el método científico no era algo muy habitual en la psicología que se estudiaba dentro de Harvard. Aunque en diversas oportunidades el autor pensó abandonar su trayectoria académica y profesional, no fue sino gracias a Fred S. Keller quién a finales de los años 20 pretendía ser una de las jóvenes promesas del conductismo dentro de Harvard. Fue el que logró convencer al autor de que era posible lograr que la psicología fuese una ciencia.

Luego de una reunión en la cual se logró consolidar una amistad entre ambos que duró muchísimas décadas. Pudo hacer posible que Skinner llegara a ser una de las figuras más importantes de lo que hoy conocemos como psicología científica, y eso lo hace un personaje bastante interesante en este ámbito.

Burrhus Frederic Skinner y el conductismo

Una de las cosas más interesantes dentro de la biografía de Burrhus Frederic Skinner es que desarrolló muchos estudios dentro de los métodos y las filosofías del conductismo. Algo que en su momento se veía totalmente rechazado por lo que es la psicología joven. Siguiendo la misma idea, es importante mencionar que para él el concepto de la mente era algo muy confuso y abstracto como para poderlo tomar en cuenta. Es por eso que sus estudios se centraron netamente en lo que es la conducta observable.

De esta manera el hecho de poder mantener un enfoque netamente basado en la evidencia empírica. Es lo que logró lo que los muchos métodos de la psicología no habían logrado hasta el momento. Surgiendo entonces la rivalidad entre lo que es la psicología mentalista y el conductismo. Es allí donde el autor apostó firmemente con la segunda opción, en pro de lograr que la psicología sea una ciencia del comportamiento.

Skinner fue un ícono en el condicionamiento operante y en el análisis experimental de la conducta.

Sin duda, la biografía de Burrhus Frederic Skinner es algo sumamente importante dentro de la psicología, ya que sus aportes para que ésta sea considerada una ciencia hoy en día son totalmente increíbles. Además de ser un personaje bastante característico e importante para comprender el comportamiento humano.

Fallecimiento

Cabe destacar que Skinner fue objeto de mucho reconocimiento en su vida gracias a sus aportes al conductismo y ala psicología. En 1968, recibió la Medalla Nacional de Ciencia, para ser premiado con la Medalla de Oro de la Fundación Psicológica Americana tres años después. Y en 1972 fue honrado con el premio de Humanista del año de la American Humanist Association.

Por lo tanto, hasta la fecha de su muerte causada por leucemia, el 18 de agosto de 1990, fue reconocido por la comunidad científica como un pionero del comportamiento humano. Quien acababa de obtener la primera mención por una vida contribuyendo a la psicología por la American Psychological Association (APA), justo unos días antes de su fallecimiento en Massachusetts. Y quien hoy en día sigue teniendo un legado para quienes estudian a la psicología como una ciencia. 

Referencias Bibliográficas:

  • Olson, Matthew H. et al. “Burrhus Frederic Skinner.” An Introduction to Theories of Learning. Routledge, 2020. 81–125. An Introduction to Theories of Learning. Web.
  • McLeod Saul. “B.F. Skinner | Operant Conditioning | Simply Psychology.” Simply Psychology 1948 (2015): 1–12. Print.
  • Keller, F. S. “Burrhus Frederic Skinner (1904-1990).” Journal of the history of the behavioral sciences 27.1 (1991): 3–6. Journal of the history of the behavioral sciences. Web.
  • Carrasco Galán, María José, and María Prieto Ursúa. “Skinner, Contribuciones Del Conductismo a La Educación.” Padres y Maestros. Publicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales 0.367 (2016): 77. Padres y Maestros. Publicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. Web.