¿Qué es la psicología infanto juvenil?

El abordaje de niños y adolescentes es toda una especialización en la psicología por grandes motivos.
La psicología infanto juvenil se encarga de un rango de edad bastante amplio. Foto de Pragyan Bezbaruah en Pexels.

 

Al hablar de psicología encontramos que se subdivide en diferentes campos de estudio. De esta forma, aquella que se encarga del estudio de la etapa de la niñez hasta los últimos años de la adolescencia se denomina como psicología infanto juvenil ¿Pero por qué dedicar todo una rama a sujetos determinados en cierto rango de edad? Puesto que se considera imprescindible el lograr obtener que los sujetos puedan desarrollarse de manera óptima. Para ello, esta rama de la psicología nos permite el estudio, análisis, evaluación y diagnóstico.

Aunado a lo anterior, todo esto que nos brinda la psicología infanto juvenil nos permite el lograr intervenir, atendiendo aquellas problemáticas características y más comunes en la infancia y en la adolescencia.  Asimismo, nos encontramos con el hecho de que existen ciertos factores que, en efecto, logran afectar a lo que llamamos como ese proceso de desarrollo. Entonces, en artículo podrás encontrar la información relevante en cuanto a esta rama de la psicología. 

¿No es lo que buscabas? Deberías ver:

¿Qué aborda la psicología infanto juvenil?

La psicología infanto juvenil encarga de estudiar lo que respecta a la población aunada a los niños y adolescentes. Por ende, enfoca la evaluación psicológica en el contexto en los cuales se encuentran estos sujetos. Siendo primordiales los factores familiares, el entorno social, la escuela, sin olvidar los indicadores orgánicos. Estudiando principalmente los procesos mentales, el comportamiento, al igual que el desarrollo de la personalidad de esta población. 

De igual manera, no se limita a simplemente la evaluación, puesto que todos estos procesos tienen la finalidad de conseguir un diagnóstico. O al menos una impresión diagnóstica que pueda ser útil para dar respuesta a la problemática que es motivo de consulta de los sujetos. Con el objetivo final de prescribir un tratamiento psicoterapeútico, una intervención o una remisión a otro profesional más adecuado a dar una respuesta al problema. 

¿Qué hace un psicólogo especializado en la psicología infanto juvenil?

Parece casi intuitivo que el profesional de psicología que se especialice en este área esté preparado en el estudio, evaluación, diagnóstico e intervención en los diversas problemáticas que presenten estos individuos. De tal manera, de que en dicha intervención se aborden los aspectos que afecten manera significativa en cuanto al desarrollo de los niños y adolescentes. En dicho sentido, este profesional también aborda la prevención y la psicoeducación.

Ya que el psicólogo infanto juvenil trata también con los padres, bien sea para indicar recomendaciones, las pautas a seguir. Pero sobre todo, orientando sobre la problemática, conflicto o situación que el paciente esté presentando. Porque es de suma importancia el papel que juega el entorno familiar en el proceso de evaluación, diagnóstico y terapeútico. Por consiguiente, también se toma en cuenta aquellos casos en los que se requiera intervención con relación al núcleo familiar.

Asimismo, el psicólogo infanto juvenil también puede emitir recomendaciones a la institución educativa en la cual los niños o adolescentes se encuentran. En caso de que la problemática se enfoque en dicho entorno.  Ya que para lograr los objetivos terapéuticos es necesario un abordaje integral, en donde tanto la familia como otros especialistas intervengan.  



Claves para identificar cuando debe acudir un niño/adolescente al psicólogo

Las conductas disruptivas son un motivo de consulta frecuente en adolescentes. Foto de cottonbro en Pexels.

 

Algo que se debe tomar en cuenta desde un inicio es que la percepción y afrontamiento de conflictos son procesos diferentes en menores de edad, que en adultos. Por lo tanto, entrar en su contexto es fundamental para iniciar el trabajo psicológico. Asimismo, una recomendación para los padres o allegados de estos sujetos es estar atentos a ciertas señales o rasgos de comportamiento que puedan estar ocultando una problemática latente.

Señales en niños para llevar a consulta:

  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Retraimiento
  • Bajo rendimiento escolar
  • Procesos de duelos
  • Mutismo en ciertas situaciones
  • Ansiedad infantil
  • Timidez excesiva
  • Presencia de conflictos en la dinámica familiar
  • Bullying
  • Eventos traumáticos recientes
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad en cuanto al control de los esfínteres (enuresis, encopresis)
  • Problemas de apegos patológicos
  • Depresión. Se debe recordar que en niños, el estado de ánimo es irritable, no es igual que la depresión en adultos.  

Señales en adolescentes:

  • Ansiedad
  • Problemas alimenticios. En dicho caso, se debe estar atento a subidas o bajas de peso drásticas, conductas obsesivas en cuanto la imagen personal, y otros problemas de salud. 
  • Conductas de riesgo. Bien sea, consumo de drogas, arriesgada conducta sexual, conductas de violencia, entre otras. 
  • Inseguridad en sí mismos, problemas de autoestima o autodesprecio
  • Conflictos familiares
  • Dificultad o problemas con respecto a las relaciones sociales
  • Agresividad
  • Autolesiones
  • Ideación suicida y/o intentso de suicidio
  • Conductas obsesivas y repetitivas
  • Bajo rendimiento académico
  • Depresión

 

Importancia de la psicología infanto juvenil

Es fundamental el poder brindar la información pertinente al igual que necesaria sobre este ámbito de la psicología. Ya que abordamos a dos poblaciones que al igual que las otras, transcurren por etapas vitales, y que su desarrollo dentro de ellas, ha de ser adecuado. Por consiguiente, cuando se presentan problemas en ciertas áreas, es vital el poder acudir a un especialista, como lo es el psicólogo infanto juvenil.

Que es un profesional que al trabajar con niños y adolescentes, logra ofrecer justamente aquellas herramientas que en efecto son necesarias para la correcta atención, al igual que la evolución de los casos. Si bien es cierto, es vital el hacer énfasis que lo que se quiere es la mejoría, justamente esa evolución de la que señalamos, y reconocer que cada logro por más pequeño que sea, es un logro. Con relación a lo anterior, tomando en cuenta que existen diversos casos, las personas también son distintas, y su ritmo en efecto no es el mismo, por ende es importante el respetarlo.

Pero todos los caminos nos llevan a que la terapia puede ayudar a que los niños y adolescentes, así como a cualquier paciente de cualquier edad. Y que puedan hacerle frente a las situaciones difíciles que se encuentran viviendo, para que logren afrontarlo de manera adecuada. Al igual que podrán potenciar aquellos talentos que tienen, que logren identificar cuáles son sus recursos, que los puedan trabajar y desarrollar ya que esto les será de gran utilidad.

Referencias

  • Cuidate Plus (Desconocido) Psicología infantil
  • Fonema (2020) ¿Qué es la psicología infanto-juvenil?