Apofenia y pareidolia: significado y estudios

Las ilusiones visuales son un fenómeno bastante común en los seres humanos, muchas de ellas están clasificadas según sea la impresión que provocan en las personas. Veamos de que se tratan la Apofenia y pareidolia.
Apofenia y pareidolia
Apofenia y pareidolia
Un fenómeno común, ver formas en las nubes

Sabemos que dentro de la psicología existen diversos temas importantes a tratar, más aún cuando nos encontramos en una sociedad, la cual no está lo suficientemente informada al respecto. En esta ocasión hablaremos de un tema bastante interesante el cual hace referencia a la apofenia y pareidolia, ya que para muchas personas son términos bastante desconocido.

Sin embargo, muy común y que todos en algún momento de nuestra vida pudimos experimentar. Si te causa mucha curiosidad entonces te invito a continuar leyendo este archivo que sin duda resultará muy interesante para ti.

¿Qué es la apofenia?

Pero entrando un poco más en el tema sobre la apofenia y pareidolia, es importante saber sobre qué son; es por eso que comenzaremos hablando acerca de la apofenia, la cual es un fenómeno que consiste en que las personas perciben ciertos patrones o conexiones donde no las hay. Este término fue descrito durante el año 1959 por el autor Klaus Conrad, quien en sus tiempos lo definía como una visión sin motivo de conexiones.

Es importante saber que la palabra apofenia proviene del griego apó, el cual hace referencia a separar o alejar y también del griego faínein que hace referencia a aparecer. Es por eso que como ya sabemos es una experiencia que consiste en una serie de patrones; conexiones o incluso ambos ya sea en sucesos aleatorios o datos sin sentido.

Significados alternos de la apofenia

El término apofenia era definido como una visión sin motivo de conexiones, la cual iba acompañado de experiencias concretas que buscaba dar un sentido. Un ejemplo claro de esta situación es que cuando suena un teléfono por casualidad; se empieza a creer que fue nuestro pensamiento quien provocó que el mismo sonará.

Incluso en ocasiones algunos profesionales de la salud dentro de las salas de urgencia, llegan a creer que durante las noches de luna llena el ambiente es mucho más agitado; esto obviamente no es así ya que se debe a que suelen prestar más atención cuando efectivamente los sucesos ocurren de forma simultánea.

El autor Conrad originalmente solía describir este fenómeno en relación con lo que es la distorsión de la realidad, la cual se encuentra presente dentro de las psicosis. Debido al paso del tiempo y al conocimiento más amplio en el que se puede describir esta tendencia, también se puede asociar a individuos totalmente sanos, sin que se vean implicados en alguna presencia de enfermedad neurológica o mental.

Error tipo 1

Para algunas personas la apofenia debería ser clasificada como un error tipo 1, ya que es muy común que la gente la utilice como explicación a fenómenos paranormales o religiosos. También es importante destacar que en varias ocasiones se ha sugerido que ésta tiene un vínculo la psicosis y la creatividad.

Durante mucho tiempo se pensó que los seres humanos tenemos criaturas que están constantemente buscando patrones por naturaleza; es por eso que la evolución se ha encargado de seleccionar positivamente lo que es la asociación entre eventos.

Es importante destacar que la antigüedad también se asociaban estas formas a la naturaleza en sí como árboles, plantas, entre muchísimos otros, a los cuales se les otorgaba un estilo de patrón en el que también en ocasiones se daba la pareidolia, la cual es un poco similar a la apofenia.

Podrías leer:

¿Qué es la pareidolia?

Pareidolia
Los objetos que dan la impresión de tener un rostro humano, son una pareidolia.

Algo que debemos saber es que la apofenia y pareidolia son bastantes similares, ahora bien, ya conocemos perfectamente de qué se trata la apofenia; así que es momento de conocer más a fondo todo sobre la pareidolia.

Se hace referencia a pareidolia a una tendencia psicológica que consiste en ver formas familiares, donde en realidad no las hay. Es algo curioso debido a que, se podría tener aplicaciones para diagnosticar; tratar enfermedades neurodegenerativas.

Las personas en algún momento de sus vidas han experimentado ya sea en las nubes, pan tostados, mancha o en cualquier paisaje, ver un rostro humano o incluso en ocasiones uno conocido como el de Jesús. También aplica al ver animales o alguna otra forma que resulte familiar. Todo esto se lo atribuimos a este fenómeno conocido como pareidolia.

Es importante destacar que este suceso no es ninguna consecuencia de alguna anomalía cognitiva, tampoco un exceso de imaginación. Todo esto es el resultado de un esfuerzo cerebral por interpretar el mundo y el caos, el cual es conformado por estímulos que nos rodean.

Todo este trabajo clasifica la información que se recibe a través de los sentidos, en especial la vista y la audición. Es por eso que el cerebro suele buscar formas conocidas incluso donde no las hay. De esta manera muchos especialistas concuerdan en que la pareidolia se trata de un rasgo evolutivo.

Estudios sobre la pareidolia

A pesar de que este fenómeno se conoce desde hace siglos, no es sino desde hace unos pocos años que se ha comenzado a investigar. Es por esa razón que durante el año 2014 se realizaron los primeros estudios importantes; en los que científicos de Canadá y China confirmaron que las personas que ven a Jesús en una tostada.

Esto puede ser algo completamente normal ya que el cerebro suele ver una cara a partir de la mínima su gestión visible.

Es importante destacar que esto no es algo que solamente ocurre con manchas, siluetas, sino que también puede ocurrir con grifos, enchufes, construcciones, montañas o incluso cualquier clase de objetos.

Otros estudios arrojan que la pareidolia suele aparecer bastante temprano en la vida de los seres humanos, ya que se da entre los 8 y 10 meses de vida. Sin embargo, se preguntarán cómo se llega a esa conclusión y es que muchos investigadores japoneses mostraron a bebés de distintas edades, dibujos que podrían asemejarse vagamente a una cara, lo cual mediante las pruebas realizadas confirmó la teoría.

¿Qué tal frecuente es la pareidolia?

Muchas personas se preguntan si este fenómeno es bastante frecuente; es que sin duda sí lo es sobre todo en las personas que padecen alguna enfermedad neurodegenerativa, tal como el mal de parkinson o la demencia de cuerpos de Lewy.  

Esta investigación fue comprobada por un trabajo científico llevado de la mano por distintos japoneses, quienes buscaban a toda costa una posible vinculación entre este fenómeno de forma normal, el cual se puede considerar también como un tipo de particularidad de ilusión óptica.

Por otro lado, las alucinaciones visuales las cuales se ven muchísimo en los que son los pacientes con las enfermedades anteriormente mencionadas.

Sin duda es importante destacar que este fenómeno se ve en muchísimas personas, que casi la mayoría de la población en algún momento de su vida lo ha sufrido. Sin embargo, puede tener aplicaciones fundamentales para el diagnóstico de distintas enfermedades.

De esta manera es importante destacar que la apofenia y pareidolia son bastante comunes en la vida de los seres humanos; que todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado. Es por eso que es importante conocer acerca de estos términos que en ocasiones no sabemos identificar, pero que sin duda se encuentran presentes en nuestra vida.

 

Referencias Bibliográficas:

  • Reina Gutiérrez, Andrés. “La Pareidolia Como Recurso Creativo En Procesos de Ilustración.” Revista Nexus Comunicación 15 (2014): n. pag. Revista Nexus Comunicación. Web.
  • “Apofenia Czytelnika/Tłumacza Wobec Językowego Medium Na Przykładzie Polskiego Przekładu Tęczy Grawitacji Thomasa Pynchona Oraz Finneganów Trenu Jamesa Joyce’a.” Przekładaniec 35 (2017): n. pag. Przekładaniec. Web.

Articulos relacionados