Neurosis: Tipos y cómo tratarla

Un grupo de trastornos mentales son conocidos como neurosis, veamos qué caracteriza a este conglomerado.
neurosis
La neurosis es uno de los temas principales estudiados en el psicoanálisis. Foto de cookie_studio en Freepik.

Frecuentemente oímos o empleamos el concepto de neurosis sin conocer realmente su significado, y es común que se utilice de manera errada. Por ello en el presente artículo te invitamos a conocer que es la neurosis, sus tipos y cuál es su tratamiento.

¿Qué es la neurosis?

Ahora bien, como concepto de neurosis tenemos que es una afección psicológica, la cual ocasiona un estado negativo emocionalmente. La neurosis afecta la realidad del individuo debido a sus represiones. Esto produce gran sufrimiento a quien la padece, y puede durar un largo periodo de tiempo. Además, la neurosis puede estar acompaña de sentimientos de culpa, ira, depresión o ansiedad. A pesar de lo antes mencionado la neurosis puede controlarse, hay quienes presentan niveles más leves que otros.

También puedes leer:

Causas de la neurosis

Para obtener un mejor concepto de neurosis es importante conocer que la origina. Las causas pueden traer su raíz desde la infancia del sujeto, debido a un trauma o alguna represión ocurrida en esa época de vida. En primera instancia, tenemos que la neurosis es producto de las represiones que hacemos nosotros mismos sobre nuestros pensamientos, deseos o ideas. Usualmente estas represiones las hacemos porque creemos que nuestras ideas son mal vistas ante la sociedad.

Hay autores que aseguran que la neurosis puede deberse al estrés. Hay quienes están expuestos a esta variable con gran frecuencia y no saben cómo manejarlo, es por ello que desarrollan una neurosis. Por otro lado, nos encontramos con los traumas vividos en el pasado. Estos también pueden ser desencadenantes para la neurosis. Estos traumas comprenden los abusos, fobias, o miedos.

¿Cómo es una persona neurótica?

Una persona neurótica tiene problemas para relacionarse con los demás y consigo mismo. Esto desatará una serie de quejas y de insatisfacción con todo lo que lo rodea en su día a día. Por la razón antes mencionada, el neurótico a pesar de tener una buena vida, le verá el lado negativo a todo. Así mismo, el neurótico se otorga culpas, o responsabilidades que no le corresponden, esto con la finalidad de transmitir sufrimiento por todo lo que carga. 

neurosis
Las enfermedades psicosomáticas son bastante comunes en la neurosis. Foto de diana.grytsku en Freepik

Por otro lado, las personas neuróticas pueden llegar a somatizar estos sentimientos de culpa, o angustia. Es decir, esto puede verse reflejado en su cuerpo a través de una dolencia o malestar.

Sintomatología de la neurosis

La neurosis puede presentarse mediante varios síntomas distintos, y aunque se manifiesten internamente, también se externalizan. A continuación conocerás de qué manera se presenta la neurosis.

  • Ideas catastróficas irreales

Las personas con neurosis suelen tener preocupaciones constantes por pensamientos catastróficos que forman en su mente. Por lo general, estas ideas suelen ser irreales, piensan constantemente que algo catastrófico le va a pasar a él o los suyos. Esto puede desencadenar a su vez angustia.

Como mencionamos anteriormente, las personas neuróticas presentan apatía o insatisfacción con mucha frecuencia. Entre ellas, está la insatisfacción sexual. Esta se debe a que los neuróticos suelen experimentar cambios emocionales con gran frecuencia, lo que produce cierto sufrimiento e inhibición en este aspecto.

  • Baja tolerancia a la frustración 

Ahora bien, los neuróticos poseen poca tolerancia a la frustración debido a sus conflictos interiores. Dichos conflictos hacen que la persona sea menos tolerante a las situaciones que vive día a día. Se quejan de todo lo que les pasa así sea bueno, y se irritan con facilidad.

  • Excesiva rigidez y obstinación

La persona neurótica suele estar muy apegada a lo que se debe hacer o decir a nivel moral. En cuanto al nivel cognitivo suelen ser sistemático, siempre tratan de mantener un orden y mantenerse disciplinados en su vida cotidiana.

  • Conductas impulsivas

Quienes padecen de neurosis, suelen ser muy impulsos. Ante cualquier estimulo responden sin canalizar una respuesta antes de darla. O bien, tienen conductas impulsivas, por lo general estas conductas suelen traer consecuencias negativas.

  • Sentimientos de inferioridad e ira

Por otro lado tenemos que, estas personas se menosprecian continuamente. Suelen dejarse en último lugar y se atribuyen cargas que no le corresponden para luego hacer ver que los obligan a esto. Además, debido a su sentimiento de inferioridad suelen desarrollar resentimiento hacia los demás.

Cabe destacar que cualquier persona puede presentar los síntomas antes mencionados. Sin embargo, esto no los hace neuróticos como erróneamente se cree. La diferencia radica en el tiempo y la frecuenta en la que la persona experimenta estos síntomas.

¿Te interesa el psicoanálisis? Te podría gustar: Mecanismos de defensa del yo: ¿Cómo entenderlos?

Clasificación

La neurosis puede clasificarse en tres tipos diferentes. Estas describen como es el proceso en cada una de ellas y las características que las distinguen. En esta clasificación podemos encontrar la neurosis histérica, la obsesiva y la fóbica.

Neurosis histérica

En este tipo de neurosis se vive con mayor frecuencia la insatisfacción. Esto puede deberse a una represión que tuvo el sujeto a corta edad en el ámbito sexual. Ya sea por una excesiva rigidez moral, por pudor o por ver la sexualidad como algo repugnante. 

Las personas con neurosis histérica poseen una tendencia a no sentirse satisfechos con ninguna de sus elecciones. Y aunque las cosas marchen bien tampoco se sienten satisfechos con lo que los rodea en su vida diaria. Por más que lo intenten siempre toman decisiones que lo hacen sufrir o que no quiere.

Neurosis obsesiva

Quienes poseen la neurosis obsesiva, como su nombre lo indica, suelen querer tener todo bajo control. De tal manera que se obsesionan con lo antes mencionado. Suelen ser personas que procrastinan con gran frecuencia debido a la indecisión que los embarga. Además podemos mencionar que estas personas tienen un deseo que nunca alcanzan a lograrlo o satisfacerlo.

neurosis obsesiva
A estas personas se les dificulta cumplir con los objetivos que se plantean. Foto de jcomp en Freepik.

Neurosis fóbica

Por últimos tenemos la neurosis fóbica, en esta ocasión el sujeto dejará que el miedo y la angustia guíen su vida. En este tipo de trastorno, la persona deja de hacer lo que le gusta o quiere por temor, lo que le hará llevar una conducta evasiva. 

¿Cómo tratar la neurosis? 

Para tratar la neurosis es necesario acudir con profesionales de la salud mental, ya sea un psicólogo o psiquiatra. Hasta la fecha no existe un tratamiento que cure de por vida la neurosis pero si hay tratamientos para sobrellevarla. Entre los tratamientos podemos encontrar que la psicoterapia ha sido de gran utilidad en el tratamiento de la neurosis. Mediante ella podemos minimizar la magnitud de los síntomas que esta presenta, y ayuda también a restablecer el equilibrio emocional.

Por otro lado, tenemos que autores como Sigmund Freud trataban la neurosis a través de la asociación libre. Esta técnica consiste en hablar sobre lo primero que se nos venga a la mente. Con la finalidad de detectar mediante la palabra lo que nos genera el malestar.  En ocasiones, cuando la neurosis se presenta en niveles muy elevados, suele apoyarse el tratamiento con fármacos. Los cuales aliviaran ciertos síntomas pero no harán que desaparezcan permanentemente.

Recordemos que, para lograr diagnosticar una neurosis es necesario tomar en cuenta el tiempo en el que se presentan los síntomas. Además de esto se debe considerar la opinión de un profesional. Ya que debe ser un experto quien prescriba los fármacos y realiza la psicoterapia adecuada para lograr una mejoría

Articulos relacionados