Inmadurez Emocional: 10 rasgos característicos

Los individuos inmaduros se caracterizan por una serie de rasgos que no corresponden a sus edades cronológicas.
Inmadurez Emocional: 10 rasgos característicos
La falta de regulación de impulsos es característica en individuos inmaduros emocionalmente. Foto de luis_molinero.

 

El término de inmadurez emocional hace referencia al escaso desarrollo de los mecanismos de control de las emociones. Así como de la tolerancia a la frustración y del sentimiento de responsabilidad ante la presencia de otras personas. El individuo determinado inmaduro se presenta como alguien hipersensible y con resistencias emocionales excesivas ante alguna demanda no cumplida.

Asimismo, una persona con inmadurez emocional también puede caracterizarse por ser incapaz de asumir sus necesidades y responsabilidades. Esto sucede las personas con estas características esperan que los demás se comporten como adultos para que resuelvan sus problemas. Por lo tanto, conozcamos que rasgos característicos poseen esta clase de personas.

También puedes leer: Síndrome de Peter Pan: ¿Qué es?

10 Rasgos de la inmadurez emocional

Ahora bien, en torno a este escaso desarrollo de control emocional se puede manifestar en los individuos en diferentes aspectos. Ya que forman parte de la vida del inmaduro emocional de forma activa y es de notoria observación ante los demás. A continuación se presentarán 10 rasgos característicos de los individuos con inmadurez emocional.

1. Eterna adolescencia

La adolescencia es la etapa evolutiva donde el individuo busca su verdadera identidad. En este momento del desarrollo en los jóvenes es común que se desligan del seguimiento de normas y reglas impuestas en el entorno familiar o que intenten hacerlo. En relación a la inmadurez emocional estos individuos viven en la eterna adolescencia.

Es decir, aquellas personas que se caracterizan por tener inmadurez emocional intentan evadir todo tipo de responsabilidades consigo mismo y con lo que respecte también a su entorno social. Porque espera que un adulto responsable se ocupe y haga cargo de lo que las responsabilidades que a él le corresponden.

2. Miedo al compromiso

Un compromiso requiere de gran responsabilidad para poder cumplirlo y llevarlo a término de la manera más satisfactoria y agradable posible. Estas personas con inmadurez emocional suelen tenerle miedo al compromiso independientemente del tipo al que se haga referencia ya sea laboral, social, familiar o de pareja.

Esto se debe a que estos individuos no se consideran aptos o preparados para cumplir y asumir determinadas acciones. Por lo que prefieren que otras personas las asuman para ellos poder evadir todo lo que conlleve responsabilidad, trabajo y deberes.

3. Negación de los errores

Las personas que reflejan inmadurez emocional no tienen la capacidad de reconocer haber cometido una equivocación o haber fallado en algo. Estas personas no asumen que no han realizado del todo bien ciertas actividades y muchísimo menos son capaces de disculparse si es de considerarse necesario.

Ahora bien, en relación a la inmadurez emocional los individuos no están capacitados para comprender que de cada error o equivocación que se cometa se puede rescatar alguna enseñanza. Algo que forme, ayude e intervenga en el crecimiento, desarrollo y madurez del individuo.

4. Desconocimiento propio

Si una persona tiene la madurez correspondiente a su etapa del desarrollo puede saber cuales son sus cualidades, ventajas y habilidades. Lo cual facilita el poder describirse, conocerse y presentarse como realmente son tomando en cuenta lo que son capaces de hacer y lo que no.

En torno a los individuos con inmadurez emocional, estos no conocen sus cualidades, habilidades y capacidades. Dando paso a la presencia de inseguridades e inestabilidad en relación a diferentes acciones pues no se considera capaz de poderlas llevar a cabo, por mucho o poco esfuerzo que estas requieran.

Tal vez te interese: ¿Cómo saber si debo ir al psicólogo?

5. Inestabilidad emocional 

El concepto de inteligencia emocional se asocia con la capacidad de identificar los sentimientos de una persona al momento. Es decir, saber lo que le ocurre a nivel psicofisiológico como consecuencia de una reacción ante alguna situación que le genere emociones, pensamientos y sensaciones.

Sin embargo, las personas con inmadurez emocional no saben reconocer lo que sienten. También se les dificulta excesivamente manifestar y expresar lo que sienten ante las demás personas. Bien sea en forma de desahogo, buscar ayuda o comentario. Estas personas son muy reservadas emocionalmente puesto que no saben reconocer lo que sienten y por ende no saben como exteriorizar.

La falta de control de emociones y la escasa tolerancia es característica de la inmadurez. Foto de Freepik.

 

6. Ausencia de metas 

De acuerdo a cómo el individuo va avanzando en las diferentes etapas del desarrollo el mismo se va planteando diferentes metas a corto, mediano o largo plazo, con la finalidad de colaborar, formar y contribuir en su futuro. Es decir, son de estas pequeñas o grandes acciones que la persona va formando su ideal de estabilidad a futuro. En el caso de las personas con inmadurez emocional no suelen proyectar metas.

Pues en primera instancia no se visualizan como seres independientes. Sino que simplemente esperan que sus problemas sean resueltos por los demás. Sin siquiera saber como proyectar sus propios futuros sin ayuda.

7. Poca tolerancia a la frustración

Es común que estas personas manifiestan incomodidad  cada vez que alguna situación no resulta como se espera o como se previa. En estos casos la persona con inmadurez emocional suele huir de la situación, desplaza la responsabilidad a otras personas involucradas directamente o no. Enfadándose hasta desentenderse de la situación.

8. Negación de responsabilidades 

Cuando se habla de responsabilidad no solo se determina un aspecto en específico. Se entiende entonces que a medida que los individuos avanzan en cuanto al desarrollo personal se ven involucrados en responsabilidades. Tanto sociales, económicas, familiares y personales. Lo cual la persona inmadura no es capaz de manejarlo, no se hacen cargo de sus compromisos y tratan de huir de ellos.

Los individuos con esta personalidad se quedan estancados en una etapa del desarrollo anterior a la que deberían estar.

 

9. Impulsividad 

La impulsividad es caracterizada por el realizar acciones sin pensar en las consecuencias. Algo que caracteriza a los adolescentes y a los individuos inmaduros emocionalmente. Esto puede generar alteraciones, malestares e incomodidades con su entorno ya que el individuo no considera que pueda lastimar emocional, física o psicológicamente a los demás.

10. Falta de voluntad y motivación 

Este tipo de personas se caracterizan por colocarse a sí mismas demasiadas limitaciones al momento de realizar una acción responsable o desenvolverse sin ayuda. Lo cual significa  falta de confianza en sí mismos y consigo falta desmotivación ante la realización de determinadas acciones. Sin embargo, esto va de la mano con el desconocimiento que tienen estas personas sobre sus capacidades, habilidades y cualidades. Generando mayor peso en esta sensación de incapacidad e insuficiencia ante alguna situación.

Asimismo, las personas no son capaces de establecer metas u objetivos a realizar aunque parezca pequeño ante ellos representa un riesgo y algo para lo que no están preparados.

Ahora bien, tras haber presentado este conjunto de 10 rasgos característicos de las personas con inmadurez emocional es importante destacar que no son los únicos aspectos a tomar en cuenta. Ya que se necesitaría la ayuda de un profesional en salud mental para determinar estos rasgos de personalidad. Por otra parte, se extiende la invitación al lector en caso de sentirse identificado para visite a algún profesional si estos rasgos están generando complicaciones en su vida personal.

Referencias

Articulos relacionados