Habilidades sociales: Su importancia en la vida diaria

La interacción asertiva con los demás siempre resulta de una serie de habilidades que se desarrollan con el paso del tiempo.

Todas las personas tenemos múltiples habilidades en diferentes campos, como las deportivas o musicales. Igualmente, estas pueden ser adquiridas o aparentemente innatas. Sin embargo, hay algunas que tienen una importancia en la vida diaria, y a veces no nos enfocamos en desarrollarlas como es debido. Estas son las habilidades sociales, y a continuación te enseñaremos los beneficios de su buen desarrollo.

 

psicología positiv
Saber como relacionarnos con los demás marca nuestro bienestar personal optimo. Andrea Piacquadio en Pexels.

También podría interesarte:

¿Qué son las habilidades sociales?

Son el conjunto de actitudes utilizadas al momento de comunicarnos con los demás de la manera adecuada. Por lo tanto, estas van desde iniciar una conversación hasta saber como expresar los sentimientos. Y por supuesto, respetar los de los demás y las estrategias que se emplean para resolver un conflicto interpersonal.  De esta manera, las habilidades sociales (HHSS) son adquiridas a lo largo de la vida por medio del aprendizaje por observación e imitación. Es decir, a medida que socializamos con nuestro entorno.

Por consiguiente, al no ser rasgos de personalidad pueden modificarse, enseñarse o mejorarse a través del mismo aprendizaje. Asimismo, las HHSS varían entre las personas dependiendo de su edad, sexo, cultura y entorno en el que viven. Igualmente, pueden cambiar a lo largo del tiempo por eso es importante adaptarse a ellas dejando atrás los prejuicios pasados. 

¿Por qué son importantes las habilidades sociales?

Lamentablemente muchas personas no suelen enfocarse en mejorar sus habilidades sociales. Lo cual es un error bastante grave. Puesto que el no desarrollar correctamente las habilidades sociales trae múltiples consecuencias a corto y largo plazo.  A manera de ejemplo, el no saber comunicarse correctamente con las personas, o no comprender los sentimientos ajenos a los suyos puede provocar que en una conversación llegue a malos entendidos o conflictos. Lo cual disminuye la posibilidad de crear buenas relaciones. 

Otro ejemplo, es que al no saber cómo proceder ante una situación problemática en un contexto social determinado. Puesto que no se es capaz de usar las herramientas necesarias para llevar a cabo tareas pedir opiniones o delegar funciones que puedan solventar la disputa. Por ende, ocasionando muchos más problemas y malentendidos en el mismo contexto. 

A partir de estos ejemplos, puedes observar que las HHSS son de vital importancia en todos los contextos de la vida. Porque una buena interacción con los demás y con uno mismo, cualquiera puede trazar correctamente el camino a cumplir las metas que solo se pueden llevar a cabo en grupos. 

9 beneficios de las habilidades sociales

Somos animales sociales, eso está más que claro. Si nos aislamos o no sabemos como interactuar con los demás, somos sometidos a emociones negativas que pueden tener repercusiones a largo plazo bastante graves. Por el contrario, el saber como relacionarse con los demás puede traer una serie de beneficios como los siguientes: 

1. Facilita la comunicación con los demás

En primer lugar, te otorga las herramientas para iniciar, mantener y finalizar una conversación correctamente. Desde el tono de voz y las palabras correctas a utilizar con ciertas personas, hasta el lenguaje corporal empleado. 

2. Manejo de situaciones

Te ayudan a desarrollar las actitudes para liderar un grupo. Lo cual implica el comprender las diferentes situaciones y puntos de vista que pueden aparecer en un trabajo en equipo. Sin mencionar que también encontrar diferentes alternativas para resolver un conflicto determinado.

3. Expresar correctamente los sentimientos

Al ir desarrollando las habilidades sociales, vas dejando de lado la timidez. En otras palabras, aprendes a identificar, controlar y expresar tus sentimientos de manera correcta. Como el simple hecho de expresar que ya no quieres hablar de un tema y lo prefieres cambiar de manera educada sin herir a otros. Gracias al buen desarrollo de la asertividad. 

4. Fortalecer la capacidad de autocontrol

En relación a lo anterior, te ayudan a controlar los impulsos y con ello expresar un disgusto sin necesidad tornar a una comunicación agresiva. Sino a saber como expresar los sentimientos negativos, como el estrés y la ansiedad de una manera más asertiva para que los demás puedan entenderte. 

5. Respetar los límites de  los demás

Así como aprendes a controlar tus impulsos, comprendes que los demás también los tienen y se pueden frustras. Por lo que aprendes a respetar sus límites cuando lleguen a ellos y no les exiges, para que no se alteren más. De esta manera, es fácil comprender el por qué una persona está frustrada. Al mismo tiempo que se comprende que su manejo de la frustración es totalmente diferente al propio. 

 

Las habilidades sociales desarrolladas generan individuos más receptivos y empáticos. Andrea Piacquadio en Pexels

 

6. Desarrollar la empatía

Las habilidades sociales te ayudan a identificar los sentimientos de los demás ya sean de alegría o tristeza, permitiéndote ponerte en su lugar y ayudarlos cuando lo necesiten. El ser empático no solo significa el saber la situación de la otra persona, sino asumirla como si estuviese sucediendo de manera personal. Lo que evita que nos adentremos en nuestra propia burbuja de comodidades, sin pensar en los sentimientos ajenos. 

7. Fortalecer la comprensión

Nadie es perfecto, todos cometemos errores. Al entender estas frases, comprendes que así como tu te puedes equivocar los demás también. En base a esto aprendes a escuchar, entender e incluso perdonar a alguien cuando haya cometido un error. Con el desarrollo de la empatía y la comprensión, puedes saber el por qué de las acciones de ciertas personas. No se trata de justificar malos actos, sino de darles un sentido. 

8. Te enseña a eliminar los prejuicios

Todo cambia con los años, las habilidades sociales también, al ir adaptándose a ellas aprendes a respetar las diferencias individuales y no dejar que antiguas creencias o prejuicios te hagan juzgar mal a alguien sin ni siquiera conocerlo. La tolerancia es una característica de aquellas personas que saben como desenvolverse socialmente. Porque entienden que todos somos diferentes y el respetar esas diferencias, nos hacen mejores personas cada día.

9. Crear relaciones verdaderas y duraderas

El desarrollar tus habilidades de comunicación, comprensión y empatía, te permite crear y fortalecer las relaciones con tus amigos y familiares. Aprendes a identificar a los verdaderos amigos de los falsos y separarte de las malas amistades. Del mismo modo, puedes guiar a los demás para que ellos las fortalezcan también.

Para reflexionar

Ahora que sabes la importancia y los beneficios que te otorgan las habilidades sociales, no dudes en aprovecharlas para crecer como persona y mejorar el camino para trazar y cumplir tus metas. Es saber desde lo más básico, como el iniciar una conversación, reconocer sus errores y pedir disculpas, para que crezcan como niños de bien y hagan grandes logros en su vida.

Del mismo modo fortalecer estas habilidades no es totalmente imposible. Son el resultado del aprendizaje, y siempre podemos aprender de nuevo. Claro, no siempre es fácil desarrollarlas y algunas personas les cuesta más que a otras. Pero para ello siempre se puede pedir ayuda profesional para que te ayude a identificarlas y desarrollarlas, todo depende de tu deseo de crear fuertes vínculos con las personas que te rodean. 

Referencias

Articulos relacionados