El método científico: conceptos básicos y pasos

El método científico es la base de la obtención de conocimiento. Foto de pch-vector en Freepik.

 

Consiste en una serie de pasos que se agrupan en orden con la finalidad de adquirir nuevas ideas y conocimientos. Aunado a esto, existe una condición al momento de investigar siguiendo como línea base al método científico y es que debe ser fundado en el empirismo, la medición y debe estar dependiente a la razón. Ahora bien, el empirismo es una corriente filosófica que sostiene que la experiencia es el origen de nuevos conocimientos ya que plantea que las vías sensoriales, es decir, los sentidos del individuo son los caminos de aprendizaje para el mismo.

Así mismo, la razón es considerada por la Real Academia Española (RAE) como la facultad de pensar, reflexionar e inferir determinada evidencia  o argumento. Tras haber explicado en que debe estar basado el método científico de forma amplia, pasaremos a definir la serie de pasos por la que está constituido y que se deben seguir para llevarlo a cabo de manera óptima y confiable.

También te puede interesar:

Pasos a seguir en el método científico

Para lograr que el método científico sea empleado de la mejor forma y que los resultados sean óptimos, satisfactorios y los esperados; se deben seguir 5 pasos determinantes:

1. Observación

Con este paso se inicia el estudio y la investigación con base al método científico. Este consiste en determinar qué es lo que el individuo quiere y desea estudiar o entender, esto sucede mediante el uso de los sentidos del mismo ya que a través de la percepción que tenga el individuo sobre la situación, el acontecimiento o el contexto que le llame la atención evaluar. Igualmente, es conocido también como el contacto que tiene el investigador con la situación a estudiar.

2. Hipótesis

Consiste en suponer y formular un concepto o una posible solución que explique el problema o la situación que se explora e investiga. Es decir, se plantean diversas teorías que expliquen el por qué, para qué o el cómo sucede lo que el individuo está observando y desea investigar. Se conoce también como aquella que nos permite predecir el resultado.

El objetivo siempre es dar respuesta a una pregunta o planteamiento. Foto de rawpixel.com en Freepik.

 

En este sentido, pueden presentarse más de una hipótesis. Y a lo largo de la investigación ir comprobando y experimentando cual se acerca más a la respuesta que buscamos. Ya que se debe tener en cuenta que una hipótesis representa una probabilidad. Son los investigadores quienes deben ensayarse a través de la experimentación hasta conseguir la respuesta buscada.

3. Experimentación

En este paso es donde se realizan diversos ensayos e intentos para conseguir probar la hipótesis planteada. Esta puede probarse a través de diversos instrumentos o herramientas para poder obtener los resultados. O bien, la respuesta que se acerque más al grado de veracidad de la hipótesis planteada en el punto anterior.

Ahora bien, si la hipótesis planteada resulta negada tras la experimentación realizada se debe proponer una nueva hipótesis que nos acerque de manera certera y satisfactoria a la respuesta que se busca. Es decir, a la explicación y al motivo causante de lo que evalúa o estudia el individuo en el primer punto de la observación.

4. Análisis de los datos

Es lo que permite confirmar, explicar y entender la hipótesis más probable. Es importante mencionar que los resultados o datos que se obtengan a través de la experimentación pueden dar parte positiva a la confirmación de la hipótesis planteada. O por el contrario puede refutar la hipótesis inicial.

Asimismo, en ocasiones estos resultados pueden no aportar algún dato significativo o de valor a la investigación en cuanto a la afirmación o refutación de la hipótesis planteada. En este momento el investigador debe plantear otra hipótesis, realizar el procedimiento nuevamente. De esta manera conseguir la respuesta que se busca ante la comprobación de la hipótesis.  

5. Conclusiones

Al ser este el último paso, consiste en realizar un resumen o una concentración de información. Con la finalidad de dar respuesta desde el inicio de una manera ordenada y definida a la situación explorada. En este paso el investigador acepta los resultados que anteriormente refutaron o atendieron positivamente la hipótesis del estudio investigativo. En otras palabras, este paso da la respuesta que se espera conocer desde el primer paso que dio inicio a la realización del estudio investigativo.

Método científico en psicología

La psicología al ser la ciencia que consiste en el estudio del comportamiento humano. Se dedica también al estudio científico en torno a fenómenos de curiosidad para el investigador, en este caso, del psicólogo. Cuando este toma la iniciativa de realizar un trabajo investigativo mantiene la finalidad y el objetivo de detallar, explicar y en algunos casos también influir, a través de la investigación, en el comportamiento de los seres humanos.

La importancia de la aplicación del método científico en las investigaciones realizadas en el campo de estudio y de aplicación  de la psicología, es que están descritas y basadas en la experiencia, en datos objetivos y en resultados obtenidos de manera justa. Ahora bien, la realización de una investigación en el área de psicología no solo da paso al uso de estos resultados como una prueba sólida y fiable para el investigador o psicólogo que lo llevó a cabo, para describir o explicar la hipótesis inicial, es decir, no solo aporta la respuesta a la pregunta inicial del trabajo investigativo.

Es importante mencionar que esta investigación también podría servir como base sólida a otros investigadores o a otros trabajos investigativos. Ya que puede verse reflejado como antecedente, como impulso o como motivación para realizar estudios similares. De esta forma, el investigador también puede usar este trabajo investigativo como base pero  cambiando alguna variable o algún instrumento de medición que permita la obtención de mejores resultados. O que el resultado se acerque más a lo que el investigador espera conseguir de acuerdo a la investigación que se planteó desde el inicio.

El método científico siempre debe generar resultados, incluso en la psicología. Foto de rawpixel.com en Freepik.

En otro orden de ideas, el individuo que tome la iniciativa de realizar y llevar a cabo una investigación debe tener conocimientos sólidos en cuanto a la realización del trabajo investigativo. Si no es así, es recomendable que busque o solicite ayuda, tutoría o sostén de parte de algún profesional especialista o comprometido en el área. Conforme a esto, si el investigador mantiene la premisa del método científico en cuanto al supuesto de que la información, resultados y consecuencias obtenidas del trabajo investigativo deben ser totalmente confiables.

No debe tomar a juego este proceso pues la investigación puede verse modificada o alterada por la falta de conocimientos y de responsabilidad. De esta forma, puede verse comprometida la veracidad, seguridad y credibilidad tanto de su investigación como la de los demás investigadores que utilicen dicho trabajo como base y sustento académico o profesional ante futuras investigaciones. Generando así desconcierto, incertidumbre, dudas y sobre todo un mal sustento científico.

Por consiguiente, el mal uso del método científico al momento de realizar o generar los resultados de una investigación puede repercutir de manera significativa. Tanto en el área de la psicología y en el ámbito de la ciencia en general. Dejando un sin fin de consecuencias debido a que sobre este trabajo pueden enfundarse criterios erróneos, resultados facticios y verificación de hipótesis incorrectas. Dado esto, el investigador debe verse comprometido de manera responsable y consciente de la realización de la investigación. Para que su aporte a la misma sea el más esperado para él y para las demás personas que basen sus investigaciones en ella.

Referencias

Articulos relacionados