Definición de psicosis: Tipos y cómo tratarla

La psicosis puede ser entendida como una patología psicológica que afecta la percepción de la realidad en quienes la padecen, es frecuente la presencia de alucinaciones en múltiples formas.
Definición de psicosis
Definición de psicosis
La psicosis es una psicopatología compleja

La definición de psicosis puede ser confundida con otros trastornos, síndromes o afecciones psicológicas. Es por ello que hoy te describiremos qué es la psicosis, cuáles son sus síntomas y sus tratamientos.

¿Cual es la definición de psicosis?

La definición de psicosis se refiere a episodios en los que el sujeto pierde contacto con la realidad. Se caracteriza por experimentar falsas creencias sobre lo que sucede, que técnicamente conocemos como delirios. Asimismo, se puede determinar la presencia de alucinaciones visuales y auditivas.

Por otro lado, tenemos que la psicosis afecta por completo el desarrollo normal de la persona, esto quiere decir que hace que no puedan cuidarse por sí solas. De esta manera, deben estar bajo vigilancia, ya que si no cumplen con su tratamiento puede autolesionarse o lesionar a los demás.

Tal vez te pueda interesar:

Causas de la psicosis

La psicosis puede ser ocasionada por distintas vertientes. Se puede comprender el aspecto biológico, psicológico y social. En la definición de psicosis, se pueden establecer vínculos entre estos aspectos cuando se introduce el consumo de sustancias. Además, las corrientes psicológicas también tienen distintas formas de explicar esta alteración.

Según estudios realizados, se sugiere que la psicosis puede deberse a un exceso en la producción y actividad de la serotonina y la dopamina. Es por ello que los antipsicóticos inhiben el efecto de estos neurotransmisores mencionados.

Por su parte, tenemos que las personas que son más vulnerables al estrés, a la frustración, o que no saben afrontar las situaciones del día a día, son más propensas a desarrollar una psicosis. Dicha teoría es apoyada por el enfoque cognitivo conductual.

Encima, las sustancias psicoactivas pueden ocasionar alucinaciones y delirios. Incluso, sustancias tales como la marihuana, el alcohol, los antidepresivos, la cocaína, benzodiazepinas y las anfetaminas pueden causar psicosis.

Por último, encontramos que, Jacques Lacan, uno de los teóricos psicoanalíticos más importantes, señala que la psicosis puede deberse al rechazo de la figura paterna en la infancia, denominando este proceso como forclusión. Añadiendo, en su caso, que las alucinaciones pueden representar el retorno de dicha forclusión o rechazo.

Síntomas de la psicosis

Síntomas de la psicosis
Dentro del espectro de la psicosis existen síntomas variados

Ahora que ya conocemos la definición de psicosis y sus posibles causas, señalaremos qué síntomas se hacen presentes en su aparición. Es importante recordar que esta sintomatología puede ser parte de otras afecciones, por ello es primordial la consulta con un profesional.

Al mismo tiempo, es fundamental destacar que, si el sujeto cumple con la mayoría de esta sintomatología por un período prolongado de tiempo, lo más recomendable es asistir con un psicólogo. Todo esto con el fin último de que sea tratado y diagnosticado correctamente.

Los síntomas presentados a continuación pueden aparecer progresivamente. Es importante estar atentos si tú o algún conocido presenta uno de ellos de manera repentina y frecuente. 

1. Ver, sentir o escuchar cosas que no existen

En la presencia de la psicosis, muy comúnmente se hacen notar las alucinaciones. Estas consisten en que el sujeto siente, escucha y ve cosas que no existen. Ejemplo de ello puede ser que se escuchen voces que les indican que pueden o no hacer ante un momento determinado.

2. Pensamientos desorganizados

Una persona psicótica experimenta la presencia de pensamientos desorganizados, reflejándose, a su vez, a través de su lenguaje. Pueden además hablar de temas sin sentido en medio de una conversación o bien, es probable, que puedan saltar de un tema a otro sin lógica alguna.

3. Aislamiento

Al vivenciar un episodio de psicosis la persona puede aislarse de su entorno, al punto de no querer hablar ni tener contacto con nadie más. Además de esto, las personas suelen sentir que todo a su alrededor se mueve con lentitud.

4. Cambios bruscos de conducta

Con frecuencia las personas psicóticas tienen cambios bruscos de conducta. Pueden llegar a ser sujetos extravagantes o con dificultades para expresar lo que sienten. Esto los lleva, como consecuencia, a tener sentimientos de culpa o depresión.

5. Confusión mental

En cuanto a la confusión mental encontramos que los psicóticos presentan estos períodos en donde pueden perder incluso la memoria. Se sienten frecuentemente desorientados o perdidos en su entorno producto de esta afectación. Y, en ocasiones, se les hace complicado entender la manera de hablar de los demás, aunque sea en el mismo lenguaje.

Los 9 tipos dentro de la definición de psicosis

Los 9 tipos de psicosis
Dentro de la psicosis se pueden encontrar diversos sub-trastornos

Ahora bien, existe una extensa variedad de presentaciones en la psicosis. Estas dependen de la duración de los síntomas, su intensidad y el motivo que las ocasiona. En este listado te expondremos 9 tipos de psicosis.

1. Psicosis orgánica

Este tipo de psicosis se presenta como consecuencia de otras enfermedades o lesiones orgánicas. Poniendo como ejemplos, podemos encontrar el Parkinson, accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales. Aunado a esto, las personas suelen presentar amnesia.

2. Psicosis inducida por sustancias tóxicas

En esta oportunidad la psicosis aparece debido al abuso de sustancias como alcohol o drogas. También puede darse por la abstinencia de los mismos, luego de haberlas consumido por un tiempo prolongado. En ocasiones puede desaparecer luego de la desintoxicación, pero no siempre ocurre de esta manera.

3. Psicosis reactiva breve

Este tipo de psicosis puede ser transitoria; es decir, puede pasar a los pocos días de su aparición. Su causa radica en respuesta a situaciones de mucho estrés o tensión, en donde la persona no sabe sobrellevar la situación. O puede deberse también a una pérdida significativa.

4. Trastorno delirante

El trastorno delirante se caracteriza, como su nombre lo indica, por los delirios. Las personas creen firmemente en cosas que ven, sienten o escuchan pero que, en realidad, no existen.

5. Esquizofrenia

La esquizofrenia es una de las psicosis que presenta gran parte de los síntomas. Una persona con esquizofrenia puede manifestar delirios, alucinaciones, cambios bruscos de conducta, entre otros síntomas. Para ser diagnosticada, esta sintomatología debe estar presente durante más de seis meses.

6. Trastorno esquizofreniforme

Acerca del trastorno esquizofreniforme tenemos que muestra los mismos síntomas de la esquizofrenia, pero de manera breve. Este trastorno dura no más de 6 meses y luego desaparece.

7. Trastorno bipolar

Generalmente el trastorno bipolar se ubica dentro de la categoría de los trastornos del estado de ánimo, pero también presenta síntomas psicóticos. La bipolaridad se caracteriza por tener episodios de manía (excitación o euforia) y de depresión (inhibición y desánimo). Durante dichos episodios la persona puede alucinar.

8. Trastorno esquizoafectivo

Con respecto a este trastorno, se presentan de manera simultánea un trastorno del estado de ánimo y las manifestaciones características de la psicosis. En otras palabras, comparte síntomas de ambas partes.

9. Depresión psicótica

En suma, tenemos a la depresión psicótica, la cual consiste en presentar una aguda depresión con síntomas psicóticos. Sin embargo, entre dichos síntomas no aparece rastro de la manía.

Cómo prevenir la psicosis

Prevención de enfermedad
Evitar los excesos puede ser la clave para evitar algunos tipos de psicosis

En la actualidad, no existe un método o una manera que asegure que podemos prevenir la psicosis. No obstante, podemos seguir ciertas recomendaciones para ser menos propensos a padecer esta afección psicológica.

Por ejemplo, para evitar la psicosis inducida por sustancias, se recomienda no abusar del consumo de alcohol o no ingerir ningún tipo de drogas. Asimismo se sugiere trabajar en el manejo del estrés o la frustración. Esto nos podría a ayudar a evitar no solo una psicosis, sino también otras afecciones psicológicas o físicas.

Tratamientos para la psicosis

Las personas que padecen algún tipo de psicosis, por lo general necesitan atención personalizada. Es por ello que suelen ser hospitalizados con el fin de garantizar su seguridad y la de quienes los rodean.

Además de lo antes mencionado, la psicosis se trata con fármacos conocidos habitualmente como antipsicóticos. Estos ayudan a disminuir algunos de los síntomas, como los delirios y las alucinaciones. Del mismo modo, mejoran el comportamiento y pensamiento.

Vinculado con lo anterior, los pacientes psicóticos pueden asistir a apoyos psicosociales. En ellos se les permite expresarse y poder compartir con personas que pasan por la misma situación o simplemente tener a alguien que los escuche y oriente.

 

Referencias bibliográficas:

  • Tsuang, M.T.; William, S. Stone, S.V. Faraone (2000). Toward Reformulating the Diagnosis of Schizophrenia. American Journal of Psychiatry, 157(7): pp. 1041 – 1050.
  • Johns, L.C.; van Os, J. (2001). The continuity of psychotic experiences in the general population. Clinical Psychology Review, 21(8): pp. 1125 – 1141.
  • Cardinal, R.N.; Bullmore, E.T. (2011). The Diagnosis of Psychosis. Cambridge: Cambridge University Press.