CLOSE

Demencia en el Alzheimer: origen, causas y síntomas

La Demencia en el Alzheimer es una enfermedad progresiva que afecta significativamente a la memoria y otros de los procesos cognitivos de quienes la presentan. La degeneración de las conexiones entre células es lo que provoca el deterioro. ¡Conoce más en este artículo!
Demencia en el Alzheimer
Demencia en el Alzheimer
El Alzheimer es un deterioro grave de la capacidad mental.

Los trastornos mentales son cada día más conocidas dentro de la sociedad. Por eso, siempre es importante informarnos de forma adecuada acerca de cada una.  En esta ocasión, hablaremos sobre la demencia en el Alzheimer.

Esta es una afección bastante común en la actualidad. Sin embargo, aun existe un grado considerable de desinformación entre la población general. A continuación, podrás conocer toda la información relevante sobre esta alteración.

¿Qué es la demencia en el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer, también conocida como demencia en el Alzheimer, es una enfermedad neurodegenerativa. Su principal manifestación es la pérdida inexorable y progresiva de la función cognitiva.

Es importante destacar que durante su curso, es posible observar distintos trastornos conductuales. Además, con el tiempo, los pacientes llegan a un punto donde no pueden realizar ni siquiera las tareas más simples.

También, esta alteración afecta la memoria, el pensamiento y otros procesos cognitivos. Normalmente, el síntoma más predominante es la pérdida progresiva e irreversible de los recuerdos. Así como también de otras capacidades mentales. La causa de esto es la muerte de las células nerviosas a medida que el trastorno progresa. Como consecuencia, distintas zonas del cerebro se atrofian.

Cabe señalar que en la mayoría de los casos, los efectos de la afección comienzan a ser visibles a partir de los 60 años. Por lo tanto, es una condición que se presenta de forma predominante en sujetos de la tercera edad.

Descubrimiento del Alzheimer

Cómo se descubrió el alzhéimer
Auguste Deter, primer caso documentado de Alzhéimer.

La enfermedad de Alzheimer fue descubierta en el año 1906, gracias al doctor Alois Alzheimer. Él logró notar ciertos cambios en el tejido del cerebro de una mujer que había muerto de una afección mental rara.

Los síntomas que presentaba la paciente incluían pérdida de memoria, problemas de lenguaje y también un comportamiento impredecible.

Luego de su muerte, el doctor Alzheimer procedió a examinar su cerebro. Fue allí cuando encontró varias masas anormales, actualmente conocidas como placas amiloides. Asimismo, descubrió polvos retorcidos de fibras que hoy día son llamados ovillos o nudos neurofibrilares.

En este sentido, tanto las placas como los ovillos dentro del cerebro son características resaltantes de la condición. Igualmente, otra manifestación física es la pérdida de conexión entre las neuronas.

Tal vez te pueda interesar:

Las placas y los ovillos en el Alzheimer

Como se mencionó anteriormente, las placas y los ovillos están vinculados con esta patología. Se trata de dos estructuras anormales, las cuales se encargan de dañar y matar las células nerviosas. Las placas se constituyen a partir depósitos de un fragmento de proteína beta amiloide. Esta se va acumulando en los espacios entre las neuronas. Por su parte, los ovillos son fibras retorcidas de la proteína tau que se acumula directamente dentro de las células.

De allí que la mayoría de las autopsias muestran que las personas que poseen placas y ovillos tienen más probabilidad de desarrollar Alzheimer. Teniendo en cuenta esto, es como un patrón visible en ciertas áreas del cerebro.

Hasta la fecha, los científicos desconocen la función exacta que tienen estas formaciones dentro de la demencia en el Alzheimer. Pero, se afirma que tienen la capacidad de bloquear la comunicación entre células nerviosas. De esta manera, alteran sus procesos metabólicos y producen la muerte de la neurona.

Causas de la demencia en el Alzheimer

Las causas no han sido bien definidas todavía. Aunque, existen 3 hipótesis principales que buscan explicar el fenómeno. Estas son el déficit de acetilcolina, la acumulación de amiloide o proteína tau y los trastornos metabólicos.

Ahora bien, también se ha señalado que la enfermedad de Alzheimer es multifactorial, ya que tiene distintos factores de riesgo. Aquí se incluyen variables como la predisposición genética. Siguiendo esta línea, se ha demostrado que la probabilidad de padecerla es mayor si se tiene un pariente de primer grado con esta condición. Y es aun más alta mientras más familiares sean.

Otro aspecto a considerar es la edad; por lo general, aparece a partir de los 65 años. Sumado a esto, existen ciertos riesgos ambientales, los cuales pueden favorecer su desarrollo. Por ejemplo, los traumatismos craneoencefálicos graves.

Por otra parte, la evidencia epidemiológica ha revelado factores de tipo vascular, tales como diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia, dietas, entre otros. Todos estos favorecen de cierta manera al desarrollo de la enfermedad del Alzheimer.

Síntomas del Alzheimer

Síntomas
La dificultad significativa para recordar eventos es el síntoma característico.

Uno de los síntomas más comunes de la demencia en el Alzheimer, es la dificultad para recordar información recién aprendida. Esto se debe a que los cambios que ocurren durante esta enfermedad, generalmente comienzan en una parte del cerebro que afecta directamente el aprendizaje.

No obstante, cabe mencionar que cierto deterioro de la memoria es normal a medida que se envejece. De manera análoga, el pensamiento se vuelve un poco más lento y hay dificultad para recordar algunas cosas.

Ahora, cuando la pérdida de memoria es grave (por ejemplo, la persona olvida dónde vive), hay confusión y alteraciones conductuales, hay que estar atentos. Esto puede ser un signo de que las células cerebrales están fallando.

Síntomas del Alzheimer avanzado

Mientras más va avanzando esta enfermedad en el cerebro, se comienzan a agravar los síntomas. Entonces, aparece la desorientación, comportamiento errático, cambios de humor y confusión. De la misma forma, es cada vez más complicado recordar eventos, lugares, fechas, etc.

Usualmente es en este punto cuando aparecen las sospechas entre familiares, amigos y cuidadores. La pérdida de la memoria y los cambios del comportamiento se vuelven muchísimo más graves. Finalmente, los pacientes llegan a tener dificultad para hablar, tragar o incluso caminar.

Si hay algún tipo de sospecha, se debe visitar inmediatamente a un médico o un especialista de la salud mental. Para así realizar una evaluación y conseguir un diagnóstico que permita una intervención adecuada. Muchas veces de esto depende que el paciente pueda tener una buena calidad de vida.

Investigaciones y avances sobre la demencia en el Alzheimer

En la actualidad, el Alzheimer es considerado una prioridad dentro de la investigación biomédica. Los expertos trabajan arduamente para poder comprender todos los aspectos sobre esta enfermedad y otras relacionadas.

Considerando esto, es importante resaltar que el 90% de lo que sabemos acerca de esta alteración, son descubrimientos de los últimos 20 años. Gracias a estos sabemos que esta condición afecta directamente al cerebro.

Al mismo tiempo, se debe hacer énfasis en que aún se siguen investigando desde muchísimos enfoques potenciales. Con el objetivo de entender mejor el trastorno, sus causas y cómo podemos revertir los síntomas. O incluso, encontrar una cura.

Por último, si tú o alguien cercano presenta algunos de los síntomas descritos anteriormente, no dudes en acudir con un especialista. Un diagnóstico temprano de demencia en el Alzheimer puede ser la clave para controlar la progresión de la enfermedad. Y así permitir a los pacientes tener una mejor calidad de vida.

 

Referencias Bibliográficas:

  • Morley, John E., Susan A. Farr, and Andrew D. Nguyen. Alzheimer Disease. Clinics in Geriatric Medicine 1 Nov. 2018: 591–601. Clinics in Geriatric Medicine. Disponible en: https://www.geriatric.theclinics.com/article/S0749-0690(18)30999-6/abstract
  • Vally, M., and F. Kathrada. Understanding Alzheimer Disease. South African Family Practice 61.2 (2019): 28–34. South African Family Practice. Disponible en: http://safpj.redbricklibrary.co.za/index.php/safpj/article/view/5026
  • Gómez Gallego, M., and J. Gómez García. Musicoterapia En La Enfermedad de Alzheimer: Efectos Cognitivos, Psicológicos y Conductuales. Neurologia 32.5 (2017): 300–308. Neurologia. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0213485316000049