Neurociencias en la educación

Las neurociencias sirven para explicar de manera exacta como funcionan algunos procesos de aprendizaje a nivel cerebral, además ayudan a detectar trastornos.
neurociencias en la educación
Los estudios en neurociencia han revelado aspectos del aprendizaje que pueden potenciar la educación.

En los últimos años, las neurociencias en la educación han ido avanzando en cuanto a investigaciones y exploraciones tanto en ámbitos separados como en conjunto. Ahora bien, antes de indagar sobre la estrecha relación que mantienen ambos campos, es importante definir de manera sólida estos conceptos. Para así facilitar la comprensión del presente artículo.

La neurociencia ha revolucionado en gran nivel todos los aspectos en la vida cotidiana del individuo. Podemos tomar como ejemplo principal, las políticas públicas que le dan amplio valor al cerebro y a su función en diferentes ámbitos. Tales como educación, derecho, medicina y tecnologías.

¿Qué son y cómo participan las neurociencias en la educación?

Para poder discutir el rol de las neurociencias en la educación, es esencial comprender ambos conceptos por separado, así, daremos inicio con el primero.

Este término es utilizado para hacer referencia a la disciplina científica que trabaja e investiga el sistema nervioso. Con el objetivo de aproximarnos a la comprensión de los mecanismos que regulan las reacciones nerviosas y el comportamiento del cerebro.

Así mismo, al existir diversas ramas de las neurociencias, esta debe ser estudiada de manera conjunta, integrada y complementaria. Para así comprender la complejidad del desarrollo del cerebro desde sus diversas áreas para obtener una mejor comprensión del comportamiento humano.

Puede que te interese: «La variable en una investigación y su clasificación»

Los avances tecnológicos y el estudio del cerebro

Aunado a lo anterior, esta disciplina busca explicar cuál es el funcionamiento de la mente con base en su posición biológica adaptada en el cerebro. Este campo de estudios gana relevancia gracias a los avances de la tecnología. Por ejemplo, los escáneres cerebrales diseñados por otras ramas de la ciencia que han permitido progresar en el conocimiento del sistema nervioso.

De esta manera, los estudios han comprobado cosas que antes eran consideradas ficción, ahora corresponden a hechos verificables de la ciencia.  Llegados a este punto, resulta relevante señalar la importancia de conocer el cerebro y sus estructuras. En vista de que este tema guarda relación con el comportamiento.

Por lo tanto, es vital para poder trabajar de forma segura en cuanto a la modificación de conducta y las estrategias de intervención psicológicas.

Aspectos esenciales de la enseñanza para las neurociencias en la educación

neurociencias en la educación
Los conceptos relacionados con la enseñanza han cambiado gracias a nuevos avances científicos.

Esta práctica es conocida como el proceso de aprender y enseñar. Aun así, la educación es muchísimo más que un proceso de dar y recibir. De hecho, es un proceso de acompañamiento que se le brinda al niño desde las primeras edades hasta su autonomía.

En este sentido, va más allá de un proceso académico, cumplimiento de normas, seguimiento de pautas y realización de actividades.

De esta forma, es importante que la educación se vea como el apoyo que se le da al individuo hasta que sea autónomo. Igualmente, se busca que esté capacitado en los aspectos de su desarrollo. Como veremos más adelante, este es un punto fundamental para comprender el rol de las neurociencias en la educación.

Explicado de esta manera, no basta con el acuerdo de estar en el aula de clases, en la educación se desarrollan competencias y valores. Los cuales se dirigen a la realización tanto de la vida propia como para crear una sociedad más justa y solidaria.

Además de esto, las investigaciones revelan que el aprendizaje es un proceso que implica diversas variables. Entre ellas, encontramos elementos relativos al funcionamiento del cerebro humano. Como resultado, la relevancia de las neurociencias dentro del ámbito educativo es innegable. A continuación, abordaremos algunos de los descubrimientos más importantes.

Relación entre neurociencias y educación

Con respecto a la relación entre ambas disciplinas, existen diferentes teorías para que el aprendizaje se lleve a cabo de forma activa, completa y satisfactoria. Múltiples estudios neurocientíficos han expuesto que el entorno natural y social son vitales para que exista un óptimo aprendizaje por parte de los alumnos. 

De acuerdo con una revisión realizada por Ming Kuo, investigadora de la Universidad de Illinois, las neurociencias han demostrado que esto es un hecho. Puedes consultar su artículo aquí (disponible en inglés).

Actualmente, otros estudios confirman científicamente que, tanto en el aula como en el ámbito de la vida, el individuo no obtiene el conocimiento al memorizar. Tampoco al repetirlo con frecuencia, sino al realizar, experimentar y, sobre todo, disfrutando a través de las emociones.

Emoción y aprendizaje: ¿Qué nos dicen las neurociencias en la educación al respecto?

neurociencias en la educación
La emoción y el aprendizaje están estrechamente vinculados, y esto puede aprovecharse en la educación. Foto de Freepik

Dentro de este marco, las neurociencias también han permitido conocer cómo es la funcionalidad del cerebro. Y explican el importante papel de la curiosidad y los estados emocionales en la adquisición de nuevos conocimientos.

La relación que mantienen las emociones, el aprendizaje y la memoria es primaria dentro del proceso educativo. Desde la perspectiva de la neurociencia educativa, se hace énfasis en que la inteligencia es una noción multidimensional. Con base en esto, el ambiente de aprendizaje debe motivar a los niños a indagar, pensar y expresar sus ideas a través de la variedad.

En este mismo orden de ideas, un descubrimiento relevante de las neurociencias en la educación, señala la primacía de la emoción en adolescentes. Con frecuencia, esto genera muchos inconvenientes con el actual modelo educativo que en esta etapa les obliga a aprender una gran diversidad de materias.

Sumado a esto, tiene como base sistemas de estudio totalmente racionales que imposibilitan la vinculación con el componente emocional que estos alumnos poseen.

Otros artículos que podrían interesarte:

Desarrollo neuronal

neurociencias en la educación
Tener en cuenta el desarrollo neurológico es vital para el aprendizaje.

El cerebro necesita en la niñez necesita crear nuevas redes neuronales y estas son formadas únicamente a través de nuevas experiencias. Por este motivo, es más común que los alumnos recuerden experiencias, actividades o encuentros con sus compañeros. En lugar de memorizar alguna fórmula matemática o eventos históricos.

Ahora bien, a partir de los 10 a los 12 años, el cerebro está concretamente receptivo a aprender aptitudes. Por ello, es un buen momento para potenciar la comprensión lectora y el razonamiento lógico-matemático. De igual forma, es positivo hacer énfasis en la resolución de problemas y ejecutar actividades adaptadas al desarrollo neurológico.

El papel de la amígdala según las neurociencias en la educación

Como factor importante en la neuro educación, la sorpresa activa la amígdala. El cerebro es un órgano que procesa patrones; ya que es así como el individuo se enfrenta al mundo. En base a esto, todo lo que no forma parte de esos patrones se almacena de manera más profunda en el cerebro.

De allí, surge la idea de usar en las clases y en las actividades académicas, algunos elementos que rompan con la monotonía. En vista de que benefician su aprendizaje dado que aumenta la disposición, motivación y entusiasmo de parte de los alumnos ante los nuevos métodos de aprendizaje.

La educación empática

Así mismo, la empatía es la manera más accesible de impartir el conocimiento. Adicionalmente, se ha confirmado que el cerebro no se encuentra estancado sin sufrir cambios. Contrario a ello, se demostró que existen etapas determinadas en los que un aprendizaje se ve más beneficiado que otros.

Se entiende entonces que las neurociencias muestran el lado biológico de la mente y el cerebro. Tomando en cuenta que en este residen algunos puntos importantes en el estudio como la conciencia y la cognición. Por ende, el objeto de estudio de esta disciplina es el responsable de todas aquellas conductas y demás cuestiones que la psicología se encarga de estudiar.

De ahí, resalta la importancia de apoyar los trabajos de las neurociencias en la educación. De manera que se puedan hacer nuevos descubrimientos que mejoren la calidad de los sistemas educativos actuales.

Articulos relacionados