El concepto de ensombrecimiento en el conductismo

Este concepto esta vinculado al condicionamiento clásico, teoría acuñada por Iván Pávlov. Vamos a descubrir de que se trata.
ensombrecimiento

El condicionamiento clásico (CC) o pavloviano se posiciona en la historia de la psicología como pionero y es de las teorías que tienen vigencia actualmente. De esta manera, en el CC encontramos un fenómeno llamado ensombrecimiento. Que resulta cuando, al presentar dos estímulos condicionantes, uno tiene mayor saliencia y afecta el poder asociativo del menos llamativo.

¿Parece algo sin sentido? Vamos a explicar los conceptos básicos para entenderlo.

El condicionamiento clásico o pavloviano.

Había una vez un científico que estudiaba los reflejos en animales, específicamente el salivar de los perros. Su nombre era Ivan Pavlov y en medio de su experimento notó algo raro. Los perros salivaban sin tener comida en frente ¿Por qué? Se preguntó. 

Y después de mucha observación se dio cuenta de que los perros habían asociado el sonido de la campana que el científico usaba antes de traer la comida con la comida que estaba por llegar,  así nace el condicionamiento clásico (CC)

La ley del CC establece que todos los estímulos tendrán una respuesta. Y que algunos estímulos, a los que llamaremos estímulos incondicionados (EI) causarán una respuesta automática a la que llamaremos respuesta incondicionada (RI). 

Y que algunos estímulos, llamados estímulos condicionados (EC) pueden generar la misma respuesta, llamada ahora respuesta condicionada (RC) después de asociarse con el EI.

En resumen, cuando asociamos un estímulo condicionado a un estímulo incondicionado, recibiremos la respuesta incondicionada ante ambos estímulos, este tipo de asociación la vivimos todos los días.

Artículo relacionado: «Cerebro Humano: qué es y cómo funciona»

Otros conceptos del condicionamiento clásico

Antes de ahondar un poco más en qué es el ensombrecimiento y cómo sucede tenemos que definir otras dos variables. Que son estímulos compuestos y la saliencia, claves para entender el fenómeno del ensombrecimiento.

Estímulos compuestos

Ya sabemos que en el CC tenemos un estímulo incondicionado que se asocia con un estímulo condicionado. Sin embargo, se puede dar el caso en el que presentamos o se presentan dos estímulos al mismo tiempo cuando estamos intentando hacer el condicionamiento. 

A esta presentación simultánea de dos estímulos condicionados se le llama estímulos compuestos.

Un ejemplo de estímulos compuestos sería que, teniendo como sujeto un felino, queremos asociar el estímulo de trepar sobre la mesa (EI) con dos estímulos condicionantes. Que son un trozo de su  pescado favorito (EC1) y la palabra “trepa” (EC2). Ambos estímulos condicionantes son presentados al mismo tiempo para un mismo fin.

La saliencia

La saliencia, aunque muy importante para entender el proceso del ensombrecimiento, es un concepto más simple. Llamamos saliencia al estímulo que más llama la atención. Por ende, que se presenta de forma más ostentosa o que destaca sobre el otro estímulo presentado.

Usando el ejemplo anterior, la palabra “trepa” (EC2) sería no saliente en relación a la comida favorita (EC1) del felino. Ya que por naturaleza éste se inclinará hacia la comida por su olor y sabor. En cambio la palabra trepa es un estímulo mucho menos llamativo.

Proceso del ensombrecimiento

Ahora que tenemos todos los componentes vamos a ver cómo sucede el ensombrecimiento, otro término explicado por Pavlov. Aunque quizás las explicaciones anteriores esclarecieron el asunto, te explicamos exactamente que es o, mejor dicho, cómo ocurre.

Si al hacer un experimento de CC le agregamos estímulos compuestos (dos estímulos que se presentan al mismo tiempo) como en el ejemplo del gato. Entonces, el ensombrecimiento resulta en que el estímulo saliente interferirá en la asociación del segundo estímulo. Así el gato se condicionará al pescado pero no a la palabra “trepa”. Por lo tanto, el estímulo saliente “ensombrece” u opaca el segundo estímulo que se está asociando. 

Ensombrecimiento en la práctica

En un salón de clases intentamos asociar la hora de la comida (EI) con sonidos específicos. Así unos minutos ante de que traigan la comida la profesora pondrá el sonido de una alarma muy fuerte (EC1) y dará tres palmadas suaves (EC2).

La alarma (EC1), al ser de mayor volumen, atraería la atención de los estudiantes mientras que la palmada (EC2) quedará entonces ensombrecida por el estímulo saliente (EC1). Una vez que se haya realizado la asociación de EI con los EC, si la profesora sólo hace las palmas (EC2) no será efectivo al contrario del sonido de la batería (EC1). Si llevamos a cabo el mismo experimento usando solamente las palmas (EC2) tendría la misma eficacia que si sólo se hiciese con la batería (EC1). 

El bloqueo, un concepto similar

Una diferencia clave entre el bloqueo y el ensombrecimiento es el tiempo, y más específicamente, la experiencia. Sin embargo, es entendible que ambos términos se confundan ya que son similares.

El bloqueo en el condicionamiento clásico sucede cuando, una vez que hemos asociado un estímulo condicionado a un estímulo incondicionado de manera satisfactoria, intentamos asociar un segundo. Pero presentándose ambos al mismo tiempo, como ya el primero estaba asociado interfiere con la asimilación del segundo.

Ejemplo de bloqueo.

Ahora bien, empleando el mismo ejemplo de los niños y la comida supongamos que ya están condicionados a que después de que damos tres palmadas (EC1) viene la comida (EI). 

Por lo tanto, ahora hacemos un experimento y mientras damos las tres palmadas decimos “A- B- C” (EC2). Los niños no asociarán el EC2 con la comida (EI), ya que la experiencia previa con el EC1 bloquea la asociación.

De esta forma, la diferencia de ambos conceptos es que, en el ensombrecimiento, los dos estímulos denominados compuestos ocurren al mismo tiempo. Sin ningún tipo de experiencia previa asociando dichos estímulos con el EI. En el caso del bloqueo se presentan los estímulos compuestos EC1 y EC2 después de que alguno de estos ya había sido asociado con el EI. 

Referencias.

Articulos relacionados