Adicción al alcohol: síntomas, causas y tratamiento

Aunque es considerada una sustancia de consumo "social", no dejan de existir riesgos para quienes beben alcohol, como desarrollar dependencia del mismo. En este articulo podrás conocer los síntomas, causas y los tratamientos mas efectivos para la adicción al alcohol.
qué es la adicción al alcohol
qué es la adicción al alcohol
La adicción al alcohol es uno de los tipos de drogodependencia más comunes que existen.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la adicción es una enfermedad física, psicológica y emocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. En el caso de la adicción al alcohol, la necesidad se liga directamente a las bebidas que lo contienen.

Así mismo, se determina por tener una serie de signos y síntomas, donde se ven implicados elementos biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. También, se caracteriza por la presencia de episodios continuos de descontrol y de pensamientos gradualmente distorsionados. Igualmente, existe negación constante en relación a la enfermedad.

¿Qué es el alcohol?

El alcohol es una droga que deprime al sistema nervioso central (SNC). Es decir, genera que las funciones del cerebro se ejecuten de forma más lenta. Así, al ser una sustancia depresora, perturba y afecta de manera directa la capacidad de autocontrol del individuo. Debido a esto, suele ser confundido con drogas estimulantes aunque realmente no lo es.

De hecho, quienes padecen de adicción al alcohol, suelen consumir este tipo de bebidas hasta que caen en un estado de inconsciencia. Si bien al principio se tiene la sensación de estar más “animado”, cuando se bebe por tiempo prolongado, el organismo termina por deprimirse.

Tipos de bebidas alcohólicas

Tanto las bebidas fermentadas como las destiladas pueden ser objeto de dependencia para estos pacientes.

Se conocen dos tipos de bebidas alcohólicas, existen las fermentadas que son los vinos, cervezas y sidras. Este tipo de sustancias contienen una graduación de alcohol entre los 4º y los 15º. Y son producidos por la fermentación de azúcares o de cereales.

Por otro lado, están las destiladas que son el producto de la purificación de las bebidas fermentadas. Como resultado, tienen una mayor concentración de alcohol. Algunos ejemplos son el vodka, whisky, ron o la ginebra, las cuales tienen entre 40º y 50º.

Adicción al alcohol o alcoholismo

El trastorno por consumo de alcohol o alcoholismo, es considerado como un patrón de consumo anormal de esta sustancia. Del mismo modo, hay dificultad para poder regular el consumo, preocupación excesiva por hacerlo y compulsión por beber.

En este mismo sentido, se observa la manifestación de síntomas de abstinencia en el momento en que se disminuye o eliminan de forma abrupta el consumo. Lo que genera un atropellamiento al Sistema Nervioso Central y sus mecanismos, pues son sometidos a un cambio radical sin algún tipo de recompensa.

Te recomendamos leer: «Intensidad de la dependencia alcohólica y resiliencia en sujetos pertenecientes al programa de Alcohólicos Anónimos. San Francisco de Asís, Estado Aragua»

Tipos de alcoholismo

Actualmente se conocen dos tipos de adicción al alcohol. El primero es el tipo I, y es conocido porque se desarrolla en la etapa adulta. Este se distingue por tener episodios de ingestas grandes y puntuales con intervalos de sobriedad, los cuales son cada vez más pequeños. Cabe destacar que puede generar dependencia y la aparición de alteraciones hepáticas.

Por su parte, el tipo II se genera en adolescentes y suele estar vinculado con un historial de violencia. De este cuadro resalta que el consumo de alcohol no es progresivo como el tipo I.

Quizá te interese: «¿Qué es la psicología infanto juvenil?»

Síntomas de la adicción al alcohol

cuáles son los síntomas de la adicción al alcohol
La adicción al alcohol se caracteriza principalmente por la aparición de abstinencia cuando se detiene el consumo y la compulsión por ingerir la sustancia.
  • Incapacidad para controlar la cantidad de alcohol que se ingiere.
  • Deseo o intentos fallidos de disminuir la cantidad de bebida que el individuo consume.
  • Invierte gran parte de su tiempo bebiendo, consiguiendo las bebidas alcohólicas o recuperándose de su consumo y de las consecuencias anteriores.
  • Deseo y necesidad afanoso de ingerir alcohol.
  • Irresponsabilidad en cuanto al desempeño de tareas significativas en el trabajo, escuela o el hogar a causa del consumo constante.
  • Consumo reiterado de bebidas alcohólicas incluso cuando se tiene consciencia que esa acción ocasiona problemas físicos, sociales o interpersonales.
  • Abandono o disminución de actividades sociales o laborales y pasatiempos.
  • Consumo de bebidas alcohólicas en situaciones inseguras, como al conducir o mas actividades donde se exponga la vida propia o de los demás.
  • Proceso de tolerancia al alcohol, generando que se necesite más cantidad de la sustancia para sentir su efecto. O por el contrario, se obtiene un efecto reducido al consumir la cantidad acostumbrada.
  • Manifestación de síntomas de abstinencia como náuseas, sudoración y temblores, cuando no se ingieren bebidas alcohólicas. Por lo tanto, se mantiene el consumo para evitarlos.

Causas de la adicción al alcohol

En relación a las causas del alcoholismo o de la adicción al alcohol, se sugieren 3 posibles factores influyentes en este cuadro:

  • Genéticos. Las personas con parientes que han vivido situaciones de abuso de bebidas alcohólicas u otras sustancias tienen un mayor riesgo de tener un problema con el alcohol.
  • Físicos. Las áreas del cerebro encargadas del control de los impulsos, la toma de decisiones y el funcionamiento motor se degradan cuando una persona consume alcohol.
  • Ambientales. Además, el entorno del individuo puede orillarlo al abuso de la sustancia. También, la exposición al estrés crónico, la violencia y el trauma pueden influir directamente en la ingesta de alcohol.

Tratamiento de la adicción al alcohol

cómo tratar la adicción al alcohol
El tratamiento de la adicción al alcohol puede ser largo y complicado, pero es posible lograr una recuperación.

1. Terapia cognitivo-conductual familiar y de pareja

Las terapias familiares y de pareja para el alcoholismo tienen como finalidad mejorar la comunicación entre el paciente y sus familiares, parejas o personas cercanas. Así como también el aumento del refuerzo positivo derivado de la interacción con estos.

2. Entrenamiento en habilidades sociales y de afrontamiento

Estos programas tienen como fin la obtención de habilidades sociales y de afrontamiento ante situaciones de riesgo del consumo. Al igual que otras situaciones de estrés o ansiedad que pudieron haber llevado al sujeto a consumir en un principio.

3. Programa de prevención de recaídas

En la actualidad, la prevención de recaídas constituye en sí misma una categoría de tratamientos diferenciada. De este modo, su eficacia ha sido demostrada incluso si se aplica de forma independiente.

4. Terapia de exposición a señales

La terapia de exposición a pistas o señales, se basa en disminuir la reactividad del paciente a las señales ambientales que originan las respuestas condicionadas de “craving” o deseo de consumo.

5. Programas de autocontrol o bebida controlada

Este tipo de tratamientos se utilizan cuando el individuo quiere disminuir la intensidad del consumo de alcohol sin dejarlo completamente. Suele realizarse en personas jóvenes teniendo en cuenta el grado de apoyo social. De igual modo, es recomendado en casos más graves donde los programas de abstinencia total no han arrojado buenos resultados.

6. Manejo de contingencias basado en el refuerzo

El uso y la utilización del contingencias está basado en el paradigma del condicionamiento operante. Es decir, este tipo de intervenciones se enfocan en sustituir los refuerzos desadaptativos por incentivos adaptativos y alcanzables. Cabe resaltar que estos deben ser obtenidos tras la demostración de que se ha mantenido la abstinencia, frecuentemente a través de pruebas de orina.

Para finalizar, lo más recomendable es la aplicación de varias técnicas adaptadas a un solo plan de tratamiento. Con el objetivo de abordar todas las posibles variables que estén influyendo en la adicción al alcohol. Lo que requiere de trabajo multidisciplinario entre médicos, psicólogos, enfermeros, etc.

 

 

Referencias:

  • “Bases Neurobiológicas de La Adicción Al Alcohol.” Revista Finlay 4.1 (2014): 40–53. Impreso.
  • Díaz-Heredia, Luz Patricia, Alba Idaly Muñoz-Sánchez y María Mercedes Durán-de Villalobos. “Recuperación de La Adicción Al Alcohol: Una Transformación Para Promover La Salud.” Aquichan 12.2 (2012): 122–133. Aquichan. Web.
  • Hospital San Juan Capestrano. “SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA ADICCIÓN AL ALCOHOL.” Hospital San Juan Capestrano. N.p., 2021. Hospital San Juan Capestrano. Web.
  • Guerri, Consuelo. “Adicción Al Alcohol.” Sociedad Española De Bioquímica y Biología Molecular 1542.9 (2012): 33–36. Sociedad Española De Bioquímica y Biología Molecular. Web.