¿Qué es el distanciamiento social? Continuando la vida en pandemia

El distanciamiento social sigue siendo una medida imprescindible hoy en día.
Qué es el distanciamiento social
Qué es el distanciamiento social
El distanciamiento social sigue siendo nuestra mejor arma contra el contagio. Foto de Freepik.

Actualmente muchos países están eliminando la orden de aislamiento social, permitiendo retomar algunas actividades cotidianas. Sin embargo, el riesgo de contagio por COVID-19 no ha desaparecido. Por ello, las medidas de distanciamiento social siguen siendo las mejores armas que tenemos en contra de la pandemia. Veamos más a fondo sobre su importancia a continuación. 

También te puede interesar:

¿Qué es el distanciamiento social?

Como indica el nombre, es la medida preventiva la cual consiste en tomar una determinada distancia de las personas que no son cercanas o no son de nuestro hogar, tanto en espacios exteriores como interiores. De esta manera se evitan las probabilidades de contraer COVID-19, entre otras enfermedades. Sin embargo, no constituye solamente a mantener una distancia física. Sino también conlleva diferentes medidas que disminuyen mucho mas las posibilidades de contagio. 

¿Qué medidas incluye el distanciamiento social?

Ahora que ya sabes que es el distanciamiento social, debes conocer que las siguientes medidas también forman parte de este concepto:

1. Uso de la mascarilla

El uso de la mascarilla quirúrgica, pese a lo que se suele creer, no evita que una persona se enferme. Al contrario, el uso de este implemento suele estar destinado para las personas que ya están enfermas, con la finalidad de que estas no contagien a los demás. De esta manera una persona contagiada de COVID-19 usando una mascarilla quirúrgica reduce a 5% las probabilidades de contagio a otras personas. 

Mientras que si una persona sana usa mascarilla y se expone a una persona contagiada, sus probabilidades de contagiarse se mantienen en un 70%. Por lo que la mejor opción es que ambas clases de personas usen implemento, pero en mayor medida las personas enfermas. Igualmente, algo que hay que destacar es que sólo las mascarillas quirúrgicas reducen estas probabilidades al mínimo. Y tienen un período de 4 a 8 horas de eficacia mientras están en uso. Por lo tanto, deben ser cambiadas constantemente.

Por el contrario, las mascarillas hechas de diversas telas reusables no tienen la misma eficiencia que las quirúrgicas, pero son una opción más ecológica y económica. 

2. Mantener una distancia prudente

De acuerdo a lo establecido por las  autoridades de salud entre ellas la OMS, se debe mantener una distancia de al menos dos metros de una persona (o dos brazos extendidos). Asimismo, evitar el contacto físico mediante abrazos, besos, o un apretón de manos con las personas fuera del entorno del hogar.

Algunas escuelas abrieron siguiendo las normas de distanciamiento. Foto de Freepik.

3. Evitar el contacto con las superficies externas

El COVID-19, al igual que otros patógenos, puede mantenerse en una superficie durante horas o días dependiendo de las condiciones climáticas y las características de dicha superficie.  Al entrar en contacto con esta y luego llevar la mano al rostro, existe cierto riesgo de contagio. Por lo tanto, evitar tocar superficies es imprescindible, a pesar de que parezca algo difícil.

Para contrarrestar esto, una buena opción es llevar guantes quirúrgicos a la hora de salir. Además de evitar tocar partes del rostro, como las mucosas, e incluso la mascarilla después de estar en contacto con una superficie sospechosa. Por último, rociar de anti-bacterial o de alcohol en un bajo porcentaje las superficies antes de tocarlas también es una buena idea

4. Evitar espacios concurridos

Con la reapertura de diversos espacios, es de esperarse que se llenen o que se formen filas para poder entrar a los establecimientos. Para esto, cada uno debería tomar sus medidas para evitar las posibilidades de contagios al máximo. Pero la mejor opción es evitar totalmente estos espacios, al igual que limitar la visita a aquellos establecimientos a los cuales sea necesario ir. Además de planear horarios inteligentes para estas visitas. Por ejemplo, los supermercados suelen estar llenos los fines de semana, así que ir otros días sería lo mejor.

¿Por qué sigue siendo importante el distanciamiento social?

Puede que esta medida sea molesta para muchas personas, incluso llega a ser frustrante. Pero no es un capricho de las autoridades. Mientras no haya vacuna para el COVID-19, la mejor medida que podemos tomar para evitar los contagios es el distanciamiento social. Sobre todo, para aquellas personas que pertenecen a las poblaciones en riesgo. Así que no es una medida tomada al azar, es una forma de prevención para evitar el contagio a personas mayores, con enfermedades crónicas, entre otras que puedan ser más susceptibles a esta situación. 

Debemos pensar que el distanciamiento social se ha implementado para protegernos a nosotros mismos a los seres que amamos. Puesto que todas las personas tienen a alguien en sus vidas que podría estar en riesgo si se contagia. Así que en estos tiempos, pensar de manera humanista es lo que nos mantendrá alejados de los contagios.

Consejos para continuar la vida en pandemia

El mundo cambió queramos o no, y debemos adaptarnos a ello. El COVID-19 no ha sido un presagio de apocalipsis, ni ha acabado con la humanidad ni mucho menos, pero si ha sido una buena lección que debemos aprender. Una lección que nos invita a ser más conscientes de nuestras vidas y sobre el estilo de vida que muchos llevamos. Ciertamente, el mundo después de la llegada de una vacuna no será como antes, por lo que aplicar los siguientes consejos evitará que esta clase de situaciones se agraven en un futuro.

1. Infórmate de la situación en tu comunidad

Siempre debes informarte de cómo está la situación respecto al índice de contagio de tu comunidad. Así como el lugar al que deseas asistir, entre menor sea menos tienes que preocuparte. Asegúrate de que sea información oficial, no cadenas ni páginas sospechosas. La desinformación también es un acto de irresponsabilidad en estos tiempos. 

2. Revisa si el lugar de destino está abierto

Cabe destacar, no todos los lugares han abierto sus puertas. Por lo cual es bastante responsable el confirmar si tu destino está abierto al público. Como consejo adicional, también deberías revisar si este establecimiento en específico sigue las normas sanitarias y de prevención básicas.

3. Siempre tomar las prevenciones 

Relacionado a lo anterior toma las prevenciones ya mencionadas es decir mascarilla, anti bacterial y mantener al menos una distancia de un metro de las personas. De esta manera se corre aún menos riesgo de infección. 

El lavado de manos, uso de mascarilla y desinfección de superficies forman parte del distanciamiento. Foto de stories en Freepik

4. Si vas a una reunión, se prudente 

A pesar que aún puedes usar las videollamadas  para hablar con tus amigos y familiares, muchas veces el deseo de volverlos a ver es fuerte y esto no es malo si toma las precauciones correctas.  En este caso debes ser cuidadoso, reúnanse solo un número limitado de personas en un lugar amplio y sin riesgo de contagio. Además de cercano a los hogares de todos y durante los horarios permitidos por tu país. Y mantengan siempre la distancia y usar la mascarilla, esto no es un impedimento para pasar un rato con tus amigos. 

5. Si tienes síntomas, repórtalo

Si tienes síntomas de COVID-19 o similares, e incluso si conoces a alguien cercano que los tengas, debes reportarlo. En este caso, la persona enferma no solo debe cumplir el aislamiento social, sino un aislamiento en cuarentena. Puede parecer aterrador, pero es la mejor medida para evitar que otros familiares se contagien. Recuerda asistir al centro de salud disponible en tu comunidad, y mucho más si perteneces a una población en riesgo.

Lleva las cosas con calma

Si pudimos  pasar semanas en nuestros hogares y adaptarnos a los cambios que conllevo eso. También podemos salir y disfrutar del aire libre manteniendo la distancia y usar una mascarilla, no dudes de eso. Disfrutemos de la libertad que hemos ganado a la vez que cuidamos nuestra salud, recuerda que no es para siempre, pronto pasará, solo debes ser paciente y las recompensas serán cada vez mayores.

Con paciencia y determinación, podemos salir de esto. 

Referencias

Articulos relacionados