Motivación para hacer ejercicio físico

Aprende a motivarte para ir al gimnasio, únicamente necesitaras enfocarte en ser constante y formar un hábito de esta saludable rutina.
Motivarse para hacer ejercicio

Motivarse para hacer ejercicio

La motivación para hacer ejercicio es un factor clave al momento de iniciar una rutina

Sumergirse en las rutinas del gimnasio en ocasiones se convierte en una montaña rusa. Inicialmente las personas experimentan entusiasmo al involucrarse al nuevo programa, pero poco a poco las ganas van mermando. Como solución, presentamos algunas recomendaciones excepcionales que brinda tener un enfoque adecuado antes y durante el entrenamiento.

¿Qué es la motivación?

Podemos decir que éste es el motor de la conducta. Se considera, el estado de interés y atención por conseguir los objetivos propuestos. La motivación se caracteriza por dos tipos, conocer estos conceptos puede ayudar significativamente a la motivación para hacer ejercicio físico distingue ahora en cuál te identificas.

1. Motivación extrínseca

Un significativo porcentaje de personas experimenta la sensación de «tener que» asistir al gimnasio. Sin basarse en deseo de «querer» hacerlo. De cualquier forma, está sujeta a factores del exterior. Puesto que parece más importante tener la aprobación y admiración ajena como motivación principal que cualquier otro interés persona.

Aunque parezca válida, existe mayor probabilidad de desistir o retroceder. La razón es que se da prioridad a los frutos a corto plazo o superficiales. Sin embargo, puede funcionar como detonante para obtener una motivación intrínseca.

2. Motivación intrínseca

Se refiere a reunir los motivos internos necesarios para desear ejercitarse. Tomar la determinación de ser constante a largo plazo. La teoría de la autodeterminación explica que los humanos poseen tres necesidades naturales. Y en base a ellas se acoge la satisfacción personal.

En este orden de ideas, para obtener motivos internos idóneos necesitamos Autonomía, competencia y relaciones. Por tales razones, la probabilidad de adoptar el hábito aumenta. Debido a que existe un entusiasmo genuino.

Factores que favorecen la motivación para hacer ejercicio

De acuerdo a ciertos estudios, presentamos las principales razones que invitan a adentrarse en el reto del gimnasio. Según la prioridad revelada, conozca con cuál porcentaje de la población se identifica usted.

1. Estética

La razón primordial que alienta a inclinarse al ejercicio es la estética. Claramente toma el primer lugar entre las mujeres. Ocupando entre ellas el segundo lugar la salud y la resistencia física. Sin duda alguna, como incentivo, la estética es más significativa para las mujeres.

Aunque, para el sexo masculino también parece existir preferencia por la estética, esta no discrepa tanto de la salud. Pero, con otra mirada, se cataloga esta razón como motor de una motivación extrínseca. Debido a que busca reconocimiento social.

2. Rendimiento físico

Este hito es un objetivo especialmente anhelado por los hombres. Específicamente alude a la búsqueda de un funcionamiento perfecto del organismo. Su interés es mejorar especialmente las habilidades corporales como la fuerza y resistencia.

Artículo relacionado:

3. Bienestar psicológico

Recientemente se reveló que el cerebro libera endorfinas al ejercitar el cuerpo. Además, ésta sería responsable de la sensación de euforia y bienestar. Dicho de otra manera, la endorfina otorga a quienes concluyen el entrenamiento un estado de satisfacción. Se puede establecer que la motivación para hacer ejercicio mejora el estado anímico.

Es por esto que quienes se encuentran activos en una rutina de ejercicios presentan menor riesgo de sufrir depresión y trastornos de ansiedad. Sin embargo sólo una población reducida le da prioridad al bienestar psicológico como motivo para ejercitarse. Siendo minoría las personas asociada a el área de salud mental y la terapia en sí misma.

4. Salud en general

Los beneficios que otorga un programa de ejercicios son múltiples. Basados en un sin número de estudios científicos. En este sentido, los individuos son motivados por optimizar los sistemas cardiovascular, musculoesquelético, metabólico, endocrino e inmunitario.

Los hombres por su parte toman en cuenta la promoción del ejercicio para prevenir enfermedades. Sobretodo para reducir el riesgo de futuras enfermedades degenerativas. Sin embargo, practicar alguna actividad física es la recomendación esencial de especialistas en la salud.

5. Placer

El programa de entrenamiento en el gym no sólo debe ofrecer suficiente intensidad y duración. Con frecuencia se busca que ante todo sea agradable. Así mismo, debe estar enfocado hacia actividades que puedan realizarse fácil y alegremente. Cabe destacar, la gran aceptación que ha logrado la danza aeróbica, específicamente en los jóvenes.

Aunque pase por alto, el gimnasio también es un área para recrearse activamente. Ya que permite el goce del movimiento, como asegura el experimentado instructor Rudy Benton. Asimismo, involucrarse con las máquinas que nos ofrece el Gimnasio sencillamente disminuiría la inclinación a una vida sedentaria.

Estrategias de motivación para hacer ejercicio

Entrenamiento mental en el deporte

Algunas estrategias pueden ayudar a conseguir la motivación necesaria al momento de entrenar

Si aún después de conocer los tantos beneficios y razones por las cuales entrenar te resultaría una ventaja no encuentras aún ese impulso para empezar, entonces, en esta lista traemos algunas claves importantes para saber cómo encender la energía por el ejercicio.

1. Aprende sobre rutinas

Mejores resultados se obtendrán en cuanto más se conozca acerca del condicionamiento físico. Por tanto, le suma importancia a una mejor nutrición, entrenamiento y resultados. Por otro lado es posible reunir información de aspectos que eran desconocidos con esta clave.

2. Establece metas

Es importante obtener un objetivo claro, al cual se debe dirigir la motivación. Hallar una meta contrae el beneficio del poder de decisión. Se establece autonomía para decidir cuándo, cómo, y cuánto hacer ejercicio. Al tiempo que la rutina se pueda flexibilizar en relación a las responsabilidades comunes del día a día.

3. Registra los progresos

Llevar un registro de los avances ayuda a notar objetivamente los cambios. Esto inspira un sentimiento de aproximación a la meta. Practicar Rutinas por niveles establecidos dentro del Gimnasio contribuye respetar el proceso de actividad física. Además apaña la necesidad natural de competencia.

4. Comparte el proceso

En general las personas como seres sociales necesitamos relacionarnos. En muchos ámbitos el éxito también depende de las relaciones interpersonales. Por tanto, sentirse parte de un grupo, o establecer un propósito social compromete significativamente a la motivación. Esto impulsará a empezar o retomar.

5. Escucha música

Está confirmado que los individuos disponen de más empeño las repeticiones al escuchar la música que le gusta. Sin duda alguna, enfrentarse a las máquinas en una sesión con música hace ameno el entrenamiento. Aunque se esté jadeante. De acuerdo a esto, configurar una lista de reproducción propia se torna importante.

6. Alista las cosas con tiempo

Es importante tener lista la mochila, con anticipo de un día. Esto asegurará que la tensión del nuevo día no empañara la motivación. Por consiguiente, dará la percepción de estar listo para ejercitarse.

Referencias

Articulos relacionados