Capas de la piel: ¿Cuáles son y para que sirven?

La piel es un órgano protector conformado por diferentes capas que cumplen varias funciones. En este artículo te explicamos más sobre estas y la importancia de cuidar la piel para mejorar nuestra salud mental.
cuáles son las capas de la piel
cuáles son las capas de la piel
La piel es fundamental para la protección de los organos.

Diaramiente nuestra piel se encuentra expuesta a diferentes factores que pueden deteriorarla. En este sentido, este órgano conforma la capa protectora para el organismo. Por esa razón, cuidarla bien es algo fundamental y parte de esto es conocer cómo funciona. De allí se desprende la importancia de conocer cuáles son las capas de la piel.

¿Qué son las capas de la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo, mide aproximadamente 2 metros de extensión, y su grosor depende de su distribución. De esta manera, en los párpados es donde es más delgada, mientras que en los talones es mucho más gruesa. Siguiendo con esto, su función principal es proteger los órganos internos de cualquier agente dañino del exterior. Así, a lo largo de los años ha evolucionado creando distintos estratos con propiedades particulares. Por tal motivo, entender cuáles son las capas de la piel es esencial para conocerla mejor.

¿Qué función tienen las capas de la piel?

Además de contar con varios estratos, la piel cumple toda una serie de funciones vitales para mantenernos saludables. Enseguida conoceremos las más relevantes.

  • Protege al cuerpo de los virus y bacterias provenientes del exterior.
  • Regula la temperatura corporal ante los cambios climáticos.
  • Tiene receptores nerviosos que nos ayuda a percibir las sensaciones externas. Del mismo modo, permiten detectar en qué zonas sentimos frío, calor y dolor. 
  • Ayuda a la cicatrización de las heridas y amortigua los golpes externos creando un daño menor.
  • Por último, absorbe los nutrientes necesarios desechando los innecesarios para el cuerpo y  almacenan las energías que el cuerpo necesita consumir diariamente para funcionar de forma eficiente, como las grasas y Vitamina D.

 

Tal vez quieras leer:

¿Cuáles son las capas que conforman la piel?

cuáles son las capas que conforman la piel
Imagen de FarmaBelt.

Con respecto a cuáles son las diferentes cubiertas de piel que recubren nuestros órganos, lo primero que debemos saber es que son tres. Cada una se encuentra a mayor profundidad y tiene distintos componentes.

Epidermis

Este es el primer estrato, se encuentra a simple vista y podemos tocarla. Al mismo tiempo, la epidermis se compone de cinco subcapas que estudiaremos a continuación

  • Basal:  es la más interna y produce los queratinocitos.
  • Espinosa: genera la proteína denominada queratina.
  • Granular: aquí se halla queratina y lípidos epidérmicos.
  • Clara: se encarga de la condensación de las células y nutrientes formando la última subcapa.
  • Córnea: esta es el subestrato externo de la epidermis. Allí se encuentran los poros de las glándulas sudoríparas (productoras del sudor) y las glándulas sebáceas (productoras de aceite).

 

Todas estas subcapas en conjunto cumplen con funciones variadas. Como, por ejemplo, eliminar piel muerta para crear nueva y la cicatrización de las heridas. En este mismo sentido, la epidermis se encuentra cubierta por una emulsión de líquidos llamada película hidrolipídica. La cual se conforma por las secreciones de las glandulas sudoríparas y sebáceas.

Siguiendo lo anterior, esta secreción otorga protección contra los agentes perjudiciales y permite la absorción de los nutrientes. De modo que manteniene la piel fresca e hidratada. Por último, regula el nivel de pH dando ofreciendo mayor defensa ante gérmenes y bacterias.

Dermis

Como segunda capa tenemos a la dermis, es la membrana más gruesa conformada por dos subcapas: 

  • Dermis papilar: es responsable de la nutrición y oxigenación de la epidermis. 
  • Dermis reticular: su función es producir colágeno y elastina.

 

Esos subestratos colaboran con la epidermis a través de la producción de colágeno y elastina. Como resultado, permiten tener una piel sana, flexible e hidratada. Sin embargo, los niveles de ambos componentes disminuyen a medida que envejecemos. O a causa de factores externos como la exposición prolongada al sol.

De la misma manera, ayuda a amortiguar los golpes externos. Además, sus tejidos, fibroblastos y mastocitos, participan en la sanación de las heridas. Igualmente, los vasos sanguíneos facilitan la nutrición de la epidermis mientras eliminan los desechos de la misma.  Adicionalmente, se hallan las glándulas sebáceas y sudoríparas, así como las raíces pilosas que permiten el desarrollo y crecimiento del cabello. 

Hipodermis o subcutis

Es la cubierta más profunda de la piel, se divide en:

  • Células adiposas (adipocitos): actúan como almohadilla.
  • Fibras colágenas especiales (septos tisulares): ablandan los tejidos conectivos que mantienen juntas las células adiposas y vasos sanguíneos.
  • Vasos sanguíneos: al estudiar cuáles son las capas de la piel, vemos que estos facilitan a la hipodermis cumplir con sus funciones de almacenamiento de energías. Al igual que con el aislamiento de los tejidos y células del cuerpo permitiendo un mejor trabajo de estos. 

¿Cómo se relaciona la piel con nuestra salud mental?

cuáles son las capas de la piel
Cuidar de nuestra piel, es cuidar de nosotros mismos y esto es algo que puede beneficiar la autoestima.

El cuidado y salud de la piel son clave para mejorar la apariencia de esta y elevar nuestra autoestima porque nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos. Y así podemos proyectar esa sensación a los demás, fortaleciendo nuestra confianza y seguridad. 

Cabe destacar que verse bien no significa cambiar nuestra apariencia para complacer a todos menos a nosotros. Al contrario, es cuidar nuestra salud corporal sólo con el objetivo de sentirnos mejor sin importar los prejuicios de desconocidos.

Como sucede con nuestros pensamientos y conductas, la piel nos ayuda a reflejar nuestra verdadera personalidad. Por este motivo, una piel sana y saludable, nos posibilita mostrar quiénes somos, a la vez que nos protege de contraer enfermedades.

Teniendo en cuenta lo anterior, es importante usar hidratantes y aplicarse protector solar al hacer actividades en el exterior. Del mismo modo, es recomendable acudir a un especialista en dermatología para saber la forma adecuada mantenerla la piel sana. 

Finalmente, ahora que sabes cuáles son las capas de la piel, no olvides que es igual de esencial amarla y cuidarla. Con solo dedicarle unos minutos al día, podrás ver grandes resultados en el futuro. Recuerda, quererte a ti mismo implica pensar positivamente, enfrentarte a las adversidades, aceptar la ayuda de los demás y siempre cuidar tu mente, cuerpo y alma.

 

Referencias:

  • MedlinePlus en español. “Capas de La Piel.” Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EE.UU) 2015: 2. Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EE.UU). Web.
  • ADAM Inc. “Capas de La Piel: MedlinePlus Enciclopedia Médica Illustración.” 11 de Febrero 2017: 1. 11 de Febrero. Web.
  • Merino, Jesus, and Maria Noriega. “La Piel: Estructura y Funciones.” Open Course Ware, Universidad de Cantabria (2011): 1–7. Print.