Crossfit: todo lo que debes saber

La practica del crossfit trae beneficios para la salud en general, siempre y cuando se realice de forma correcta. Conoce las ventajas y desventajas.
Crossfit

Uno de los deportes que han tenido mucho impacto en la actualidad es el crossfit. Ya que implica la aplicación de ejercicios de todas las disciplinas deportivas. Además, contribuye a la salud de forma prodigiosa. En este artículo te contamos de qué se trata.

¿Qué es el Crossfit?

Según CrossFit, Inc. este deporte es una propuesta innovadora, interesada en optimizar la competencia física. Y no conforme a lo anterior, también es un tipo de entrenamiento global que cumple con los diez dominios reconocidos del mundo fitness. Aunado a esto, se distingue por ofrecer un sistema de acondicionamiento físico.

Está basado en movimientos funcionales. Contado con una amplia variedad de ejercicios y creatividad en tiempo reducido. Los ejercidos que se realizan en esta disciplina no dependen de maquinaria pesada como la de los gimnasios, el minimalismo en cuanto el equipamiento es una de sus características principales.

Otra cosa que caracteriza la práctica de esta disciplina es que se trata de ejercicios multifuncionales, esto quiere decir que diversos músculos trabajan al mismo tiempo para conseguir un efecto más intenso. Los atletas realizan rutinas intensas de ejercicios de potencia, con descansos cortos entre una sesión y otra, lo que contribuye también a la parte cardiovascular.

¿Qué beneficios te traerá hacer Crossfit?

 

Pasemos a revisar cuáles son las principales ventajas que hacen de este deporte una alternativa popular y singular en la actualidad. Vamos a verlo.

 

1. El crossfit optimiza la condición física

En primer lugar, se evidencia acondicionamiento total del cuerpo en cada sesión. La alta intensidad ocasiona un impacto metabólico elevado al emplear movimientos más completos en el entrenamiento. Del mismo modo involucra cadenas musculares en diversos planos. Después de concluir el WOD el cuerpo continúa quemando calorías.

 

2. Es un entrenamiento funcional

Todos los movimientos se realizan mediante el uso de varios grupos musculares al mismo tiempo. Por ello cuenta con programas de ejercicios que simulan movimientos corporales de la cotidianidad. Cada programa debería ajustarse a la necesidad individual, cosa que el entrenador debe tomar en cuenta.

 

3. Rutinas múltiples

Esta práctica ha adoptado lo más prodigioso de las diversas disciplinas deportivas. Ha agrupado en un mismo programa, la gimnasia, atletismo, fitness y aerobics. Por esto mismo, se distingue por una marcada diversidad. Lo que supone diversión constante para quienes le es de interés. Esta modalidad mejora los niveles de concentración.

Tal vez te interese leer: «Motivación para hacer ejercicio físico»

 

4. El crossfit es para todo publico

Cualquiera que tenga interés por practicar este deporte puede adentrarse en él. Desde individuos sedentarios, incluso atletas. Asimismo, incorpora a ambos sexos, en el rango de niños, jóvenes, y adultos. Incluyendo personas en edades de senectud.

5. Ayuda al sistema cardiovascular

No sólo se inclina por el cambio repentino de la estética dentro del fitness especializado. De hecho, su eje principal está en optimizar el bienestar físico. Está reconocido, que éste otorga excelentes beneficios en el dominio cardiovascular. Siendo uno de los 10 hitos más importantes en el mundo fitness.

Sucede que el corazón mejora su resistencia, tras el aumento y regulación de la presión diastólica y sistólica, sesión tras sesión. Por esto, permite optimizar la capacidad aeróbica. Evidentemente ayuda a ganar resistencia en la ejecución, y por ende disminuye el riesgo de futuras enfermedades respiratorias y del corazón.

¿Qué debes tener en cuenta? 

Pese a las ventajas que vimos anteriormente, también existen ciertos problemas. Por lo tanto, si quieres iniciar en este tipo de entrenamiento físico, deberías considerar lo siguiente.

1. Es contra reloj

Para muchos, este factor puede parecer favorable, de acuerdo a las ocupaciones implicadas a diario. Por otra parte, cada sesión por reducida que parezca demanda exacerbada energía. Cabe destacar, que de la misma manera las rutinas aceleran el metabolismo.

Requieren suficiente energía y potencia en una corta duración. Por otra parte, algunos en particular buscan prontas mejoras físicas, precipitándose. Ignorando que someten a los músculos a estímulos irregulares. Es recomendable que el Workout a realizar no exceda los 50min de duración.

2. Entrenadores inexpertos 

Es necesaria la adecuada formación de profesionales en este deporte. Considerando en primer lugar, especialistas en las disciplinas de la actividad física. Inmediatamente son necesarios en el adiestramiento para la ejecución de movimientos con mayor grado de técnica.

Por esta causa se comenten excesos y abusos. Del mismo modo, los practicantes pueden olvidar algunos aspectos importantes del entrenamiento. Por lo que contar con un monitor especializado en Box garantiza asesoramiento adecuado, y programas personales. Y a su vez, se disminuye el riesgo de lesiones graves.

3. Extenuación

Es característico en esta práctica la implementación de los HIIT. método el cual se centra en la calidad de las repeticiones, adhiriéndose a una carga de peso. Asimismo, pretende alcanzar el punto del fallo muscular para que el cuerpo hipertrofie, en otras palabras; el músculo aumente.

Partiendo de esta debilidad, es sumamente probable que posterior a las sesiones se presenten sensaciones de fatiga y casación significativas. Es recomendable dosificar la energía a lo largo de un reto. Iniciando de manera progresiva, dejando para el final la actividad física que llevaran el cuerpo al límite.

4. Riesgo de lesiones

Un estudio reciente revela que la gran cantidad de esfuerzo, asociado a la fatiga, son causa de lesiones en los atletas. Algunas de ellas se deben al sometimiento a ejercicios forzudos o falta de técnica dado a que suponen el ganar masa muscular. Se hace constatar en el registro al menos 6 lesiones por cada 1.000 horas de entrenamientos.

De las cuales un 31% y 37% están asociadas a la zona lumbar y a lesiones musculares. Como se ha afirmado antes, es indispensable la orientación de un monitor, en relación a técnicas y control de intensidad para realizar correctamente los ejercicios.

Esta disciplina requiere de una condición física preparada para que no sea un entrenamiento problemático. Esto quiere decir que si la persona no está en condiciones o nunca ha entrenado, posiblemente necesite de un acondicionamiento para propiciar el aprendizaje correcto de las técnicas y fomentar la consciencia de los mismos.

5. Sobrecarga de entrenamiento

En este último, aquellos que desean resultados prematuros, agregan más ejercicios. Incluyendo a aquellos relacionados con cargas y levantamiento olímpico. Esto, sólo trae un efecto contrario en los resultados deseados. Además se llega a tener la creencia errónea que sugieren bajo impacto por su corto tiempo de entrenamiento.

Por lo mencionado anteriormente, especialistas sugieren un día de descanso por cada tres de actividad. Aunado a esto, invitan a iniciar con un calentamiento, y una base técnica sobre los ejercicios. Por último, una programación de fuerza y un circuito de alta intensidad.

Referencias:

Articulos relacionados