¿Cómo ayudar a un amigo? 8 consejos importantes

Cuando vemos que un amigo tiene algún problema, parece un deber el demostrarle apoyo y comprensión de manera desinteresada.
como ayudar a un amigo con problemas
como ayudar a un amigo con problemas
Los vínculos amistosos pueden ser un importante apoyo cuando atravesamos situaciones difícles. Imagen de sơn-bờm en Pexels

¿Cómo ayudar a un amigo?” es una pregunta común cuando los problemas agobian a una amistad. Es natural que cuando nos sentimos mal solemos tener a uno o varios amigos que nos brindan su solidaridad y comprensión. Pero saber cómo retribuir este apoyo puede ser un poco complejo para algunas personas. Aquí aprenderás cómo ayudar a tus amigos cuando lo necesitan.

¿Por qué brindar apoyo a un amigo?

Muchos dicen que la amistad es un gran regalo dado por la vida, puesto que los verdaderos amigos son en quienes puedes confiar. Además de pasar el tiempo juntos hablando y haciendo actividades, sabemos que ellos pueden ayudarnos cuando tengamos un problema. En este sentido, cuando vemos que un amigo tiene algún percance, parece un deber prestar apoyo.

Sin embargo, existe la posibilidad de que al verlos en un mal momento, por más que deseemos, no sabemos cómo ayudar a un amigo. Esto puede crear una situación incómoda, donde el otro piensa que no le queremos auxiliar de la misma manera.

Podría interesarte:

¿Cómo ayudar a un amigo? Consejos para brindar apoyo lo necesitan

Ayudar a una persona es bastante complejo. Primeramente, debes saber si ellos quieren ser ayudados; hay quienes prefieren ser reservados con sus problemas. Aunque, no implica que no te puedas acercar de modo asertivo a un conocido cuando algo lo tiene agobiado. Los siguientes consejos te servirán para lograrlo.

1. Controla tus emociones

Antes de intentar auxiliar a otro individuo, primero debes asegurarte de que no estás alterado. De lo contrario, no lograrás nada. Es normal sentir miedo o inseguridad al momento de querer apoyar a un amigo. Por eso debes tomar un momento y respirar, confiar en ti y tu intención genuina de ayudarlos.

Una vez sepas que no vas a comprometer tus propios sentimientos en el problema, y en verdad sientas el deseo de ayudarlo, entonces confía en tu decisión. Llénate de paciencia y acércate, por lo menos para escuchar.

2. Haz saber que estás con esa persona cuando lo necesite

La amistad es desinteresada, es decir, no se debería esperar el recibir nada a cambio. Por esta razón, debes hacerle entender al otro que estás allí. En otras palabras, es importante demostrar que vas a escuchar y apoyar cuando lo necesite. Recuerda que no siempre se desea recibir ayuda al principio.

3. Respeta su espacio

En algunos casos, las personas desean estar solas en medio de los problemas. No obstante, esto no significa que estarán así para siempre. Sólo están sobrellevando el dolor o la crisis a su manera. Y un verdadero amigo puede respetar ese deseo por espacio. Esto no significa alejarse totalmente, hazles entender que respetas su deseo pero que vas a estar ahí. Cuando ellos estén listos acudirán a ti.

Se debe saber que a veces insistir para otro comparta un problema cuando no está lista para hacerlo, puede ser contraproducente. Incluso puede afectar el vínculo de una modo indeseado.

4. Escucha su problema

A veces solamente se necesita ser escuchado por alguien más. Cuando esta decida contarte lo que le sucede, simplemente escucha y hazle entender que en verdad te interesa. De esta forma, se sentirá en confianza y te lo contará con total sinceridad.

5. Evita juzgar

Otro aspecto fundamental de cómo ayudar a un amigo, es evitar emitir juicios. Cuando esa persona te cuente tus problemas, no permitas que tus prejuicios o punto de vista interfieran. Por ejemplo, puedes pensar que su conflicto es tonto comparado con el de otros. Sin embargo, recuerda que para él o ella su problema y dolor son reales.

Lo que tu amigo necesita es sentirse apoyado, no juzgado. De no ser así, habrá dificultades para restablecer la confianza que te ha dado al contarte su problema.

cómo apoyar a un amigo con problemas
Estar allí para alguien en sus peores momentos siempre refuerza el lazo que tienen.

6. No resuelvas el problema por él

Tu deber como amigo es apoyarlo y comprenderlo, no imponer tu voluntad. Para explicarlo mejor, puede que una vez escuchado el problema, tengas una solución al mismo desde tu propia experiencia. Ahora bien, tal vez las cosas no sean tan fáciles como piensas.

A pesar de tus intenciones, no debes meterte en su cabeza, solo él o ella puede encontrar la solución porque sabe más que nadie lo que está viviendo. Tal vez suene egoísta o sientas impotencia en el momento, pero se trata de ellos no de ti ni de lo que harías.

7. Se un acompañante en la resolución del problema

Acompañar no es lo mismo que imponer tu propia solución. Lo primero significa brindar tu apoyo para solucionar ese conflicto. De igual modo, si ves que está yendo tomando mal camino, ayúdale a que se de cuenta. Y si se equivoca, préstale tu apoyo para reponerse. Esta es la verdadera forma de ayudar a un amigo.

Si el problema los sobrepasa a ambos, quizá lo mejor es decirle a ese amigo que acuda con un profesional. De la misma forma, hazle saber que estarás a su lado durante todo el proceso. Este es uno de los consejos más importantes sobre cómo ayudar a un amigo en conflicto.

8. Sé paciente

Al atravesar algún conflicto, se experimenta una gran variedad de emociones. Tus amigos pueden llorar, gritar, evitar hablar de lo que les pasa, incluso insultarte y decirte que te alejes. Pero en muchas ocasiones, no es lo que sienten en realidad y sólo están reaccionando como un mecanismo de defensa. En consecuencia, debes ser muy paciente y fuerte.

Las palabras crueles te pueden lastimar, sin embargo, ten en mente que ellos pueden estar sintiendo emociones intensas. No dejes que eso rompa su amistad, sé paciente y comprensivo. Lo más probable es que terminen aceptando tu ayuda eventualmente.

cómo ayudar a un amigo en apuros
La influencia de las amistades positivas siempre marcan la diferencia ante adversidades. Foto de VisionPic.net en Pexels

Como el ayudar a un amigo puede fortalecer la relación

Ahora que sabes cómo ayudar a un amigo cuando lo necesita, siempre recuerda que una amistad verdadera es mutua. Y a pesar de los errores que puedan llegar a cometer se perdonarán.

Los amigos de verdad están juntos de manera incondicional. Pese a la distancia, saben que pueden contar con el otro cuando sea necesario. Con pequeños actos como mostrarse atento y escuchar los problemas hacen que una persona se sienta que no está sola en todo esto, y que tiene a alguien en que confiar cuando decaiga.

 

 

Referencias:

  • Rodríguez, E. (2019). Cómo ayudar a un amigo que lo está pasando mal (en linea).