Tipos de coaching y cómo se clasifican

El coaching es un término que esta relacionado con el entrenamiento, inicialmente aplica solo para disciplinar deportivas pero actualmente cuenta con diversos tipos.
tipos de coaching
tipos de coaching
El coaching es una práctica que puede ser aplicada de varias maneras.

El coaching es una práctica que ha ganado mucha difusión en los últimos años, a pesar de que no es algo nuevo. Por ejemplo, es común ver información sobre coaching en redes sociales. Y, tal vez viste el uso de términos como “neurocoaching” o “life coaching”. Así que puede que te hayas preguntado acerca de los diferentes tipos de coaching.

Esta es una clasificación amplia y parece que no va a dejar de crecer pronto. Por eso, aquí abordaremos las principales variedades y analizaremos sus generalidades.

El coaching y los tipos de coaching

El término “coaching” proviene de la expresión inglesa “to coach”, que puede traducirse como “entrenar”. De esta manera, esta es una práctica que consiste en orientar a las personas en la consecución de sus metas.

Sus orígenes no están del todo claros y hay diferentes versiones al respecto. Sin embargo, el consenso general establece que surge como un método para infundir motivación en trabajadores del sector empresarial. Desde entonces, ha sufrido grandes cambios y hoy día, se le considera una herramienta para la vida cotidiana.

Asimismo, a través de los años aparecen distintos tipos de coaching. Estos se diferencian según varios criterios. No obstante, el objetivo principal sigue siendo el mismo: ayudar al sujeto en su desarrollo personal.

La popularidad del coaching se debe al enfoque en la superación y la consecución de la felicidad con ciertas técnicas. Ahora bien, se debe mencionar que existen muchas críticas respecto a sus métodos, pero este punto lo tocaremos más adelante. A continuación, veamos cómo se clasifica.

Según el número de personas

En primer lugar, el coaching puede clasificarse de acuerdo con el número de personas con quien se trabaje. De este modo encontramos dos categorías: individual y grupal.

La práctica individual se da entre un “entrenador” o “coach” y la persona interesada en avanzar en su desarrollo. Usualmente quienes recurren a motivadores particulares son personas con altos cargos de poder en empresas y otros sectores.

Mientras tanto, se clasifica como grupal cuando hay más de un individuo siendo “entrenado” al mismo tiempo. Este tipo de coaching es el más común en la actualidad, normalmente se practica en forma de talleres de pocas sesiones.

Tipos de coaching según el objetivo

Podemos construir otras categorías si tenemos en cuenta el objetivo del entrenamiento. De esta forma, se diferencian tres tipos principales de coaching.

Life coaching

tipos de coaching que existen
El coaching de vida persigue el alcance de todos los objetivos personales.

La meta final de esta forma de entrenar es ayudar al sujeto a conseguir la superación personal en diferentes ámbitos de la vida. Bien sea en lo profesional, familiar, social, sentimental, etc.

Por esa razón también se le conoce con el nombre de coaching personal o coaching de vida. Básicamente, busca instruir a las personas respecto a cómo conseguir el éxito en cualquier área que deseen. Siguiendo esta línea, es posible practicarlo de modo grupal o individual.

Creemos que podría interesarte este artículo: «Superación personal: ¿Qué es y cómo alcanzarla?

Coaching empresarial

En este caso, el enfoque es alcanzar objetivos dentro del mundo empresarial. Puede ser para lograr ascender en una organización o para mejorar la compañía en su conjunto. Es uno de los tipos de coaching más practicados.

Por ejemplo, un individuo podría recurrir a un coach organizacional para mejorar sus herramientas comunicativas. Si el sujeto lo logra, esto puede traerle beneficios a nivel individual. Pero, también puede suceder que una empresa busque a un entrenador para un grupo de empleados con baja motivación.

Tipos de coaching según la metodología utilizada

Además de los contenidos y el número de personas, podemos diferenciar esta práctica teniendo en cuenta su metodología. No todos los coach lo aplican de igual forma, tanto las bases teóricas como las posibles técnicas son variables. Por ende, es aquí cuando la clasificación se vuelve más amplia.

Coaching coercitivo

qué es la coerción en el coach
El coaching coercitivo se distingue por el uso de técnicas y métodos más intensivos con los que supuestamente se alcanzan mejores resultados.

Esta modalidad se caracteriza por el uso de técnicas de “alto impacto” que buscan producir cambios en los participantes. Este tipo de entrenamiento se diferencia por ser intensivo, suele practicarse en grandes grupos y con sesiones de tiempo prolongado. La idea es llevar al sujeto al límite para motivarlo a cambiar sus formas de actuar y pensar.

Coaching con PNL

Como su nombre lo indica, toma prestados conceptos y técnicas derivadas de la Programación Neurolingüística (PNL). Este es un enfoque psicológico que propone la existencia de “programas mentales” compuestos por elementos neurológicos y lingüísticos.

Así, el entrenamiento se enfocaría en desmontar los “programas dañinos” e introducir algunos nuevos que sean positivos. De forma que ayuden al sujeto a conseguir sus objetivos de vida.

Otras entradas que podrían interesarte:

Coaching sistémico

Tiene como base la Teoría General de Sistemas, un campo de estudios interdisciplinario centrado en el estudio de los sistemas.

Este postulado propone que los sistemas se encuentran presentes en diversos ámbitos de la vida. De igual modo, estos tienen principios que pueden ser estudiados para predecir su comportamiento. Un cambio de alguna de sus partes, producirá una reacción que terminará cambiándolo en su totalidad.

En este mismo sentido, el coaching sistémico visualiza al sujeto como parte de un sistema. Por ende, se enfoca en analizar cómo sus acciones producen efectos en este y cómo esos cambios lo afectan a él. De manera que pueda cambiar su proceder para conseguir resultados positivos dentro del sistema que habita.

Coaching con inteligencia emocional

los diferentes tipos de coaching
El coaching con inteligencia emocional toma conceptos de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

Sin duda alguna es una de las formas de coaching más populares del momento. Su enfoque son las emociones propias, el modo en que estas nos afectan a nosotros mismos y a los demás.

El coaching con inteligencia emocional busca desarrollar estrategias que permitan al individuo tener una mejor gestión emocional. De la misma manera, lo entrena de diversas formas para saber responder a los sentimientos de otros y conseguir sus propósitos.

Coaching cuántico

Es uno de los tipos de coaching más recientes. Se le llama así debido a que parte de ciertas premisas de la física cuántica que explicaremos brevemente.

En 1801, Thomas Young realizó un experimento que sirvió para demostrar la dualidad onda-partícula. Para resumir, este trabajo demostró que las moléculas cuánticas pueden actuar como ondas o partículas. A veces se interpreta que el observador tiene cierta influencia en este cambio de conducta.

En relación al coaching cuántico, sus defensores aseguran que también las personas tienen este poder sobre la realidad. Por lo tanto, mediante sus técnicas buscan aumentar el poder del individuo de transformar su mundo según lo desee.

Críticas a los tipos de coaching

Ya vimos que el coaching es una práctica bastante amplia. Entonces pasamos a preguntarnos: ¿qué hay de cierto en estas metodologías? ¿en realidad funcionan?

Por decepcionante que pueda ser para algunas personas, en realidad no hay evidencia que compruebe la eficiencia de estas prácticas. De hecho, desde la comunidad científica el coaching ha sido objeto de muchas críticas.

Por una parte, no es una práctica que esté regulada legalmente y tampoco hay una metodología universal. Esto quiere decir que cada persona puede inventar su propia forma de ser coach.

Por otro lado, el “coaching coercitivo” ha levantado varias alarmas y se le ha señalado como una especie de secta. En los medios se han expuesto testimonios de personas que han vivido experiencias traumáticas en este tipo de “cursos”.

Finalmente, a todo esto, se suma el hecho de que muchas veces los “coach” aplican técnicas provenientes de la psicología sin la debida formación. Lo que fácilmente puede resultar en daños a la integridad psíquica de sus participantes.

Debido a esto, se debe tener cuidado con los diferentes tipos de coaching. Ante cualquier problema emocional y psicológico, la mejor opción siempre será acudir con profesionales verdaderamente calificados, como psicólogos, psiquiatras y psicoterapeutas.

Articulos relacionados