Buenas ideas: 10 maneras de generarlas

El éxito requiere de planes de calidad, aprende a pesar de manera productiva con estos 10 consejos para generar buenas ideas.
Buenas ideas

Ya sea en nuestro espacio de trabajo, o en nuestra vida diaria, a veces nos sentimos bloqueados, sin saber cómo avanzar o cómo solucionar nuestros problemas, en este artículo vamos a explorar 10 maneras de generar buenas ideas y hacerle frente a este bloqueo.

¿Qué son las buenas ideas?

 

Cuando hablamos de buenas ideas nos referimos a todos aquellos planes que incrementan nuestras posibilidades de éxito en la vida, también responden a los estilos de afrontamiento que podamos tener. Este tipo de planes ocurren después de un proceso de pensamiento consciente, en el cual analizamos nuestra situación de una manera objetiva.

10 consejos para tener buenas ideas

 

Ahora veamos una lista con algunos consejos prácticos pero efectivos para procurarnos ideas logicas en nuestra vida cotidiana.

1. Olvídate de las buenas ideas

Aunque suene raro, la presión de generar una idea que sea “buena”, o de encontrar la mejor solución no puede inhibir de formular cualquier idea. Lo bueno y lo malo es subjetivo, una vez que comiences el proceso creativo las ideas vendrán y ya después tendrás tiempo de revisarlas y decidir si son efectivas o no.

Compañías gigantes de hoy como Disney o KFC, Dreamworks y muchas otras tuvieron altibajos, ideas poco exitosas, películas que generaron pérdidas, algunas fueron el tercer o décimo intento del creador para tener éxito, los errores y las ideas poco exitosas siempre van a existir, no dejes que el miedo a tener una mala idea te prevenga de tener una buena.

2. Escribe tus ideas

Mientras estás en el bus, metro o tren, cuando vas caminando, incluso mientras trabajas puedes tener flashes de ideas muy buenas, a veces de manera casi inconsciente desarrollamos planes complejos que, cuando queremos recordarlos, ya hemos olvidado partes de las mismas.

Haz el hábito de escribir tus ideas ya sea en papel o en tu teléfono mientras las vas teniendo, incluso aunque sea anotando palabras claves para después desarrollarlas con calma, esto te va a permitir aprovechar los momentos más activos de tu imaginación, y hacer que ´éstos se conviertan en grandes ideas.

3. La creatividad se entrena

A pesar de que creemos o hemos escuchado que la creatividad es solamente para los artistas y los niños, lo cierto es que todos tenemos la capacidad de crear e inventar cosas nuevas, sin embargo, como cualquier habilidad, debemos entrenarla.

Tanto para ser creativo como para tener buenos planes, dos cosas que están íntimamente relacionadas, podemos usar algunas herramientas que nos facilitarán el proceso y nos ayudarán a concretar nuestras ideas. El resto de las 10 maneras de generar buenos planes serán algunas de estas herramientas.

4. Lluvia de ideas o brainstorming

La lluvia de ideas, también llamada brainstorming por su término en inglés, es una herramienta que podemos usar tanto individual como de manera grupal, aunque en general se usa para grupos de trabajo. Para hacerlo debemos tener un tema específico a desarrollar y lo que importará será la cantidad y no la calidad.

No importa que tan absurdas sean las primeras ideas que tengamos, la idea es seguir produciendo, ya que una vez que comencemos las ideas fluirán. Hacer preguntas mientras estamos en medio del proceso ayuda a prevenir los bloqueos.

5. Organiza tu mente e ideas

Una manera de trabajar las ideas y la creatividad, aunque suene a lo contrario, es organizar nuestro contenido mental. Por ejemplo, después de haber hecho una lluvia de ideas, es bueno desglosar las ideas para saber cuales son eficaces y cuáles no, para hacer esto nos podemos apoyar en organigramas o mapas mentales.

Los mapas mentales son ideales para visualizar de manera ordenada ideas muy generales, ya que sigue un patrón no restrictivo, es decir, podemos hacer tantas ramificaciones como consideremos necesarias, y serás tú quien decidirá los aspectos a desarrollar de dicha idea.

Para hacer un mapa mental coloca la idea en medio de una hoja y comienza a hacer ramificaciones con las partes de dicha idea, por ejemplo si tu idea es sobre un emprendimiento ¿Qué necesitas para llevarlo a cabo, cuál es el presupuesto, cómo se haría? Al final tendrás una imagen general con todas las consideraciones de tu idea.

6. Método SCAMPER para mejorar las ideas

Una vez que ya tenemos una idea también puede ser el caso de que queremos mejorarla, puede ser que tu idea funcione pero tenga debilidades, en esos casos podemos usar una herramienta llamada método SCAMPER con el cual, mediante preguntas específicas, logramos mejorar nuestra idea. La guía para estas preguntas, de acuerdo a las iniciales del método, son:

  • Sustituir, ¿Hay algo que podamos sustituir de nuestra idea?
  • Combinar, ¿Podemos unir una parte de nuestra idea con otra?
  • Adaptar, ¿Qué partes de nuestra idea podemos adaptar para llegar a otro público, u otro servicio?
  • Modificar, ¿Qué necesitamos modificar para alcanzar la meta propuesta?
  • Poner otros usos, ¿Para que otra cosa podemos usar nuestro producto o idea, tiene algún potencial que hemos pasado por alto?
  • Eliminar, ¿Hay algo que le sobre y que podamos quitar para simplificarlo, reducir costos o mejorar su uso
  • Reordenar, ¿La estructura de nuestra idea es la más idónea y funcional? ¿Podemos cambiar algo de ésta para mejorarla?

7. Memoria futura

Una manera de determinar si una idea es eficaz o “buena” es su viabilidad a futuro, es decir, ¿Es realmente posible llevarla a cabo? La memoria futura es una técnica que te permite imaginar esta idea o proyecto como si ya hubiese sido llevada a cabo.

Piensa en tu idea una vez realizada, ¿Funciona? Cuando hacemos visualizaciones de cómo se vería el futuro podemos ver si nuestra idea realmente cumple su proposito, tambien nos permite darle objetividad a la misma, pensar en los problemas que puedan surgir y la manera de aproximarnos a resolver dichos problemas.

Tal vez te podría interesar: “Problemas para concentrarse: Cómo solucionarlos”

8. Pros y contras

Aunque es bastante básico, una lista de pros y contras, así como una de posibilidades e imposibilidades, es una manera efectiva de diferenciar las ideas que pueden ser buenas y viables de las que no.

Para hacerlo toma una hoja o crea un documento dividido en dos o cuatro, similar a una matriz FODA, y comienza a escribir todo lo que se te pueda ocurrir sobre la idea o proyecto, ayudándote con las técnicas anteriores puedes tener un panorama amplio con el cual descartar ideas o partes de ideas que, cuando han sido comparadas, resultan ser poco funcionales.

9. Juega con las perspectivas

En psicología existe una técnica llamada “los seis sombrero” en la cual cada persona va a representar un sombrero de un color y a cada color se le asigna una característica, por ejemplo el blanco se centrará en los datos reales, el negro en los aspectos negativos, y así cada persona deberá dar aportes desde la perspectiva asignada.

Aunque esta es una técnica a nivel grupal, de manera individual también es importante dejar reposar las ideas y después verlas con distintas perspectivas, como si se las presentásemos a distintas personas, al cliente, al inversor, al experto, y así seremos capaces de ver errores o posibilidades que antes habíamos pasado por alto.

10. Deja que tus ideas reposen

Generar ideas puede ser un proceso creativo que dura días, tener una idea, desarrollarla y lograr ver todos los aspectos de la misma puede resultar agotador, además de que si intentamos hacerlo todo de golpe podemos pasar muchas cosas por alto.

Piensa en esto como un proceso, utiliza las 10 maneras de generar ideas lógicas que te hemos dado para trabajar los distintos momentos dentro del proceso, genera cantidad con la lluvia de ideas, selecciona las ideas con una lista de pros y contras, así como con la memoria futura y utiliza el método SCAMPER para pulir tus ideas y proyectos.

Referencias

  • Elisondo, R. C. (2015). La creatividad como perspectiva educativa. Cinco ideas para pensar los contextos creativos de enseñanza y aprendizaje. Actualidades investigativas en educación, 15(3), 566-588.
  • Mariana Resa Romo. (2020) Qué son los mapas mentales: 20 ejemplos y cómo hacerlos. Canva.
  • Yeung, A., Ulrich, D. O., Nason, S. W., & Von Glinow, M. A. (1999). Las capacidades de aprendizaje en la organización: cómo aprender a generar y difundir ideas con impacto. AK Yeung…[et al.]; tr. por Pilar Mascaró Sacristán.