Psicología Criminal y Forense

La psicología criminal se basa en el proceso de estudiar las posibles motivaciones de los criminales, además de analizar su entorno en busca de los factores que pudieron llevarlos a cometer delitos. Entre tanto, la psicología forense se encarga de los procesos legales que rodean al delito desde una óptica psicológica.